News banner image

Noticias

Desarrollo social y educación a través del arte

Para los caribeños, uno de los desafíos más difíciles es identificar los riesgos del Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH). El Caribe, precedida por África, es la segunda región más afectada por esta epidemia. Para crear conciencia y en respuesta a la ignorancia sobre el impacto del VIH y el síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA), un programa de artes ha conquistado el teatro caribeño, creando conciencia entre los jóvenes sobre los riesgos sociales y la necesidad de prevenirlos, y promoviendo el desarrollo social. El programa, que combina la expresión cultural con las necesidades sociales, ha sido exitoso en crear conciencia sobre los riesgos y prevención del SIDA.

Escenas vivaces y reales sobre las tablas, juegos dramáticos y otros ejercicios interactivos son usados para recalcar y discutir varios temas sociales, creando conciencia sobre los riesgos sociales que la juventud enfrenta en Trinidad y Tobago.

Durante un seminario sobre cultura y desarrollo en la sede del BID, el líder juvenil Marvin George subrayó el uso del teatro como medio para cambiar las perspectivas sociales y promover el desarrollo social. Con experiencia en teatro como consultor y colaborador del Centro para la Creatividad y Arte de Festival en la Universidad de West Indies en St. Augustine, Trinidad y Tobago, el líder juvenil señaló los varios impactos del teatro en educación.

Arts in Action , un programa educativo público que extiende el trabajo del Centro en comunidades rurales y urbanas e instituciones de todo el país y el Caribe, llega a miles de personas a través de talleres y/o presentaciones teatrales sobre temas sociales y educativos.

Según George, el programa combina la cultura con las necesidades sociales: “Es un llanto contra la violencia”, comentó él. Uno de los programas más ambiciosos ejecutado por Arts in Action es Jus' Once (Sólo una vez) que busca crear conciencia sobre el VIH y el SIDA. Por ejemplo, las personas que transmiten el VIH no necesariamente parecen enfermas, pero puedes pescar la enfermedad si tienes sexo con ellas, subrayó George. Sin embargo, no puedes contagiarte por tener un amigo con VIH. El programa previene y responde a la falta de conocimiento sobre VIH/SIDA.

Arts in Action tiene otros programas variados, algunos aptos para todas las edades y otros pertinentes a audiencias específicas tales como estudiantes de enfermería, primaria, secundaria, familias, colegios, empresas y comunidades. Los temas se originan de asuntos de la vida cotidiana, desde temas como la transición de la escuela primaria a la secundaria a temas como enfrentar la presión social, el conocimiento de VIH y autoprotección. Estas producciones, añade George, traen enfoques nuevos a nivel comunal para promover conciencia y acción.

En 2003, el Centro Cultural del BID elogió los talleres de Arts in Action dirigidos a centros de rehabilitación con el lema “Liberando la imaginación a favor de la expresión”.

Y no importa en donde se realicen las producciones, George comentó. Ellas se han llevado a cabo en escenarios formales, tablas al aire libre, parques, esquinas de la calle, playas, restaurantes, salones de clase, centros de la comunidad, oficinas corporativas y salas de conferencia. El impacto es el mismo en todas partes.

Unos meses después del lanzamiento de Arts in Action en 1994, Laura Gardner Salazar, ex presidenta de AATE (American Alliance for Theatre & Education) y catedrática de Grand Valley State University en Michigan, comentó que “Trinidad y Tobago tiene la fortuna de contar con un grupo de teatro lo suficientemente valiente para abordar preguntas importantes y honrar a su audiencia, congregándoles en una plataforma en donde ellos puedes discutir cómo luchar contra la violencia”.

“A pesar de los logros y la respuesta social”, continuó George, “nosotros sabemos que hay mucho más por hacer, y la cultura puede ayudarnos”.