Noticias

BID financiará histórica expansión de la energía eólica en México

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) aprobó créditos por un total de US$101 millones para financiar parcialmente dos proyectos de energía eólica que sumarán un total de 318 MW en el estado de Oaxaca, México.

 

Los proyectos ayudarán a establecer una masa crítica de energía renovable en el país, proporcionando energía a empresas privadas y generando empleos e ingresos para comunidades rurales de bajos recursos.

Los proyectos forman parte de la estrategia de México para diversificar su matriz energética y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. Esta estrategia, expresada en la legislación aprobada en noviembre de 2008, incluye un Programa Especial para el Aprovechamiento de Energías Renovables y el Programa Especial de Cambio Climático, y se espera que ambas contribuyan a lograr el objetivo aspiracional del país, propuesto por el presidente Felipe Calderón, de reducir en un 50 por ciento, para el año 2050, el nivel de las emisiones alcanzadas el 2000.

El Directorio Ejecutivo del BID aprobó un préstamos de US$50 millones destinado a la complejo eólica Eurus, de 250,5 MW, que está siendo desarrollando Acciona Energía México (AEM), una subsidiaria de propiedad absoluta de Acciona Energía SA de España. Este es, de lejos, el complejo de energía eólica más grande que se haya construido en América Latina y el Caribe.

Cemex de México, un productor mundial de cemento y concreto, es un socio del proyecto de Eurus y comprará toda su electricidad en virtud de un acuerdo de compra y autosuministro de energía de 20 años. Cemex espera que Eurus y otros proyectos de autoabastecimiento le permitan satisfacer un porcentaje significativo de las necesidades energéticas de sus operaciones en México.

El BID también facilitará un préstamo adicional de hasta US$30 millones provenientes del Fondo de Tecnología Limpia del Fondo de Inversión Climática (CIF, según sus siglas en inglés) para el proyecto Eurus, cuyo costo total será de cerca de US$600 millones. Se anticipa que fondos adicionales de financiamiento a largo plazo para el proyecto sean aprobados por otras instituciones financieras multilaterales, instituciones financieras de desarrollo y bancos comerciales.

El BID aprobó por separado otro préstamo hasta por 280 millones de pesos mexicanos (aproximadamente US$21 millones) para financiar un complejo eólico de 67,5 MW que está desarrollando Eléctrica del Valle de México, S. de RL de CV, una filial de EDF Energies Nouvelles SA de Francia.

 

Cuatro filiales de Wal-Mart de México, una de las mayores cadenas minoristas del país, comprarán la electricidad producida por este proyecto en virtud de un acuerdo de compra y autosuministro de energía de 15 años, como parte del objetivo de Wal-Mart de utilizar el 100 por ciento de energía renovable en sus operaciones en México.

El préstamo del BID, junto con los créditos previstos de los prestamistas multilaterales y bilaterales, podrían cubrir hasta US$103 millones del costo total del proyecto EVM, estimado en US$190 millones.

"Estos proyectos son el fruto de la estrategia pionera de México para apoyar las condiciones reglamentarias y financieras a través de las cuales la energía renovable pueda mejorar la seguridad energética y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero", dijo el presidente del BID, Luis Alberto Moreno. "También demuestran que incluso en medio de una crisis financiera, las asociaciones estratégicas entre gobiernos, empresas privadas e instituciones financieras de desarrollo pueden conducir a inversiones que simultáneamente promuevan el desarrollo humano y un crecimiento económico sostenible."

Ambos proyectos han incluido en sus planes la obtención de créditos de reducción certificada de emisiones. El proyecto Eurus se beneficiará de la venta de créditos de carbono por un total de 600.000 toneladas de emisiones evitadas de CO2 por año. El proyecto EVM está actualmente en proceso de obtención de créditos por hasta 168.000 toneladas de emisiones evitadas de C02 por año.

El terreno en el cual se encuentran las turbinas eólicas de ambos proyectos, ha sido alquilado a los ejidos locales (los ejidos son un sistema tradicional mexicano de propiedad comunal de la tierra). Estos proyectos generarán puestos de trabajo y un flujo constante de ingresos en base a los arrendamientos otorgados por estas comunidades.

Ambos proyectos se beneficiarán de los fuertes vientos que soplan en el estado de Oaxaca, que posee uno de los mejores potenciales para energía eólica del planeta. México ha decidido desarrollar por lo menos 2500 MW de capacidad eólica en este estado. Las autorizaciones para desarrollar unos 2000 MW (incluidos los complejos financiados en parte por el BID) ya han sido emitidas en beneficio de varios promotores privados.

El gobierno mexicano estima que un total de alrededor de US$5 mil millones se invertirán para construir estos nuevos parques eólicos en 2012, y que serán capaces de satisfacer aproximadamente un 4 por ciento de la demanda eléctrica del país. La construcción de estas instalaciones generará unos 10.000 puestos de trabajo en forma directa e indirecta, y alrededor de 374 puestos de trabajo permanentes se crearán para su operación y mantenimiento.

Press Contact