News banner image

Noticias

BID aprueba préstamo de US$ 150 millones a México para agua potable y saneamiento en comunidades rurales

El Banco Interamericano de Desarrollo anunció hoy la aprobación de un préstamo de 150 millones de dólares a México para apoyar un programa para proveer servicios de abastecimiento de agua potable y saneamiento en comunidades rurales.

El programa, que dará prioridad a localidades con altos niveles de marginalidad y menos de 2.500 habitantes, apunta a asegurar la prestación sostenible de servicios mediante un modelo de autogestión caracterizado por la participación activa y organizada de los propios beneficiarios.

La iniciativa será coordinada por la Comisión Nacional del Agua y ejecutada por organismos operadores municipales y comisiones estatales de agua y saneamiento. El Banco del Ahorro Nacional y Servicios Financieros (BANSEFI) será el agente financiero y los recursos de contrapartida local ascenderán a 142,5 millones de dólares.

El nuevo programa dará seguimiento a otro programa de expansión de servicios de agua potable y saneamiento en comunidades rurales apoyado con un préstamo de 310 millones de dólares aprobado por el BID en 1998. Ese programa construyó, mejoró o amplió sistemas de abastecimiento de agua en  3.900 localidades y sistemas de saneamiento en 1.300 comunidades.

La mayor parte de los recursos de la nueva operación se volcarán en la construcción de sistemas de abastecimiento de agua potable y saneamiento, preferentemente en comunidades que carecen de servicios públicos o tienen bajos grados de cobertura. Se espera que beneficie a unas 900.000 personas en unas 2.000 comunidades rurales.

Los estudios y planes para cada comunidad deberán ser discutidos y aceptados por los habitantes, quienes deberán comprometerse formalmente a gestionar los sistemas y pagar las cuotas o tarifas que cubran sus costos de operación y mantenimiento.

El programa financiará obras como la construcción o mejoramiento de infraestructura de captación de agua superficial, perforación de pozos de agua, tanques de almacenamiento, plantas potabilizadoras, redes de distribución y conexiones domiciliarias, así como la compra de equipos de bombeo, sistemas de control y medidores. Los proyectos de saneamiento podrán ser soluciones para hogares individuales o sistemas colectivos de recolección y tratamiento de aguas servidas.

Bajo la iniciativa también se fortalecerán o crearán unas 2.000 organizaciones comunitarias que se encargarán de operar y mantener los servicios, brindándoles capacitación en gestión administrativa y financiera y apoyo luego de la entrega de los sistemas. Las comunidades también recibirán programas de educación sanitaria y ambiental.

Asimismo se fortalecerá la capacidad de ejecución y gestión de los organismos operadores municipales y las comisiones estatales de agua y saneamiento en materia de planificación sectorial, promoción y desarrollo del programa y atención de comunidades rurales.

Mediante proyectos piloto, el programa buscará desarrollar esquemas de financiamiento y prestación de servicios de agua potable y saneamiento en pequeñas comunidades urbanas de 2.500 a 5.000 habitantes.

El BID apoya algunos de los principales programas sociales de México, entre ellos Oportunidades, que entrega subsidios en efectivo a madres de familias indigentes para que mantengan a sus hijos en la escuela y cumplan con regímenes de consultas médicas. También apoya el programa Hábitat de mejoramiento de asentamientos urbanos marginales y el programa Procampo de apoyo a pequeños productores rurales.

El nuevo préstamo fue otorgado a un plazo de amortización de 20 años, con un período de gracia de 66 meses y una tasa de interés variable.