News banner image

Noticias

Laptops para la Mayoría

¿Cuál es la mejor manera de sacar a poblaciones enteras de la pobreza a una vida de clase media? Comprando a todos y cada uno de los niños de una comunidad un ordenador portátil de $100, dijo el catedrático del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) Nicholas Negroponte durante una conferencia realizada en fecha reciente para lanzar la nueva iniciativa del BID Oportunidades para la Mayoría. Negroponte también fundó y preside la organización Una Laptop por Niño (OLPC, One Laptop per Child), institución sin fines de lucro que se ocupa de producir estos ordenadores portátiles de $100 para niños de bajos ingresos de todo el mundo.

“No me refiero a las máquinas inmensas y cargadas de dispositivos que se ven por todas partes”, aclaró Negroponte, “Estas son máquinas pequeñas que se activan con la mano o el pie y provistas de una manivela, de forma que puedan ser utilizadas en pueblos y aldeas que carecen de electricidad.”

En efecto, estas laptops son sustancialmente distintos de los que ofrece el mercado de hoy. Además de su llamativa manivela, funcionan a base del sistema operativo Linux con un visualizador doble, uno a todo color y otro en blanco y negro, pero que pueden leerse a la luz del sol. En lugar de disco duro, las laptops disponen de tres puertos USB, así como de un procesador de 500MHz y 128MB de DRAM (memoria dinámica de acceso aleatorio), con 500MB de memoria flash. Es muy importante mencionar, además, que cuentan con banda ancha inalámbrica que les permite funcionar como una red de malla, de forma que los niños con un ordenador pueden comunicarse con sus vecinos más cercanos y crear una red local especial.

Las escuelas de varios poblados de Camboya –algunos de los cuales son tan remotos que ni siquiera cuentan con una ruta de acceso, no digamos con agua corriente o electricidad– ya han estado trabajando con Negroponte que les ha ayudado a obtener financiamiento para adquirir una antena parabólica y laptops para los alumnos. “La primera palabra que aprenden los niños de estos poblados es ‘Google’”, manifestó. “Y a sus padres les encantan las laptops también porque, aparte de la lámpara de aceite esporádica, constituyen la única fuente de luz en la casa por la noche”.

Negroponte se apresura a señalar que la labor de la OLPC se orienta a mejorar la educación en lugares del mundo con poblaciones de bajos ingresos. “Es un proyecto de educación, no un proyecto de laptops”, afirmó. “No estamos comercializando laptops de $100”. Señala la riqueza de información que ofrece la red de Internet, a la que los niños sin bibliotecas ni laptops no podrían de otra forma acceder.

La OLPC ha concertado acuerdos con los jefes de estado de Argentina y Brasil, entre otros, con el fin de lanzar su proyecto en dichos países en el primer trimestre de 2007, indicó Negroponte. En la actualidad, sostiene conversaciones con el BID acerca de financiamiento para un proyecto similar que podría llevarse a cabo en toda la región de América Central.