News banner image

Noticias

BID aprueba US$1,5 millones para estudios de integración de mercados de hidrocarburos y refinería en América Central
El Banco Interamericano de Desarrollo anunció hoy la aprobación de una donación de 1,5 millones de dólares para financiar estudios sobre la integración de mercados de hidrocarburos en América Latina y el Caribe y la viabilidad técnica y económica de construir una refinería petrolera en América Central, potencialmente uno de los mayores proyectos de inversión en el istmo.

Esta operación del BID responde a un pedido de los jefes de estado y de gobierno de Belice, Colombia, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá y República Dominicana, quienes acordaron en diciembre en Cancún que cooperarán para asegurar el abastecimiento de recursos energéticos en la región.

La donación del BID, proveniente de un fondo de cooperación técnica para iniciativas de integración de infraestructura regional, se usará para contratar a una firma consultora que llevará a cabo dichos estudios, así como para la contratación de otros consultores para realizar estudios complementarios.

Los países participantes y la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), que ejecutará el proyecto con el BID, aportarán otros 500.000 dólares en recursos de contrapartida y aportes en especie.

Los principales estudios se dividirán en dos etapas. La primera comprende un análisis del proceso de integración de los mercados de hidrocarburos mesoamericanos y la evaluación de la factibilidad de construir una nueva refinería en América Central. La segunda etapa involucraría estudios más detallados de la alternativa que elijan los gobiernos y recomendaciones para su implementación.

En la primera etapa se medirá la necesidad de ampliar la capacidad de refinación de petróleo en el istmo centroamericano, considerando la infraestructura existente, las proyecciones de demanda de la región y el uso de crudo Maya o mezclas de ese petróleo mexicano con petróleos provenientes de Belice, Colombia, Ecuador, Guatemala, Perú y Venezuela.

Como parte del estudio se seleccionarán por lo menos tres posibles sitios para la construcción de una refinería, tomando en cuenta factores geográficos, ambientales, logísticos, infraestructura disponible y aspectos de acceso y seguridad. Para los tres sitios más atractivos se prepararán estudios preliminares de impacto ambiental y social de tales obras.

Asimismo se analizarán posibles configuraciones básicas de una refinería de alta conversión y se estimarán los potenciales costos operativos y montos de inversión para construir dicha infraestructura en los sitios más recomendables. El estudio también planteará alternativas para el esquema empresarial de la refinería.

Se espera que los resultados preliminares del estudio, que deberán estar listos para una cumbre a celebrarse a fines de mayo en Santo Domingo, ayuden a los países a llegar a consensos sobre las mejores vías para integrar sus mercados de hidrocarburos y ampliar la capacidad de refinación de petróleo en la región.

Si los países resuelven avanzar con esta iniciativa, se realizará una segunda etapa de estudios más detallados de la alternativa elegida, se prepararán documentos sobre aspectos legales, regulatorios e institucionales del proyecto y se elaborarán bases de licitación.

Esta operación forma parte de un amplio esfuerzo para la integración y desarrollo energético en el istmo centroamericano. Los países participantes están colaborando en áreas como eficiencia energética, electrificación rural, desarrollo de combustibles alternativos como el etanol y el biodiesel, generación de electricidad de fuentes de energía renovables como la eólica y la geotérmica y la introducción de gas natural en la región.

Los países también están cooperando en otros proyectos en el marco del Plan Puebla-Panamá, tales como el Sistema de Integración Eléctrica de los Países de América Central (SIEPAC), que comprende la construcción de una línea de transmisión de Panamá a Guatemala y la creación de un mercado mayorista regional para transacciones de electricidad.

El SIEPAC, que se complementará con una interconexión eléctrica entre México y Guatemala, eventualmente podría vincularse con el sistema de transmisión de electricidad de Colombia.