News banner image

Noticias

BID: urge más comercio y cooperación entre India y América Latina

NUEVA DELHI – India y América Latina y el Caribe pueden beneficiarse mutuamente a partir del establecimiento de vínculos comerciales más estrechos y ambos deben colaborar para reducir costos y eliminar barreras al comercio, sostiene un estudio presentado hoy aquí en un evento organizado por la Global Development Network, el National Council for Applied Economic Research y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Tanto India como esta región se pueden beneficiar a partir del crecimiento de los intercambios comerciales y la cooperación debido a que sus economías tienen un gran nivel de complementariedad y enfrentan retos similares en satisfacer las expectativas de vastas poblaciones de ingresos bajos y medianos, según el estudio del BID.

Una mayor apertura comercial podría expandir mercados latinoamericanos y caribeños para manufacturas y productos y servicios tecnológicos indios. A su vez, India puede convertirse en un mercado importante para exportaciones agrícolas y mineras de América Latina y el Caribe. En la actualidad, India representa sólo 1 por ciento del comercio exterior de esta región, en comparación con la participación de China, que alcanza a 10 por ciento.

El estudio India: Oportunidades y Desafíos para América Latina, publicado por el Sector de Integración y Comercio (INT) del BID, analiza el desarrollo reciente y las tendencias económicas en India y su posible impacto en América Latina y el Caribe. El libro, lanzado en julio en Washington, argumenta que India puede replicar el reciente desempeño económico de China, que se ha convertido en un importante mercado para América Latina y el Caribe, aunque también representa un desafío para el sector manufacturero de esta región. Las conclusiones del libro también se presentarán en Mumbai el 17 de noviembre en un evento organizado con la Confederación Industrial India (CII).

"Tanto India como América Latina y el Caribe han pasado por un extenso período de reformas que han permitido que sus economías crezcan más rápido, reduzcan la pobreza y creen empresas que hoy son actores clave en el mundo globalizado”, dijo el presidente del BID, Luis Alberto Moreno. "Nuestras economías, que en conjunto suman billones de dólares, se complementan mutuamente y este estudio identifica las áreas más importantes para fomentar una mayor integración y cooperación".

Con el fin de impulsar el comercio, tanto la India como América Latina deben reducir sus aranceles y barreras comerciales, sostiene el estudio. El arancel promedio de la India para productos agrícolas de América Latina es de 65 por ciento, más de cinco veces la tarifa promedio de China, que se encuentra en 12,5 por ciento. A pesar de que los aranceles de América Latina para productos indios no son tan altos —llegan a un promedio de 9,8 por ciento en el caso de productos manufacturados— están sin embargo muy por encima del rango de la OCDE, de 4 a 6 por ciento, según el estudio. Una reducción de 10 por ciento en los aranceles medios aplicados a exportaciones indias, por ejemplo, probablemente generarían un aumento en las importaciones de productos indios a Chile y Argentina en 36 por ciento.

Por otra parte, la India y América Latina deben reducir sus costos de transporte. Actualmente, la India, a diferencia de China, no tiene servicios de transporte marítimo directo a esta región. Los bienes y mercaderías deben llegar primero a Singapur o Europa, lo cual aumenta tanto los costos de flete como los tiempos de envío. En el caso de Brasil, por ejemplo, enviar un producto desde el puerto de Santos directamente al puerto indio de Mumbai tomaría 27 días y 15 horas. El envío a través de Singapur tomaría aproximadamente 36 días y 18 horas, casi nueve días más.

El libro estima que una reducción de 10 por ciento en los fletes probablemente favorecería la importación de productos indios hasta en 46 por ciento y 47 por ciento en Chile y Argentina, respectivamente.

Los flujos de inversión

En la actualidad, los altos costos del comercio están impidiendo que América Latina coseche todos los beneficios de su comercio con la India y están socavando, al mismo tiempo, el flujo de inversiones entre ambas regiones. Hoy en día, un crecimiento de 1 por ciento del producto interno bruto de China genera un aumento de 2,4 por ciento en las exportaciones de esta región para China. Mientras tanto, un aumento de 1 por ciento en el PIB de la India produce apenas un crecimiento de 1,3 por ciento de las ventas para India.

"Hay una medida política que puede tomarse en el corto plazo: eliminar los obstáculos más evidentes y costosos para el comercio”, dijo el economista del BID Mauricio Mesquita Moreira, quien coordinó el estudio. "A medida que el comercio acerque a estas dos economías, crecerán los incentivos para la inversión entre la India y América Latina y el Caribe".

El estudio del BID también convoca a las dos regiones —que han firmado numerosos acuerdos de cooperación que abarcan 21 sectores económicos en los últimos 10 años— a aumentar las oportunidades para facilitar el intercambio de desarrollo económico y de las valiosas lecciones aprendidas.

Por ejemplo, la India puede ofrecer importantes lecciones derivadas de su éxito en la creación de servicios dinámicos vinculados con la tecnología de la información, así como en sus pujantes industrias de microfinanzas, aeroespacial y farmacéutica, además de sus universidades para formar futuros líderes, por nombrar sólo unas pocas áreas. América Latina, en cambio, puede ofrecer historias de éxito en agricultura, minería, aeronáutica, biocombustibles, sistemas de pensiones privadas y programas de reducción de la pobreza, todo lo cual podría ayudar a la India a enfrentar algunas de sus restricciones al crecimiento económico.

Creando el desafío

El estudio del BID también identifica áreas en las cuales la India podría suponer un reto competitivo para América Latina. Dado el gran tamaño de la población india y la presión política para reducir la pobreza, el estudio sostiene que es muy probable que dicho país se especialice en la producción de manufacturas intensivas en mano de obra, como ocurre en China.

La India tiene ahora sólo una fracción del nivel de participación que posee China en relación a las importaciones de Estados Unidos, con una porción de mercado de 1,7 por ciento, en comparación con 22,3 por ciento para China en el 2008. Pero la India ha estado ampliando su presencia a un ritmo extraordinario, y su participación es ahora mayor que las de Brasil y América Central, el segundo y tercer mayor exportador de bienes manufacturados de esta región.

En términos de bienes de baja tecnología, la India ha estado impulsando las exportaciones de textiles y prendas de vestir. Tiene ahora 3 por ciento del mercado estadounidense para estos bienes, el doble que Brasil (1,5 por ciento), superior a América Central (2,4 por ciento) y aproximándose a la menguante participación de México (7 por ciento).

"El sector manufacturero de América Latina y el Caribe tendrá que prepararse para afrontar otro shock competitivo importante, una vez que la India elimine las barreras que actualmente frenan sus exportaciones intensivas en mano de obra”, dijo Moreira. "Este escenario sólo aumenta la urgencia para que los gobiernos de esta región avancen en su agenda de reformas para impulsar la productividad".

El estudio llama a los gobiernos de América Latina y el Caribe a mejorar la infraestructura, ampliar el acceso al crédito y promover mayores y más eficientes inversiones en educación, ciencia y tecnología. Estas reformas permitirán a los fabricantes de la región aprovechar un mercado interno relativamente grande y generar oportunidades para procesar e industrializar sus recursos naturales, así como a sacar mayor ventaja de su proximidad a los Estados Unidos con el fin de aumentar sus exportaciones.

El estudio sostiene que la industria manufacturera de América Latina de tecnología media y bienes basados en recursos naturales, como los productos automotrices, son competitivos frente a la India, especialmente en el mercado estadounidense. También subraya que la India se convertirá probablemente en algo más que un socio de negocios en lugar de ser una amenaza para la región en las áreas de la tecnología de la información y de los servicios técnicos y empresariales especializados.

"América Latina se ha especializado en nichos de mercado, dada su proximidad física y cultural a los principales clientes de las TIC, atrayendo de ese modo inversiones de empresas indias que buscan diversificar sus negocios”, dijo Moreira.