-partnership

Alianzas Estratégicas

En el BID, creemos que juntos podemos ir más lejos.

Por esta razón, la Oficina de Alianzas Estratégicas (ORP), a través de sus equipos en MadridTokio y Washington DC, trabaja a escala mundial para crear y fortalecer alianzas que mejoren vidas en América Latina y el Caribe (ALC). Por su apalancamiento de experiencia, recursos y presencia regional, así como de las contribuciones financieras y no financieras de los socios, las alianzas en el BID han demostrado a lo largo del tiempo ser un medio confiable y eficaz para el desarrollo.

Crear y mantener alianzas estratégicas que causan un impacto significativo requiere de muchos elementos. Por lo tanto, ORP trabaja diligentemente para:§ Identificar estratégicamente alianzas que conducen al desarrollo,

  • Mantenerse informado sobre tendencias emergentes del pensamiento y política de desarrollo,
  • Promover el uso eficaz y eficiente de donaciones y recursos de cofinanciamiento,
  • Informar a los donantes de los resultados,
  • Asegurar el cumplimiento de las obligaciones fiduciarias, y
  • Llevar a cabo sistemáticamente actividades de monitoreo y evaluación.

El equipo de ORP involucra socios de todos los sectores y regiones, logrando alcanzar así entidades del sector público y privado, organizaciones no gubernamentales y la academia.

  • Sector público: El BID se asocia con los países miembros no prestatarios del Banco para proporcionar actividades de cooperación técnica, préstamos, donaciones y transferencia del conocimiento a la región.
  • Sector privado: El BID se asocia con empresas que buscan un crecimiento socialmente responsable y que aplican las prácticas del sector privado para generar bien público.
  • Organizaciones no gubernamentales: El BID se asocia con fundaciones, ONGs, organizaciones de la sociedad civil e individuos para encontrar soluciones comunes basadas en resultados para cuestiones de desarrollo.
  • Universidades: Los socios del BID se asocian con instituciones académicas de la región y de todo el mundo, para aprovechar el talento de sus estudiantes y cuerpo docente y traer su propio conocimiento experto a la mesa para proyectos conjuntos.
¿Por qué aliarse con nosotros?
Miniatura

Las alianzas son esenciales para nuestro trabajo en el BID, ya que creemos que la manera más segura de causar un impacto significativo en la región es mediante la unión de fuerzas, complementación de recursos y el intercambio de conocimiento y experiencia.

Esto es lo que traemos a la mesa:

  • A través de nuestro poder de convocatoria, relaciones estrechas con los gobiernos, conocimiento especializado y amplia red en 26 países de la ALC, proporcionamos mayor eficacia e impacto a nuestras colaboraciones.
  • A través de nuestros lazos en toda la región, conectamos diversas y valiosas partes interesadas.
  • A través de nuestro conocimiento experto y apoyo financiero, ayudamos a implementar programas escalables que obtienen resultados.

Esto es lo que traen nuestros socios a la mesa:

  • A través del intercambio de conocimientos e información, nuestros socios aportan innovación y conocimientos técnicos para mejorar proyectos.
  • A través de las personas, diversas organizaciones proporcionan y financian expertos para que la región pueda aprovechar sus habilidades y experiencia
  • A través de recursos financieros, nuestros socios ayudan a financiar soluciones a los desafíos de desarrollo de la región.

Estos son ejemplos de lo que podemos lograr en conjunto:

  • Podemos inspirar la innovación.
    • El Concurso de Energía IDEAS 2013 reunió a GDF Suez, el Fondo Nórdico de Desarrollo y el Gobierno de Corea del Sur para premiar las soluciones innovadoras a los desafíos energéticos de la región.
  • Podemos conectar comunidades.
    • El Gobierno de Corea del Sur, la GSMA, la UIT, la Internet Society, la OCDE, Cisco, Alcatel-Lucent, y un conjunto de socios potenciales están ayudando al BID a conectar comunidades a través del mayor acceso a la banda ancha.
  • Podemos energizar el futuro mientras protegemos el medio ambiente.
    • Con la ayuda del BID y de la Asociación Brasileña de Empresas Aéreas (Abear), la Asociación Brasileña de Biodiesel y Bioqueroseno (Ubrabio), GE y Boeing, la aerolínea GOL voló el primer avión alimentado con biocombustible en la historia de Brasil.
  • Podemos disparar el cambio social para mejor.
    • A través del deporte para proyectos de desarrollo, el BID y 36 socios han trabajado por la inclusión social de la juventud, enseñándole valores a través del juego que serán esenciales en su vida.
  • Podemos promover la transparencia y apoyar instituciones.
    • A través del Fondo Fiduciario de Transparencia del Banco, Canadá, MasterCard y Noruega han ayudado a fortalecer la capacidad institucional de los países miembros prestatarios y apoyar en la rendición de cuentas en toda la región.
  • Podemos dar forma a los pilares de la sociedad.
    • Corporación Andina de Fomento, el Banco Europeo de Inversiones y el Banco Mundial están mejorando el sistema de transporte metropolitano de Quito a través de recursos de cofinanciamiento.
  • Podemos apoyar la igualdad.
    • Para mejorar y acelerar la expansión de su programa Coletivo, el cual ofrece capacitación y apoyo a mujeres y jóvenes emprendedores de bajos ingresos, Coca-Cola Company ha unido fuerzas con el Fondo Multilateral de Inversiones.
  • Podemos invertir y causar impacto.
    • Con socios como Global Impact Investing Network, el BID está trabajando para crear un ecosistema para inversiones de impacto que generan retornos sociales y financieros para todas las personas.
  • Podemos construir un mercado laboral más inclusivo.
    • SABMiller está ayudando al BID a revolucionar el ambiente laboral en la ALC, ayudando a pequeños comerciantes o tenderos a escapar de la pobreza a través del acceso a microcréditos formales y con baja tasa de interés, capacitación profesional y apoyo.
¿Cómo aliarse con nosotros?
Miniatura

Al trabajar con nosotros, las contribuciones de nuestros socios ayudan a mejorar vidas, elevar los estándares y acelerar el recorrido de ALC hacia un futuro más brillante. Para lograr esto de manera sostenible e innovadora, el BID no busca contactos aislados y a corto plazo, sino compromisos a largo plazo a fin de colaborar, compartir recursos, riesgos, resultados y conocimiento para el bien de la región.

La generación de soluciones innovadoras y de conocimiento, el apalancamiento de recursos financieros y la visibilidad de los resultados son a menudo los frutos de una alianza. ¿Pero cómo se alcanzan? En el BID vemos las alianzas como un proceso que consiste de cuatro etapas:

  1. Identificación y divulgación: Para preparar el terreno para la alianza, se debe identificar a los socios potenciales, recopilar información sobre ellos y establecer contacto.
  2. Planificación: Una vez hecho el contacto, es necesario asegurar el compromiso de asociación. Esto a menudo implica negociar, definir un plan de acción y formalizar por medio de un memorándum de entendimiento o carta de intención que describe la colaboración futura.
  3. Implementación: Para implementar una alianza de manera eficaz y obtener resultados, las partes deben identificar la mejor forma de alianza, esforzarse para cumplir con los resultados, mantener comunicación y medir el desempeño.
  4. Revisión y sostenibilidad: El BID busca relaciones a largo plazo con sus socios, lo cual hace de este paso uno de los más importantes. A través de la evaluación y el monitoreo eficaz de la alianza, el desarrollo de la sostenibilidad en su estructura y la identificación de oportunidades para la colaboración continua, una alianza se posiciona para la longevidad y el éxito constante.
Nuestro trabajo
Miniatura

En 2013, el BID y sus socios trabajaron diligentemente para promover el desarrollo y reducir la pobreza en América Latina y el Caribe.

Estos son algunos logros:

  • El BID movilizó US$ 3,100 millones mediante 148 transacciones que involucraban a 104 socios, compuestos por 55 entidades del sector privado y 49 organizaciones del sector público.
  • Se movilizaron US$ 431 millones para el financiamiento de donaciones y US$ 2,700 millones para acuerdos de cofinanciamiento.
  • Se firmó un total de 40 acuerdos institucionales nuevos, y actualmente el BID está desarrollando una cartera de oportunidades con más de 140 organizaciones del sector público y privado.

Estas son algunas historias que nos entusiasman mucho:

  • El gobierno de China creó un Fondo de Cofinanciamiento de US$ 2 mil millones para complementar proyectos del BID en ALC, de los cuales ya se han aprobado US$ 196,2 para ocho proyectos iniciales.
  • Se aseguraron US$ 28 millones en donaciones para la reforma educativa en Haití de CARE, el Banco de Desarrollo del Caribe, Finn Church Aid, el Fondo de Reconstrucción de Haití, el Ministerio de Asuntos Exteriores de Finlandia yWorld Central Kitchen.
  • El Centro de Innovación Energética recibió tres expertos de Abengoa, ENEL GreenPowerel Organismo Japonés de Cooperación Internacional, Korea Gas Corporation, el Ministerio de Comercio, Industria y Energía de Korea,Scottish Development International Vestas –un ejemplo de asociación a través de personas y de cómo llevar conocimiento experto de calidad a la región.
  • El Fondo Nórdico de Desarrollo realizó una donación de US$ 13,5 millones para proyectos del cambio climático, incluyendo fondos de asistencia técnica para la eficiencia energética y de garantía y el Concurso de Innovación Energética IDEAS.
  • La Comisión Europea aportó US$ 81 millones en donaciones para proyectos de infraestructura, seguridad ciudadana, cambio climático, energía renovable, entre otros.
  • La Fundación PepsiCo se asoció con Austria y Suiza, convirtiéndose en el primer socio del sector privado de AquaFund, y aportó US$ 5 millones para facilitar el acceso al agua y saneamiento en la región.
  • Para apoyar los esfuerzos de reconstrucción de Haití, una contribución de $3,5 millones de The Coca-Cola Company, así como su producción de jugo y experiencia en desarrollo del mercado, impulsaron los ingresos y producción de cultivos de 25 000 agricultores de mango en Haití.
  • La Caja de Ahorros y Pensiones de Barcelona (la Caixa) se convirtió en el primer socio del sector privado en apoyar al Programa de Empresariado Social del BID, con la contribución de fondos no reembolsables dirigidos a proyectos de negocio y financiamiento rural.
  • La fundación Bill & Melinda Gates, el Instituto Carlos Slim de la Salud (ICSS), el Gobierno de España y el BID trabajan para reducir las brechas de equidad sanitaria qua afectan a las personas que se encuentran en extrema probreza en Mesoamérica a través de la Iniciativa Salud Mesoamérica 2015 de US$ 142 millones.
  • Una alianza de Deportes para el Desarrollo en Bolivia acercó entidades tales como Baisa, Save the Children y Trilogy International para utilizar el amor por el deporte como una herramienta para el desarrollo de los jóvenes y la inclusión de género, y le proporcionó a una comunidad en Bolivia un centro deportivo, transporte seguro, agua y saneamiento básicos y electricidad.
  • Microsoft, el primer socio del sector privado del Banco, unió fuerzas con el BID para ayudar a Haití a utilizar una plataforma de tecnología de última generación para aumentar la eficiencia en el uso de recursos de reconstrucción.
  • El BID y Food for the Poor aunaron fuerzas en 2012 para dar refugio a 400 familias desplazadas por el terremoto de 2010 en Haití. Su colaboración llevó a la construcción de 400 viviendas en la comunidad de Les Orangers, cuya inauguración marcó un hito en la reconstrucción de Haití.
  • El BID, la Fundación FEMSA, el Fondo para la Tierra del Fondo para el Medio Ambiente Mundial y Nature Conservancy lanzaron un proyecto de US$ 27 millones para crear fondos de agua en cinco países de la ALC. Estos fondos son parte de la Plataforma Regional para la Gestión de los Recursos Hídricos, y financiarán la protección de cuencas clave y el otorgamiento de pagos a largo plazo para servicios ambientales.
  • Desde su creación en 2009, el Fondo Fiduciario para la Iniciativa de Energía Sostenible y Cambio Climático (SECCI por sus siglas inglés) ha reunido donantes del sector público incluyendo AustriaFinlandiaAlemania, Italia, JapónEspaña y el Reino Unido.