Noticias

El Salvador impulsará el turismo costero con ayuda del BID

Un préstamo de US$25 millones para inversiones en infraestructura, gestión ambiental y emprendimientos locales

El Ministerio de Turismo de El Salvador recibirá un préstamo de US$25 millones del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para financiar el desarrollo de atracciones turísticas costeras en los departamentos de La Libertad y Usulután.

El turismo es un sector incipiente pero dinámico en El Salvador, con un crecimiento de 30 por ciento en el número de hoteles y restaurantes en los últimos siete años, así como en el número de visitas de turistas internacionales, que alcanzó 1,25 millones en 2012. El turismo doméstico supone más de 4 millones de viajes al año.

Sin embargo, la mayoría de las playas y demás atracciones costeras salvadoreñas carecen de la infraestructura necesaria para incrementar el número de visitantes que pernoctan o para asegurar un adecuado tratamiento de aguas residuales generadas por dichas actividades. En su plan nacional de desarrollo, el turismo es una prioridad para mejorar las oportunidades de empleo.

Junto con otros proyectos llevados a cabo como parte de una estrategia más amplia de desarrollo de la costa, el proyecto financiado por el BID ayudará a El Salvador a aumentar los ingresos provenientes del turismo e impulsar el empleo en La Libertad, conocida como destino para surfistas, y Usulután, donde se encuentran los manglares más grandes de Centroamérica.

El proyecto financiará varias obras de infraestructura tales como senderos para peatones, malecones, muelles, embarcaderos, mercados artesanales, miradores paisajísticos, centros de visitantes y puntos de observación de fauna. La meta es que dichas instalaciones públicas posibiliten futuras inversiones privadas en alojamiento y otros servicios turísticos que atraigan a más visitantes para estadías más largas.

Asimismo, el proyecto apoyará a micro, pequeñas y medianas empresas locales para que mejoren sus servicios para turistas. Otro objetivo será fortalecer a las instituciones responsables del turismo y la gestión ambiental en las regiones costeras.

El proyecto también financiará mejoras en el tratamiento de aguas residuales en los principales centros turísticos, incluyendo Alegría, El Tunco, Jiquilisco y Puerto El Triunfo. Además se elaborarán planes de ordenamiento territorial y otros estudios ambientales para la Costa del Bálsamo y la Bahía de Jiquilisco.

El préstamo del BID tendrá un plazo de amortización de 25 años, un período de gracia de 5,5 años y una tasa de interés basada en LIBOR.