News banner image

Noticias

Oyentes del corazón del Amazonas

Todas las mañanas, la selva amazónica peruana despierta con la radio para iniciar un nuevo día. Y es que la radio es el principal medio de comunicación en la zona: el 81 por ciento de su población escucha radio, según un estudio hecho en el área de Loreto.

“Acá en mi comunidad la señora Norita tiene muy avanzada su piscigranja (granja de piscicultura)”, cuenta una mujer en una carta leída por la radio. “Cuando ella venda sus pescados, su hija podrá ir al colegio para poder salir adelante y ser alguien en la vida”.

Quien habla es una de las 500 promotoras de una red que cubre 50 comunidades en las cuencas de los ríos Marañón y Tigre. Estas promotoras comparten las experiencias de sus comunidades a través de cartas que son leídas en la radio y luego las vivencias reales que muestran estas cartas se expresan en una radionovela, Bienvenida Salud, que busca educar entreteniendo.

Bienvenida Salud es el proyecto más exitoso de Minga Perú, una fundación peruana sin fines de lucro que Eliana Elías, una comunicadora social emprendiera en 1998. La fundación produce y distribuye la radionovela y promueve varios programas de capacitación que buscan auspiciar proyectos de salud y derechos humanos para las mujeres y sus familias. 

Durante un seminario en la sede del BID, Elías compartió el “Modelo Minga de Comunicación para la Salud y el Cambio Social” y los testimonios de las mujeres en la selva peruana.

Ella empezó su relación con la selva en 1991 usando materiales educativos como parte de un proyecto de salud, salubridad y lucha contra el cólera. Luego de eso, y convencida de la importancia de producir mensajes localmente, Elías vivió y trabajó en la zona rural de Loreto, donde aprendió de campesinos y campesinas, chamanes, misioneros y enfermeros. Allí conoció de cerca las necesidades vinculadas a la salud reproductiva y preventiva.

Una niña de la zona puede iniciarse sexualmente a los 13 años, descubrió, y en los años siguientes tener unos 10 hijos. La tasa promedio de fertilidad en la selva es de 7 hijos por mujer y puede llegar en algunos casos a 14 hijos por mujer. La tasa promedio de fertilidad en Perú es de 2,8 hijos por mujer.

Con ayuda de otros profesionales y mujeres de la comunidad, Elías lanzó la radionovela Bienvenida Salud, y después inició programas en salud y derechos humanos vinculados a la radionovela. Así, ha logrado postergar la maternidad de muchas jóvenes, y reducir las tasas de mortalidad materna e infantil.

La radionovela apoya a las mujeres amazónicas con una propuesta que combina comunicación y educación, orientada a impulsar la equidad de género y los derechos reproductivos.

No sólo eso. Las historias reales del día a día de las mujeres de la selva amazónica enseñan también identidad cultural, prevención de la violencia familiar y manejo del bosque y el medio ambiente.

“El corazón del modelo de comunicación es el programa de radio”, indica Elías, “que nos permite estar en contacto con la gente a través de las aproximadamente 5.000 cartas que hemos recibido. Esas cartas leídas al aire nutren la radionovela”.

La experiencia reafirma el poder de la comunicación como herramienta poderosa para el cambio social, opina Elías. “Quienes siempre han sido receptores pasivos de mensajes producidos por otros, se vuelven protagonistas y creadores de sus propios mensajes”, dice. “Solo así la comunicación adquiere una dimensión que da poder, permite que la gente se reconozca, se exprese, se encuentre y ejerza por fin, su dimensión ciudadana”.

Algunas de las oyentes de la radio son elegidas y capacitadas como promotoras para el desarrollo social y económico. El modelo de capacitación incluye la ejecución de proyectos productivos y de generación de ingreso, además de enseñarles a proteger el medio ambiente. Los programas de capacitación abarcan manutención de chacras agroforestales, carpintería, costura, artesanías y otras destrezas.

Después de capacitarse por unos dos años, las promotoras pueden acceder a un microcrédito para establecer una pequeña empresa. Minga facilita los recursos financieros y técnicos para apoyar estas actividades.

Según Enrique Agnini, coordinador de proyectos de capacitación para Minga, la inversión para la instalación de una piscigranja, por ejemplo, oscila en torno a unos US$714. “Pensamos que al año, con un buen rendimiento, se puede tener ingresos que dupliquen esa suma”, indica.

Hace seis años y medio, antes de la existencia de Minga Perú, muchas de las oyentes de Bienvenida Salud no sabían lo que era autoestima ni habían escuchado acerca de sus derechos. Hoy, las mujeres de la selva amazónica se sienten dueñas de su destino. Y sus esperanzas, ellas mismas dicen, son “tan grandes como el río”.