News banner image

Noticias

Presidente del BID reafirma compromiso de fortalecer asociación estratégica entre Unión Europea y América Latina y el Caribe

Viena, Austria - El presidente del Banco Interamericano de Desarrollo Luis Alberto Moreno presentó tres publicaciones sobre las contribuciones hechas por el BID en las áreas de cohesión social, comercio e integración, y remesas, con ocasión de la IV Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea, América Latina y el Caribe.

En seguimiento al mandato establecido en la Cumbre UE-ALC en Guadalajara, México, en 2004, el BID ha alineado sus esfuerzos por abordar la desigualdad y la fragmentación como parte de su estrategia para fomentar el desarrollo y el crecimiento económico.

El BID ha sido la principal fuente de financiamiento de desarrollo multilateral para América Latina y el Caribe por 12 años consecutivos. En los últimos dos años ha aprobado más de 13.000 millones de dólares en préstamos y garantías para ayudar a financiar proyectos en la región, destinando cerca de la mitad de dicho monto a los sectores sociales. El libro La Cohesión Social en América Latina y el Caribe: Análisis, Acción y Coordinación ofrece una visión general de las actividades del Banco en este sector.

Además del compromiso del Banco con los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), sus áreas de focalización incluyen la promoción de políticas sociales; la inversión dirigida a reducir la desigualdad; la creación de programas para financiar trabajos de preinversión, estudios, concienciación y asistencia técnica en la inclusión social; la reducción de obstáculos a servicios y fuentes de empleo; apoyo a la reforma del mercado laboral; y ayuda para la reforma y modernización del gobierno.

En las áreas de comercio e integración, Moreno reafirmó que el Banco ha participado activamente en los debates para continuar fortaleciendo las relaciones bi-regionales entre Europa y América Latina y el Caribe. Los desafíos y oportunidades comunes a ambas regiones, analizados en la publicación Integración Solidaria para la Competitividad Mundial: Hacia el Fortalecimiento de la Asociación EU-ALC, señalan a la integración comercial y regional como el camino del crecimiento.

Según Moreno “El comercio es un componente central, pero no exclusivo de una integración exitosa”.  Resaltó que se ha impulsado un apoyo continuo por parte de la Unión Europea a la inversión en infraestructura en América Latina y el Caribe y destacó también la necesidad de aprovechar las lecciones aprendidas de la política de cohesión de Europa como referencia para procesos similares en la región.

En el contexto de la globalización, existe una creciente e importante presencia de la migración, la movilidad de la fuerza laboral y las remesas. Como se analiza en el libro Las Remesas como Instrumento de Desarrollo, en 2005 los trabajadores extranjeros enviaron al menos 54.000 millones de dólares en remesas a América Latina y el Caribe. Mientras que Estados Unidos continúa siendo la mayor fuente de remesas dirigidas a la región, Europa Occidental (España, Italia y Portugal) es la fuente de más rápido crecimiento de estos envíos.

Moreno enfatizó que debe realizarse un esfuerzo conjunto de instituciones financieras, autoridades públicas y sociedad civil para promover la competencia leal, identificar obstáculos y trabajar para eliminarlos, ampliar los servicios financieros para facilitar la integración de las remesas a las instituciones financieras y promover la inclusión social y financiera de los migrantes.