News banner image

Noticias

Pueblos indígenas: Nueva política del BID en 2006 y proyectos que promueven desarrollo e identidad

El Banco Interamericano de Desarrollo aprobó el pasado año tres préstamos dirigidos  específicamente a apoyar a las poblaciones indígenas de sus países prestatarios. El Banco aprobó también una política sobre asuntos indígenas que guiará el trabajo del Banco en todas sus operaciones y actividades. 

Una de estas operaciones es un préstamo de 45,2 millones de dólares que ayudará a financiar la segunda fase del programa de Desarrollo Integral de los Pueblos Indígenas de Chile para las comunidades rurales mapuche, atacameña y aymara. Un segundo préstamo financiará un innovador programa de desarrollo empresarial en comunidades rurales indígenas de Guatemala. También en Guatemala, el tercer programa financiará un programa de inversión social que beneficiará directamente a las comunidades indígenas. La inversión total del BID en los tres préstamos es de 125 millones de dólares, más 60 millones de dólares adicionales en fondos de apalancamiento.

Diversas operaciones financiadas con donaciones apoyarán el acceso de los pueblos indígenas a salud y educación, a actividades de producción y desarrollo de mercados, y a procesos de consulta. El BID inició asimismo la preparación de una serie de Notas Técnicas sobre Asuntos Indígenas como parte de su proceso de estrategia y programación de país. Estas notas están listas o en proceso de elaboración para Bolivia, Guatemala, Guayana, Nicaragua y Surinam.

El programa de cooperaciones técnicas del Banco apoyó igualmente estudios en las áreas de residencia de poblaciones indígenas aisladas, un mapeo de las poblaciones indígenas en las áreas de impacto de proyectos de la Iniciativa para la Integración de la Infraestructura Regional Suramericana (IIRSA),  articulación de economías indígenas y de mercado, buenas prácticas y un inventario de empresas indígenas con potencial de recibir apoyo del BID, entre otras iniciativas.

Estos préstamos, además de los componentes relativos a pueblos indígenas en otros 19 préstamos y 37 proyectos de cooperación técnica, representan un importante aumento, respecto al año pasado, en las inversiones del BID para proyectos de apoyo al desarrollo indígena.

Según Anne Deruyttere, Jefa de la Unidad de Pueblos Indígenas del BID, el creciente apoyo del Banco en esta área, en número y en montos, refleja una mayor sensibilidad y demanda de parte de los gobiernos y de los grupos indígenas. Podría también ser un reflejo del impacto de los extensos debates que condujeron a las nuevas políticas y estrategias del BID.

La Política Operativa sobre Pueblos Indígenas y una Estrategia para Desarrollo Indígena fueron aprobadas en febrero de 2006 por el Directorio Ejecutivo del Banco. La aprobación culminó un proceso consultivo de dos años con entidades gubernamentales, representantes de organizaciones indígenas y otras partes interesadas. La política entró en vigor en agosto del año pasado. 

La estrategia ofrece fórmulas para fortalecer los territorios indígenas y medidas para impulsar la equidad de acceso a los mercados laborales y a servicios sociales. Apunta también a las oportunidades de movilización del potencial de las poblaciones indígenas para su desarrollo económico y social, en base a sus importantes recursos naturales, capital social, legado cultural y acceso de mercados específicos en que gozan de ventajas comparativas. La estrategia enfatiza que el desarrollo de los pueblos indígenas –o desarrollo con identidad- debe respetar y fortalecer  la identidad cultural de cada comunidad y cada agrupación.

Como apoyo a la implementación de la estrategia y de la política, el Banco aprobó también una serie de pautas para uso del personal del Banco y de sus prestatarios.