News banner image

Noticias

Eficiencia ecológica en el BID
Con ocasión del Día Mundial de la Tierra –22 de abril— el Banco Interamericano de Desarrollo renueva su compromiso de proteger el medio ambiente, y realiza un esfuerzo en particular para encarar el problema del cambio climático.

Si bien los efectos del cambio climático se manifestarán globalmente, los informes más recientes claramente indican que esto afectará más a los países más pobres. Los impactos del cambio climático, tales como las inundaciones, sequías, derrumbes, amenazan severamente el desarrollo de los países en América Latina y el Caribe. Por lo tanto, el BID en su calidad de banco de desarrollo quiere jugar el papel que le corresponde.

La reciente Iniciativa de Energía Sostenible y Cambio Climático del BID explica las actividades que realizará el Banco para proporcionar asistencia y apoyo a los países de la región en este tema. Además, la nueva política de medio ambiente del BID requiere que el Banco mida y monitoree las emisiones de gas contaminante en los proyectos que financia. Este es un proceso que se inició el año pasado cuando el Banco calculó por primera vez la huella de carbono derivada de la cartera de proyectos del sector privado. Actualmente, el BID está analizando las maneras de expandir esto a sus actividades de desarrollo del sector público.

“Sin embargo, el BID reconoce que debe complementar estas acciones a través de un llamado a encarar el cambio climático como una entidad corporativa, reduciendo su propia huella de carbono en la sede principal y en las oficinas de país”, señaló Janine Ferretti,  jefa de la División de Medio Ambiente del BID. “Como tal, su compromiso a la sostenibilidad incluye un esfuerzo para minimizar el impacto ambiental de sus instalaciones físicas y operaciones diarias - su “huella” de carbono. Como primer paso, el Banco fue la primera institución multilateral financiera que compensó las emisiones de carbono asociadas con su Reunión Anual en Brasil del año pasado, una nueva costumbre ahora recientemente repetida en Guatemala el mes pasado. Durante la Reunión Anual en Guatemala,  el Presidente Luis Alberto Moreno anunció el siguiente paso del Banc seguir una iniciativa de carbono neutral al 100 por ciento. Esto incluye la compra de la energía renovable al 100 por ciento para compensar la contaminación de sus a través de la compra de Créditos de Energía Renovables (RECs por sus siglas en inglés). Asimismo, el Banco comprará créditos de carbono para contrarrestar la emisión de gases contaminantes de otras fuentes, como las derivadas en viajes de misión. De la misma manera, comenzará a expandir este esfuerzo en sus oficinas de país. Este dinero invertido en la compra de créditos de carbono sirve para financiar proyectos de energía renovable en otra parte de la región.

Esta actitud amigable con el medio ambiente desde de la sede del BID, significa mejorar su eficiencia de recursos, tomando una serie de acciones como optar por la imprimir las dos caras de una hoja, o aún mejor optar por publicaciones digitales, aumentar el uso de materiales reciclados, apagar las luces en las oficinas sin uso, entre otras cosas. De hecho, el apagar las luces y monitores de computadora cuando no están en uso puede generar reducciones enormes en el consumo de electricidad.

Pero el Banco, junto con un gran número de organizaciones, buscar ir más allá de estos esfuerzos y/o actitudes, expandiendo sus políticas y prácticas como la compra de productos reciclados para incorporar una variedad más amplia de consideraciones ambientales como la compra de productos de limpieza menos agresivos, productos que utilicen menos energía y agua, además de adoptar electricidad compuesta de energía renovable.

El Banco ha dado pasos importantes hacia la creación de oficinas más ecológicas, incluyendo la reducción de emisiones, el uso de pinturas y lavado de alfombras que son más favorables al medio ambiente e instalando urinarios que operan sin agua. Además, el BID está trabajando para cumplir con el Estándar LEED-EB de edificios ecológicos y que se aplica a construcciones existentes. Este sistema de calificación de estándares de diseño provee una base para medir la eficiencia operativa del edificio, así como el progreso hecho hacia la implementación de prácticas ecológicas.

Un Plan de Acción para reverdecer el Banco incluye las siguientes siete líneas de actividad:

1. Reducir, re usar y reciclar: introducir medidas simples para mejorar la eficacia y obtener ahorro

2. Publicaciones y productos impresos para reverdecer: fomentar la reducción de publicaciones impresas y el uso de materiales reciclados

3. Mejoras en la cafetería: mejorar las instalaciones de reciclaje y fomentar elementos de diseño pro ambientales para el servicio

4. Consecución sostenible: incorporar consideraciones ambientales y sociales en decisiones adquisitivas del Banco

5. Viajes de trabaj ayudar a reducir el número de autos en la pista y el número emisiones de carbono en el ambiente

6. Hacia un objetivo de carbono neutral: buscar mecanismos innovadores para compensar las emisiones contaminantes de los edificios del BID y los viajes de misión

7. Educación y liderazgo para reverdecer el ambiente: fomentar un comportamiento saludable para el medio ambiente tanto en la oficina y como en casa.

El BID viene trabajando en muchas de estas cuestiones durante varios años como parte de su compromiso interno de mejorar constantemente y mejorar sus instalaciones y servicios. La información sobre el progreso hasta ahora puede ser encontrada en el segundo Informe sobre Sostenibilidad del 2006. En informe abarca el progreso del Banco en la promoción de la sostenibilidad social y ambiental en proyectos financiados por BID en sus países miembros en América Latina y el Caribe.