News banner image

Noticias

Con ayuda del BID, Trinidad y Tobago reducirá la mortalidad causada por enfermedades crónicas no transmisibles

Un préstamo de US$110 millones también permitirá combatir la obesidad y el sobrepeso a 260.000 niños y adolescentes 

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) aprobó un préstamo de US$110 millones para ayudar a Trinidad y Tobago a prevenir y controlar los factores de riesgo de enfermedades crónicas de los adultos y de los alumnos de escuelas primarias y secundarias. El programa reforzará la provisión de servicios de cuidado primario integral; implementará programas y políticas para impulsar cambios actitudinales; mejorará las prácticas de manejo de la información sobre la salud; y asegurará la presencia de adecuados recursos humanos en el área de salud

El proyecto contribuirá a reducir en un 10 por ciento la tasa de mortalidad causada por las enfermedades comunes crónicas no transmisibles tales como las dolencias cardíacas, la hipertensión, los episodios cerebrovasculares, la diabetes, el cáncer y las enfermedades crónicas del aparato respiratorio, que responden por el 60 por ciento del total de muertes en Trinidad y Tobago. En su conjunto, las enfermedades crónicas son las causantes del 78 por ciento de todas las muertes en el país. 

El programa también reducirá en un cinco por ciento la prevalencia del sobrepeso y la obesidad en los alumnos de escuelas primarias y secundarias. Un estudio realizado en 2009-2010 reveló que el 23 por ciento de los alumnos de escuelas primarias y el 25 por ciento de los de colegios secundarios de Trinidad y Tobago sufrían sobrepeso u obesidad. Esta cifra representa un aumento de alrededor del 300 por ciento respecto de la cantidad de niños en los que se detectó sobrepeso u obesidad en 2001. 

Un programa de prevención escolar para niños y adolescentes denominado “Escuelas Saludables TT” utilizará una combinación de actividad física e iniciativas de nutrición, junto a apoyo familiar, para llevar a los niños a consumir alimentos más sanos y mantenerse más activos. Una vez concluida la etapa piloto, la iniciativa “Escuelas Saludables TT” se implementará a nivel nacional, con lo que alcanzará a unos 260.000 niños y adolescentes de escuelas pre-primarias, primarias y secundarias. El programa también financiará gimnasios “verdes” al aire libre, materiales de educación para la salud, y la labor de equipos de investigación. 

Esta iniciativa también se propone diseñar e implementar un Sistema de Manejo Electrónico de Información sobre la Salud (e-HIMS, por sus siglas en inglés) de alcance nacional con el fin de generar datos de calidad en “tiempo real” que permitan la toma de decisiones sobre cuestiones clínicas, el manejo de pacientes y continuidad de la prestación, y la asignación de recursos. El módulo central del e-HIMS será un registro de salud electrónico estandarizado que se conectará con la Autoridad Regional de Salud y con el Ministerio de Salud en una red única. 

Asimismo, Trinidad y Tobago sufre la carencia de médicos y enfermeras dedicados a la atención primaria. Una reciente evaluación mostró que existía una tasa de 55 por ciento de vacantes médicas y de 34 por ciento de vacantes en enfermería. Para hacer frente a ese problema, el proyecto del BID implementará una estrategia de reclutamiento y retención que asegure un nivel adecuado de recursos humanos en dichas áreas. 

El préstamo de US$110 millones del BID es a 25 años de plazo, con un período de gracia de 5,5 años y con una tasa de interés basada en LIBOR. El organismo ejecutor será el Ministerio de Salud de Trinidad y Tobago.

Contactos de prensa