News banner image

Noticias

Honduras expande la cobertura y calidad de servicios de salud

Préstamo del BID por US$50 millones beneficiará a los municipios más pobres del país

Honduras utilizará un préstamo de US$50 millones del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para mejorar el acceso y calidad de servicios para redes de salud, particularmente en áreas rurales, permitiendo la expansión de cobertura a 1.136.000 beneficiarios en 2015.

El país ha logrado importantes avances en la mejora del estado de salud de su población en los últimos 20 años, aumentando la esperanza de vida y bajando las tasas de mortalidad infantil y de la niñez. Sin embargo, persisten problemas de inequidad de servicios, afectando en particular a familias pobres que residen en áreas rurales.

Las deficiencias se reflejan especialmente en el área materno infantil de los sectores más pobres. En este grupo, sólo el 20 por ciento de mujeres acuden a controles prenatales en contraste con el 79 por ciento a nivel nacional. La tasa de mortalidad maternal y de recién nacidos es mucho más alta que en las ciudades. Además, Honduras cuenta con la segunda tasa más alta de desnutrición crónica en niños menores de cinco años en América Central, alcanzando un 30 por ciento, y más de la mitad de las muertes de niños en ese rango de edad son atribuibles a la desnutrición.

El proyecto busca fortalecer la capacidad institucional de la Secretaría de la Salud (SESAL), entidad a cargo de su ejecución. El principal reto estará en las zonas rurales en donde es preciso garantizar la disponibilidad de recursos humanos, materiales y medicamentos para una atención permanente que proteja a los grupos de mayor vulnerabilidad. A través de la implementación del modelo de gestión descentralizado se busca mejorar el acceso, la eficiencia y la calidad de servicios que permitan reducir en un 25 por ciento la tasa de mortalidad materno hospitalaria y en un 15 por ciento el porcentaje de letalidad neonatal.

El financiamiento del BID consiste de US$35 millones del capital ordinario, con un plazo de 30 años, un período de gracia de 5,5 años y una tasa de interés basada en LIBOR, y US$15 millones del Fondo para Operaciones Especiales, por un plazo y un período de gracia de 40 años y 0,25 por ciento de interés.