News banner image

Noticias

Suriname mejorará sistema de protección social con apoyo del BID

Préstamo de US$15 millones para nuevo programa de transferencias monetarias condicionadas para beneficiar a 15.000 hogares de bajos ingresos

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) aprobó un préstamo de US$15 millones para el Programa de Apoyo de Protección Social de Suriname. El proyecto respaldará los esfuerzos del gobierno para mejorar la efectividad del gasto en programas de protección social. Un objetivo clave es mejorar la eficiencia en la identificación de hogares de bajos ingresos para evitar mediante el desarrollo del capital humano de los niños la transmisión intergeneracional de la pobreza.

El actual sistema de protección social de Suriname consiste en programas de transferencia focalizados y no focalizados, incluido un programa de transferencias monetarias para hogares pobres, asignaciones para niños, recursos no reembolsables por discapacidad, recursos no reembolsables para útiles escolares y servicios de salud para los pobres.

De la manera en que están estructurados actualmente, estos programas no alcanzan el objetivo del gobierno de proteger a los pobres con efectividad, ya que no están correctamente focalizados, las transferencias monetarias son demasiado pequeñas o su cobertura es insuficiente. Además, no se enfocan lo suficiente en la promoción del desarrollo del capital humano de la próxima generación, ya que suelen estar orientados a los ancianos.

El componente principal del proyecto financiará recursos no reembolsables que se proporcionarán a mujeres embarazadas y lactantes y a madres de niños carentes, en forma de transferencias de dinero condicionadas, alcanzando hasta 15.000 hogares para el 2015. Se promoverá el desarrollo del capital humano a través de programas de salud destinados a mejorar el uso oportuno de servicios de atención materno-infantiles y de programas educativos diseñados para reducir las tasas de repetición escolar y aumentar las inscripciones y graduaciones de la educación media.

Se espera que todas las receptoras de transferencias monetarias se sometan a revisiones de salud periódicas, participen en pláticas sobre nutrición y tomen suplementos nutricionales, y que sus niños asistan a la escuela con regularidad para recibir los pagos mensuales, que variarán según la edad de los beneficiarios y su región de residencia.

Se espera que el programa aumente sustancialmente las tasas de inscripción escolar, especialmente en las escuelas medias. Los resultados que se esperan en materia de la salud incluyen una salud maternal mejorada, debido a los exámenes prenatales regulares y a un aumento en la cantidad de niños vacunados contra enfermedades previsibles.

A fin de maximizar la efectividad del programa de transferencias monetarias condicionadas, el proyecto también apunta a mejorar y expandir el suministro de servicios de educación y de salud, para satisfacer la demanda adicional. Los beneficiarios recibirán exenciones de pago para las escuelas públicas, almuerzos escolares gratuitos y servicios de atención de la salud gratuitos en instituciones públicas por medio de subsidios gubernamentales.

El proyecto también fortalecerá la capacidad institucional del Ministerio de Asuntos Sociales y Vivienda Pública para que planifique, implemente, controle y evalúe los programas no contributivos de protección social de manera más eficiente.

“El programa está dirigido a los niños de familias pobres y apunta a inducir un cambio en la conducta, ya que compromete a los padres por medio de dos corresponsabilidades clave: los exámenes de salud regulares y la asistencia a la escuela de los niños. Esto reducirá la pobreza y la vulnerabilidad de la próxima generación", dijo Donna Harris, especialista en protección social del BID y líder del equipo del proyecto.

El préstamo se otorgó a 20 años, con un período de gracia de 5 años y una tasa de interés variable basada en la LIBOR.