News banner image

Noticias

BID apoyará el mejoramiento de datos sobre crimen en la región del Caribe

Seis países del Caribe realizarán encuestas sobre victimización en un esfuerzo por mejorar el alcance y la profundidad de sus estadísticas sobre crimen, con el fin de obtener mejor información para implementar políticas basadas en evidencia para combatir la violencia.

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) anunció hoy que hará una donación de US$1.1 millones para reforzar la capacidad de Barbados, Jamaica, las Bahamas, Trinidad y Tobago, Guyana y Suriname de recopilar y de procesar datos relativos al crimen.

El programa también determinará dónde se encuentran las lagunas de datos y, de ser necesario, realizará encuestas adicionales para llenar dichas lagunas.

El anuncio se produjo cuando altos funcionarios de los ministerios de seguridad, además de representantes de otras agencias gubernamentales responsables de contribuir a la reducción del crimen y la violencia, se reunieron en un seminario de dos días en Washington para discutir la utilización de datos para diseñar, implementar y evaluar políticas públicas de prevención del crimen.

La violencia se ha convertido en un obstáculo fundamental para el desarrollo humano y económico en América Latina y el Caribe, y los ciudadanos la mencionan en las encuestas como una de las principales preocupaciones que afectan su bienestar, superando temas como el desempleo y la salud.

En años recientes, el BID ha proporcionado más de US$90 millones para apoyar programas de seguridad ciudadana en la región del Caribe. Sin embargo, los países todavía carecen de la información de calidad necesaria para diseñar políticas cuya eficacia se pueda medir de forma adecuada.

“La disponibilidad de datos de encuestas y de información que se armoniza entre los países es limitada y difícil de obtener”, dijo Nathalie Alvarado, quien coordina los programas de seguridad ciudadana del BID. "Las encuestas sobre victimización y la información de los hospitales, por ejemplo, pueden complementar los conjuntos de datos tradicionales de la policía. Esto nos dará una idea mucho más acertada de las causas de la violencia y de su impacto, incluyendo la violencia intrafamiliar.”

La iniciativa proporcionará datos que permitirán a los responsables de formular políticas tomen en cuenta género y edad en sus programas para prevenir la violencia.

“Mientras el crimen es un gran desafío para la región del Caribe en general, este ha afectado de forma desproporcionada a las mujeres y a los jóvenes y, por lo tanto, estos serán un enfoque central de este proyecto,” dijo Gerard Johnson, el gerente del Departamento del Caribe del BID. Johnson señaló que muchas mujeres y jóvenes se resisten a denunciar abusos, dificultando la tarea de los responsables de formular políticas de aprobar programas efectivos con base en información fidedigna.

Asimismo, el programa proporcionará financiamiento de modo que dos países del Caribe puedan unirse al Sistema Regional de Indicadores Estandarizados de Convivencia y Seguridad Ciudadana del BID, que apunta a armonizar la información sobre violencia entre 18 países y ciudades de América Latina.

Para el BID, la seguridad ciudadana es una prioridad de desarrollo en América Latina y el Caribe. El BID ha proporcionado más de US$500 millones a América Latina y el Caribe en programas que tienen en cuenta la variedad, complejidad y variabilidad de la inseguridad que afecta las regiones, países y ciudades, centrándose en la prevención y el fortalecimiento institucional.

A través de su Departamento del Caribe, el BID proporcionó más de US$2.000 millones en préstamos y asistencia técnica durante el año 2012 para apoyar los esfuerzos de la región de promover la energía sostenible, infraestructura, gobernabilidad, reforma fiscal y reformas sociales del sector en áreas tales como la educación, salud, y vivienda.