News banner image

Noticias

Tropas de la ONU en Haití ejecutarán obras de infraestructura financiadas por el BID

PUERTO PRÍNCIPE - El Banco Interamericano de Desarrollo anunció hoy el comienzo de una nueva etapa para la rehabilitación de infraestructura básica en Haití, gracias a una iniciativa del gobierno haitiano para que las fuerzas de mantenimiento de paz, con apoyo del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), ejecuten proyectos financiados por el BID.

El BID y Haití suscribieron un acuerdo que permite que recursos de un préstamo en ejecución de 70 millones de dólares se utilicen en obras como la recuperación de carreteras y caminos rurales realizadas por efectivos militares de la Misión de Naciones Unidas para la Estabilización de Haití (MINUSTAH). A su vez, autoridades haitianas firmaron un convenio con MINUSTAH y el PNUD para formalizar su participación.

“Estos acuerdos establecen una colaboración singular entre el gobierno haitiano, el BID y Naciones Unidas y reafirman el compromiso de todas las partes para buscar y aplicar soluciones innovadoras para el desarrollo económico y social en Haití”, comentó el representante del BID en Puerto Príncipe, Emilio Cueto.

Los primeros proyectos que realizará MINUSTAH, con unos 5 millones de dólares en financiamiento del BID, involucran la rehabilitación de más de 80 kilómetros de caminos clave en el norte y el noroeste del país, vinculando a los pueblos de Port de Paix y Limbé con Cap Haitien, una de las principales ciudades y puertos de Haití.

Estos proyectos, que deberán comenzar en junio bajo supervisión de la unidad técnica de ejecución del programa de infraestructura y del Ministerio de Obras Públicas, brindarán a comunidades pesqueras y agrícolas mejores vías de comunicación y transporte con mercados urbanos regionales y mejorarán su acceso a servicios sociales básicos.

MINUSTAH, que cuenta con unos 6.200 efectivos enviados por 19 países, proveerá equipos y maquinaria pesada para las obras. Los contingentes de Chile y Ecuador aportarán sus ingenieros militares para la realización de los proyectos.

El PNUD, que tiene vasta experiencia operativa en Haití, administrará los recursos del préstamo y coordinará los trabajos que involucren a las tropas. La agencia también promoverá la participación comunitaria en los proyectos mediante la contratación de  trabajadores y la compra de materiales en las zonas donde se harán las obras.

La participación de Naciones Unidas apunta a asegurar una ejecución oportuna de los proyectos y reforzar el sentido de apropiación nacional de las obras para sentar las bases para el futuro mantenimiento vial. Esta intervención también aliviará el costo de las inversiones para Haití, dado que MINUSTAH y PNUD harán importantes aportes a la ejecución de estos proyectos.

Mediante un cuidadoso seguimiento de la marcha de los proyectos se podrá determinar cómo y cuándo se podría replicar este tipo de colaboración entre el gobierno haitiano, el BID y Naciones Unidas para apoyar la lucha contra la pobreza en Haití.

Operaciones del BID en Haití

El BID tiene la mayor cartera de programas de desarrollo económico en ejecución en Haití, con unos 320 millones de dólares disponibles para financiar proyectos. Las actividades incluyen sectores prioritarios para la recuperación económica, como caminos, carreteras,  y agricultura; así como programas sociales para salud, educación, agua y saneamiento y pequeños proyectos productivos y de desarrollo comunitario a escala nacional.

Como parte de sus esfuerzos para acelerar la implementación de proyectos y adaptarse a las cambiantes necesidades de Haití, el BID ha flexibilizado sus procedimientos y tomado medidas especiales para fortalecer tanto su oficina en Puerto Príncipe como la capacidad de gestión de programas de desarrollo de las agencias ejecutoras del gobierno haitiano.

El BID, que coordina sus actividades estrechamente con otros donantes e instituciones de la comunidad internacional que apoyan el Marco de Cooperación Interino de Haití, está preparando nuevos préstamos blandos por 270 millones de dólares para financiar programas de desarrollo rural, caminos y transporte rural, gestión ambiental y alerta temprana de inundaciones, mejoramiento de asentamientos marginales y educación técnica y capacitación laboral.

Otros proyectos bajo preparación incluyen apoyo para ampliar el acceso al crédito para pequeñas y medianas empresas, aumentar la competitividad del sector cafetalero haitiano y desarrollar mecanismos alternativos de resolución de disputas comerciales así como cooperaciones técnicas de fortalecimiento del Ministerio de Condición Femenina y de la reducción de la violencia contra la mujer.

Futuros préstamos de rápido desembolso prolongarán el apoyo del BID a reformas de gobernabilidad económica y fortalecimiento institucional para aumentar la transparencia y la rendición de cuentas en la gestión de las finanzas públicas y fortalecer la administración y recaudación de impuestos.