News banner image

Noticias

Empresa haitiana se instalará en Parque Industrial Caracol

Peintures Caraïbes producirá pinturas para el mercado interno y para exportar a otros países del CARICOM

CARACOL, Haití – En una ceremonia con el presidente Michel Martelly, la empresa haitiana Peintures Caraïbes firmó el martes un contrato para convertirse en la segunda manufacturera en instalarse en el Parque Industrial de Caracol, un proyecto financiado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el gobierno de los Estados Unidos. 

La empresa local inicialmente fabricará productos para el mercado interno pero planea exportar a otros países caribeños. Llegará a Caracol luego de la textil coreana Sae-A, la primera empresa en instalarse en el parque industrial, un emprendimiento en el departamento Nordeste de Haití

"Estamos viviendo un buen momento," aseguró Martelly ante autoridades de gobierno, empresarios y cientos de obreros que hicieron un alto en sus tareas de construcción del parque. "Este es el inicio de una gran aventura." 

El parque industrial de 240 hectáreas podría albergar eventualmente fábricas con unos 37.000 trabajadores, cuyos salarios aportarán decenas de millones de dólares anuales a la economía local de una región caracterizada por altas tasas de desempleo y pobreza. 

Sae-A, que planea construir la primera hilandería de Haití en este parque industrial, podría llegar a contratar hasta 20.000 personas. La empresa está equipando su primera fábrica allí y contratando y entrenando a cientos de trabajadores. 

Peintures Caraïbes, que mantendrá su fábrica en Puerto Príncipe, espera contratar a unos 160 trabajadores en Caracol para arrancar con la producción este año, según su presidente, Pierre Yves Gardere. 

El gobierno haitiano está en negociaciones con otros potenciales arrendatarios activos en una variedad de sectores industriales. Caracol es propiedad del estado haitiano, que recientemente designó al empresario Georges Sassine como director general de la Sociedad Nacional de Parques Industriales (SONAPI). 

El BID donó US$55 millones para la primera fase de construcción del parque industrial y se apresta a presentar a su directorio ejecutivo una operación por US$50 millones para apoyar la segunda etapa. El gobierno estadounidense está aportando US$124 millones en donaciones para financiar diversos aspectos del proyecto.