Noticias

BID busca nuevos mecanismos para que sector privado beneficie a pequeños productores

GUATEMALA-  El Banco Interamericano de Desarrollo busca nuevas ideas y nuevos socios,  incluyendo el sector privado, la sociedad civil y grupos comunitarios, para sumarlos a una nueva iniciativa para mejorar las oportunidades para las mayorías de menor ingreso en la región, dijo hoy el presidente del BID, Luis Alberto Moreno.

“Estamos buscando formas innovadoras de aumentar la participación del sector privado para fortalecer económicamente a la mayoría” en la región, dijo. Esta mayoría, agregó, engloba  al 70 por ciento de los habitantes de la región, unas 360 millones de personas aproximadamente que viven con un ingreso anual per cápita de 3.260 dólares o menos.

Moreno prometió el apoyo del BID para ayudar a promover la “convergencia de intereses privados y sociales”.  Como ejemplo mencionó el impacto de dar teléfonos celulares a agricultores y pescadores para que puedan comparar rápidamente los precios que ofrecen sus potenciales compradores, aumentando así sus posibilidades de obtener más ganancias.

Pero estos pequeños productores, agregó Moreno, “sólo pueden utilizar estos servicios si los proveedores encuentran nuevas formas de hacer disponibles sus productos a la gente que vive en zonas remotas, con bajo poder adquisitivo y un ingreso irregular que les dificulta los pagos mensuales”.

Este seminario fue parte de una serie de eventos realizados en el marco de la 48va Reunión Anual de la Asamblea de Gobernadores del BID, cuyas sesiones formales se inician el lunes 19 de marzo en la ciudad de Guatemala.

Moreno señaló:  “Si bien todos los sectores de la sociedad, inclusive el sector privado, tienen responsabilidades en el éxito de la iniciativa Oportunidades para la Mayorías, el gobierno debe continuar siendo el principal promotor.  Solamente el sector publico puede crear una política y un entorno institucional en que el sector privado puede cumplir totalmente sus responsabilidades... La iniciativa del BID no puede prosperar si las empresas son ahogadas por una burocracia innecesaria y por complicados trámites comerciales”, añadió. 

Señaló que si bien la región ha mejorado su desempeño macroeconómico y ha implementado importantes reformas estructurales durante la pasada década, el porcentaje de trabajadores pobres se ha mantenido igual, y en algunos países inclusive está aumentando.

Durante su intervención, Hernando De Soto, presidente del Instituto Libertad y Democracia (ILD) del Perú,  urgió a los diseñadores de políticas a analizar los problemas de abajo hacia arriba, a nivel micro, para asegurarse de que las políticas satisfagan las necesidades y estimulen la contribución potencial de la gente que está en los últimos estratos de la sociedad. 

Algunas de las políticas que permiten a los pobres hacer uso de su capital son: asegurar los derechos de propiedad de sus casas y activos productivos, medida que De Soto ha defendido por mucho tiempo y que no consiste solamente en emitir títulos, sino en utilizarlos para proteger sus propiedades y como garantía para obtener crédito.

Muchos programas de titulación han sido inefectivos por no prestar atención a las sutilezas legales que determinan la calidad de los títulos, dijo De Soto.  “No sólo se trata de títulos”, agregó. “Los pobres necesitan títulos de buena calidad para que puedan movilizar su capital”.

Otras políticas que propuso De Soto para nivelar la desigualdad de los derechos de propiedad entre pobres y ricos son: acceso a responsabilidad limitada para pequeños negocios, acceso a mercados de capital y derechos de sucesión de duración indefinida. Debido a que la gente con menor ingreso y las empresas informales no cuentan con estos derechos, no pueden conseguir crédito a costos comparables con las grandes empresas y por ello no pueden aprovechar totalmente las oportunidades del mercado.

Antes del seminario, De Soto y Moreno firmaron una declaración de principios para poner en acción estas ideas bajo un nuevo programa que promoverá e implementará los derechos de propiedad, las reformas al sistema de negocios y de mercados y que difundirá las lecciones aprendidas.

Bajo esta declaración de principios, las actividades se realizarán inicialmente en cinco países: Haití, Guatemala, México, Panamá y República Dominicana. Durante los próximos dos años, el Fondo Multilateral de Inversiones (FOMIN) otorgará donaciones a estos países para permitirles aprovechar la experiencia del ILD en la formulación de planes de acción, fortalecimiento de capacidad institucional y realización de programas de capacitación. Una vez se lleven acabo estas actividades preliminares, los países participantes podrán solicitar préstamos del BID para financiar programas integrales. 

El comisionado presidencial del gobierno de Guatemala, Richard Aitkenhead, también participó en el seminario, señalando una serie de iniciativas que su país está tomando para ofrecer más oportunidades a los pobres; entre ellas, crear un ambiente económico más estable con baja inflación y bajas tasas de interés, promover al país como destino turístico de primera categoría  y realizar programas de titulación de tierras. Otros programas buscan incorporar la opinión de las comunidades al decidir el tipo de apoyo gubernamental que necesitan, acelerando la formalización de nuevos negocios y proporcionando crédito a microempresas y pequeños negocios.

Durante su intervención, Donald Terry, gerente del FOMIN declaró que la democracia y el libre mercado, que normalmente se consideran como requisitos indispensables para prosperidad económica y una pujante sociedad civil, aún no han tenido ese efecto en la región. También señaló que normalmente el problema de exclusión se concentra en las minorías, mientras que en la región es la mayoría la que queda excluida de la prosperidad económica.

El sector privado debe ver a los pobres como productores de aquellos bienes que la sociedad necesita, y no solo como consumidores de los bienes que produce el sector privado.  Los pobres, dijo, “son un mercado que no ha sido aprovechado por el sector privado”.