News banner image

Noticias

El BID y las ciudades de la Copa Mundial

Desarrollo urbano integrado a acciones sociales en Brasil

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) tiene una larga relación con las 12 ciudades brasileñas que serán sede de la Copa Mundial de Fútbol en el 2014. Entre el año 2000 y la realización del torneo se invertirán más de US$10.000 millones en estas ciudades. Las experiencias de trabajo conjunto abarcan áreas como el desarrollo urbano, transporte, saneamiento, vivienda y acción social.

En Curitiba, por ejemplo, el programa de transporte urbano Línea Verde integró el sistema de buses de tránsito rápido, reduciendo los tiempos de viaje de los pasajeros. Gizélia de Castro Camargo, 58, habla de esos cambios durante el trayecto del centro hacia el extremo sur de la ciudad, en la terminal Pinheirinho: “Las paradas son pocas, el embarque y desembarque se hace en un instante. No hay tráfico en las vías porque hay menos buses, ya que cabe más gente en los biarticulados. Y lo mejor de todo es que el viaje es muy rápido.”

Las mejoras que Gizélia percibe como pasajera fueron posibles gracias a la repavimentación de los 18 kilómetros del eje norte-sur de Curitiba y de otros 19 kilómetros de otras vías; además de la instalación de 67 “estaciones-tubo” para las paradas de buses; la pavimentación de 133 kilómetros de vías alimentadoras y construcción de siete Centros de Apoyo al Usuario de las Regionales (CAUR), llamados Calles de la Ciudadanía, cerca de las terminales; acciones realizadas en la primera etapa del programa.

En la segunda etapa, iniciada en el 2005, fueron implantados 65 kilómetros de calles transversales, llamadas binarios, que permiten cruzar la Línea Verde, uniendo barrios antes separados. Espacios verdes, ciclo-vías y parques lineares bien iluminados agregan valor al marco urbano. Con todas estas intervenciones, el programa cambió el paisaje de la región.

Calidad de vida en los Igarapés

En la ciudad de Manaos, en el norte de Brasil, el Programa socio-ambiental de los Igarapés de Manaos (PROSAMIM) apunta a mejorar las condiciones de vida de la población que vivía en palafitos construidos sobre los igarapés, pequeñas quebradas y riachuelos que cortan la capital del Amazonas. Las 7.300 familias relocalizadas cambiaron no sólo de dirección si no de vida.

Además de innovar en la concepción de viviendas, el programa se caracteriza por su agilidad. Hasta ahora se han construido 22.400 metros de obras de drenaje, conexiones de alcantarillas y 30.076 metros de calles pavimentadas.

El PROSAMIM I fue ejecutado en la cuenca de los igarapés Educandos-Quarenta, los de mayor densidad demográfica. El PROSAMIM II prosigue en esa misma cuenca y se extiende en la cuenca de San Raimundo. El PROSAMIM III ya está siendo diseñado.

Las oportunidades no provienen únicamente del reasentamiento de personas sino de los cursos, conferencias y actividades que abren un abanico de opciones para quien desean comenzar o volver a estudiar, ingresar a la universidad, aprender una profesión o cuidar del medio ambiente. En el ámbito del programa hay también oportunidades de gestión colectiva. Las viviendas se caracterizan por su buena apariencia y construcción, con canchas deportivas, áreas de recreo y estudios paisajísticos para las áreas públicas.

Alcantarillado en el Distrito Federal

En la región central de Brasil, un ambicioso programa de saneamiento permitió al Distrito Federal llegar a tratar 100% de las aguas del sistema de alcantarillado. Otros logros notables son las tasas alcanzadas en materia de abastecimiento de agua a la población (99.42%) y de acceso a facilidades sanitarias (93.71%).

Teodolia Alves es una vecina de la zona de Mestres D’Armas, que recibió 80 kilómetros de redes de distribución de agua potable. Para Teodolia, el proyecto ha tenido un enorme impacto: “Con la luz, el agua y las alcantarillas, siento como si viviese en un castillo”, afirma.

Unas 700.000 personas han sido beneficiadas gracias a la ampliación de la red de obras sanitarias en el Distrito Federal. La inversión de US$260 millones facilitó además la creación de dos reservas de agua en las estaciones de tratamiento de agua de Planaltina y Sobradinho.

Otras acciones comprenden la ampliación de 18% de la capacidad de la estación de tratamiento de agua de Brasilia, que abastece a los habitantes de Plano Piloto, Cruzeiro, parte del Lago Sul, Lago Norte y Paranoá; así como sectorización y substitución de redes de distribución de agua en el Lago Sul, en cerca de 210 kilómetros de redes y cañerías.

Las iniciativas desarrolladas en los últimos años en Brasil han sido tomadas como modelos para otros países en América Latina y el Caribe. Conozca otras iniciativas del BID en las ciudades de la Copa:

Contacto de prensa