News banner image

Noticias

El legado de Sir Arthur Lewis a los afro-latinoamericanos

La inclusión social de los afro-latinoamericanos en América Latina y el Caribe ha sido un problema apremiante desde la llegada de barcos españoles cargados de esclavos negros al nuevo hemisferio. A pesar de los retos, el Premio Nobel de Economía Sir Arthur Lewis (1915-1991), descendiente africano de Santa Lucía, no sólo alcanzó el éxito sino que se le considera uno de los escritores más prolíficos en su especialidad y ha dejado un legado al conocimiento de economía para el desarrollo.

Sir Arthur publicó 81 artículos profesionales entre 1941 y 1988, y escribió 10 diez libros. En uno de ellos aconsejaba un sistema político en el cual los “ganadores” y “perdedores” fuesen reemplazados por un lenguaje que invocase tolerancia mutua y compromiso.

Muchas de sus publicaciones abarcaron temas políticos claves para mejorar los derechos humanos de las minorías en la sociedad. Sir Arthur favoreció los sistemas democráticos en lugar de sistemas políticos en los cuales los presidentes o ministros gobiernan sin el conocimiento y sin apoyo de las mayorías.

Sir Arthur trató de trazar una correlación entre el tamaño de un país y el abuso político. De igual manera planteaba una correlación entre la federación y la buena gobernabilidad en pequeños territorios caribeños. El estudio comparativo de diferentes territorios le permitieron juzgar la eficiencia de ciertas políticas. Entre otras cosas examinó informes de los territorios coloniales sobre los problemas en agricultura, minería y moneda.

Los padres de Sir Arthur emigraron de Antigua unos 12 años antes de su nacimiento. A los siete años tuvo que dejar la escuela debido a una enfermedad, así que su padre se engargó de su educación en casa. Ese mismo año, su padre falleció dejando a cinco hijos y su esposa.

A sus 17 años, Sir Arthur ganó una beca del gobierno de Santa Lucía para estudiar en una universidad británica. Fue a la escuela de economía en Londres (London School of Economics-LSE), en donde estudió administración de negocios. Se graduó con honores de primera clase en 1937 y continuó sus estudios, logrando un doctorado en economía industrial. Fue profesor en LSE y en la Universidad de Manchester, en donde muchos de sus estudiantes eran descendientes asiáticos y africanos, y fue nombrado catedrático en 1948 a la edad de 33.

En 1963, Sir Arthur recibió el título de caballero y retomó sus estudios de economía mientras también dictaba clases de economía política como profesor emérito de la Universidad de Princeton. Entre 1970 y 1974, dejó Princeton  para ir a Barbados en donde fundó el Banco Caribeño de Desarrollo (BCD), convirtiéndose en su primer presidente. Sus experiencias en BCD ampliaron su conocimiento en problemas de desarrollo, así lo sostuvo Sir Arthur en su autobiografía.

De regreso a Princeton en 1974, Sir Arthur publicó en 1978 su aporte sobre el crecimiento y fluctuaciones en la economía mundial entre 1870 y 1914. Fue reconocido con el Premio Nobel en Ciencias Económicas  en 1979 por realizar la primera investigación en desarrollo económico, enfocándose en los problemas de los países en desarrollo.

Su libro, La teoría del crecimiento económico, publicado en 1954, es considerado como el estudio inicial en la materia. En este libro, Sir Arthur señaló la importancia del desarrollo en infraestructura, todas las áreas de educación, la especialización en agricultura y tasas altas de empleo.

Hoy en día, el retrato de Sir Arthur aparece en el billete de 100 dólares caribeños, conmemorando su gran contribución a la integración regional y soberanía. También fundó la Escuela Superior Comunitaria Sir Arthur Lewis para proveer un lugar para la educación que ofrezca instrucción en agricultura, arte y ciencia, estudios generales, salud, instrucción docente, administración docente, educación técnica y estudios de administración.