News banner image

Noticias

A calentar los motores con grasa

Acostumbrada al ajetreo en los pasillos de universidades prestigiosas, oficinas de gobierno y su propio escritorio abrumado de trabajo en el Instituto Worldwatch, la académica en bioenergía, Suzanne Hunt, ha decidido hacer una pausa al trajín institucional para emprender un maratónico viaje de Estados Unidos a América Central en un auto, cuyo único combustible será desechos de grasa, aceite vegetal y biodiesel.

Junto con otros 12 entusiastas promotores del uso de energía renovable, Hunt compite en una carrera de unas 4.500 millas en el Greaseball Challenge –un rally solidario que busca promover la sostenibilidad y el uso de combustible renovable.  Cinco vehículos pasarán por México, Guatemala, Honduras y Nicaragua, para finalmente llegar a la meta en Costa Rica. Con el apoyo del BID, Hunt conducirá una camioneta Volkswagen de 1981, que marcha a base de grasa.

El verdadero reto está en conseguir los desechos de grasa de productores de biodiesel, comedores, restaurantes de comida rápida, supermercados, fábricas y granjas que se encuentren a lo largo del camino para poder andar los vehículos. Al final de la carrera todos los vehículos serán donados para recaudar dinero con el que se pueda apoyar pequeños proyectos de biocombustible en América Central. La meta es recaudar US$20.000.

Este rally busca promover el uso de energía renovable a través de la región y apoyar iniciativas de campo. Además, los conductores visitarán los proyectos de bioenergía a lo largo de su recorrido, a fin de identificar los obstáculos y desafíos de este nuevo sector energético en desarrollo, señaló Hunt. Este conocimiento luego será compartido con aquellas instituciones que tienen el calibre y los recursos necesarios para desarrollar proyectos de energía sostenibles. “Esperamos poder conectar estas iniciativas de campo con los recursos necesarios”, comentó Hunt.

“Necesitamos construir este nuevo sector de energía desde las bases, tomando en cuenta tanto los aspectos ambientales como los sociales para hacer inversiones sostenibles”, dijo Hunt. Instituciones como el BID pueden ayudar mucho a este desarrollo, agregó Hunt.

“Este rally es una excelente manera de publicitar el potencial de los biocombustibles en nuestra región, no sólo como alternativa energética sino como herramienta de desarrollo”, declaró el vicepresidente ejecutivo del BID, Daniel Zelikow.

Agregó que existe una oportunidad tremenda para el desarrollo de los biocombustibles en América Latina, y cada país tiene distintas posibilidades y desafíos en este campo. “Actualmente, una de las tareas del Banco es trabajar con cada país para desarrollar un plan de biocombustibles, como parte de un compromiso más amplio que tenemos con la energía sostenible”, dijo Zelikow.

Por su parte, el Presidente Luis Alberto Moreno revisará este lunes, 2 de abril, la estrategia de energía renovable del Banco y su plan de trabajo en los países miembros con gran potencial en biocombustibles, durante una reunión pública en la sede del BID en Washington, D.C. Moreno también discutirá los particulares desafíos que enfrentan los países más chicos de la región que están promoviendo industrias de biocombustible, y además analizará el papel del BID en la implementación del acuerdo de biocombustibles entre Brasil y Estados Unidos. Durante este evento, también participarán el ex gobernador de Florida, Jeb Bush y el ex Ministro de Agricultura de Brasil, Roberto Rodrigues.

Durante la reunión se hará la presentación del libro en inglés, “A Blueprint for Green Energy in the Americas” (Un plan maestro para reverdecer la energía en las Américas), un exhaustivo estudio encargado por el BID sobre los mercados de biocombustibles hasta el año 2020.

Todos estos esfuerzos del Banco, tanto su patrocinio a la participante en el rally como el nuevo estudio, van de la mano con la nueva Iniciativa de Energía Sostenible y Cambio Climático del BID.