News banner image

Noticias

JICA y el BID financiarán proyectos de energía e Infraestructura, ampliando su acuerdo de cofinanciamiento a US$3.000 millones

Programa Regional triplicará la actual meta y extenderá su alcance a través de las Américas

NASSAU, Bahamas - Mediante un nuevo acuerdo con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la Agencia de Cooperación Internacional de Japón (JICA, por sus siglas en inglés) invertirá un total de US$3.000 millones en América Latina y el Caribe para apoyar proyectos de energías renovables, de eficiencia energética y de infraestructura de calidad relacionados con el ahorro energético.

El nuevo acuerdo BID-JICA es una ampliación del programa conocido como Cofinanciamiento para Energía Renovable y Eficiencia Energética (CORE), creado en 2012 para impulsar las inversiones energéticas destinadas a mitigar el impacto del cambio climático en América Central y el Caribe.

Este nuevo convenio aumentará el monto previsto de la ventanilla de préstamos con categoría altamente concesional de la JICA de US$1.000 millones a US$3.000 millones y extenderá el término del programa hasta abril de 2021. Esto también ampliará el alcance geográfico de CORE, permitiendo a los socios financiar proyectos en todos los países prestatarios de ingreso medio y bajo que son miembros del BID y también en las economías más vulnerables del Caribe que antes no eran cubiertas por el programa.

Un aspecto innovador de este acuerdo es la creación por parte del gobierno japonés de la Iniciativa de Infraestructura de Calidad de Japón, el primer mecanismo integrado de donaciones del BID para un arreglo de cofinanciamiento. Asimismo, su priorización de la infraestructura da mayor impulso al objetivo del gobierno japonés de promover la infraestructura de calidad en América Latina y el Caribe como forma de mejorar la eficiencia energética, la seguridad y la sostenibilidad.

El acuerdo fue suscrito por el Presidente del BID, Luis Alberto Moreno, y por el Vicepresidente de JICA, Hidetoshi Irigaki, durante la Reunión Anual 2016 del BID en Nassau, Bahamas. La ceremonia de firma contó con la presencia de Manabu Sakai, Ministro de Estado de Finanzas de Japón.

“Japón ha sido un socio vital, ya que nos hemos esforzado por poner la sostenibilidad en el centro de nuestras operaciones”, dijo el presidente del BID, Luis Alberto Moreno. “América Latina y el Caribe tienen enormes necesidades de energía e infraestructura, y creemos que este programa contribuirá a que las inversiones en esas áreas tengan un impacto aún más positivo”, añadió.

“Creemos que el programa ampliado puede servir de vehículo para acelerar el establecimiento de infraestructura de calidad en América Latina y el Caribe, generando impactos positivos de largo plazo en las áreas económica, ambiental y social”, dijo por su parte Manabu Sakai, el Ministro de Estado de Finanzas de Japón. “Su expansión no sólo hará crecer su alcance geográfico, sino que también dará impulso a los esfuerzos regionales por consolidar la importancia del sector. Japón tiene gran interés en continuar con la transferencia de su tecnología y experiencia a la región como forma de impulsar el desarrollo sostenible”, agregó.

El Vicepresidente de la JICA, Hidetoshi Irigaki, sostuvo: “Con la segunda expansión del programa CORE, JICA se complace en anunciar que se ha convertido en el principal socio de cofinanciamiento del BID. JICA continuará trabajando junto al Banco sobre los desafíos de América Latina y el Caribe, principalmente en las áreas de energías renovables y eficiencia energética, ahora bajo la iniciativa del gobierno japonés por promover la infraestructura de calidad a nivel mundial”.

Fundado en 2012 con una meta inicial de US$300 millones aumentada a US$1.000 millones en 2014, el mecanismo CORE ha demostrado ser un enfoque eficiente para la promoción de energías renovables y eficiencia energética en América Central y el Caribe. A la fecha, el programa ha canalizado aproximadamente US$800 millones de la JICA en términos altamente preferenciales, apalancados por préstamos de BID, hacia ALC. Los primeros créditos de cofinanciación bajo el programa CORE han sido aprobados por los socios para fundar programas de energías renovables y eficiencia energética en Nicaragua y Honduras, así como esfuerzos por desarrollar la energía geotérmica en Costa Rica. Los programas de cofinanciación para el Carib e Orientalpara el desarrollo de energía geotérmica se encuentran en una etapa avanzada de preparación.

Esta financiación logrará que ALC avance en sus esfuerzos por cumplir con los objetivos fijados en la COP21 y en la iniciativa Energía Sostenible para Todos (SE4ALL) de las Naciones Unidas,que apunta a duplicar la eficiencia energética y uso de energías renovables en la región para 2030.

Siendo el primer país asiático en unirse al Banco Interamericano de Desarrollo como miembro, en 1976, Japón ha contribuido más de US$5.000 millones a los recursos financieros del Banco, recientemente añadiendo US$3.500 millones para la ampliación del capital del BID.

Sobre el BID

Establecido en 1959, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) es la principal fuente de financiamiento para el desarrollo económico, social e institucional en América Latina y el Caribe. El Banco también realiza investigaciones de avanzada y aporta asesoramiento sobre políticas, asistencia técnica y capacitación a clientes de los sectores público y privado en toda la región.

Sobre JICA

La Agencia de Cooperación Internacional de Japón (JICA), una agencia administrativa incorporada establecida en 2003, se propone contribuir a promocionar la cooperación internacional y al mismo tiempo el sólido desarrollo de la economía de Japón y del mundo mediante su apoyo al desarrollo socioeconómico y a la recuperación o estabilidad económica de las regiones en desarrollo mediante el aporte de asistencia bilateral en forma de Cooperación Técnica, Préstamos de la Asistencia Oficial para el Desarrollo de Japón, y Asistencias No Reembolsables.