News banner image

Noticias

Países de América Latina y el Caribe ratifican su compromiso a iniciativa regional para unificar estadísticas sobre crimen y violencia

Herramienta financiada por el BID mejorará y armonizará información sobre seguridad ciudadana

CALI, Colombia – Quince países de América Latina y el Caribe ratificaron su participación en una innovadora iniciativa para unificar y compartir indicadores sobre crimen y violencia, en un evento sobre seguridad ciudadana realizado hoy en esta ciudad. Tres países más —Bolivia, Panamá y Guatemala— que asistieron al encuentro manifestaron su voluntad de sumarse al esfuerzo, lo que elevaría a 18 el número de estados socios de este proyecto.

Especialistas y autoridades participaron en el encuentro regional sobre indicadores de criminalidad, que se llevó a cabo en esta ciudad colombiana el 16 y 17 de agosto, organizado en conjunto con la Alcaldía de Cali y el Instituto Cisalva de la Universidad del Valle, entidad que coordina el proyecto. El evento contó con la presencia del presidente de Colombia, Juan Manuel Santos.

Financiado desde 2008 con una donación del BID de US$2,5 millones, el Sistema Regional de Indicadores Estandarizados de Convivencia y Seguridad Ciudadana (SES) permite a los gobiernos de América Latina y el Caribe contar de manera oportuna con datos confiables y comparables que facilitan el diseño y evaluación de programas de seguridad ciudadana.

Previo al proyecto, no había una uniformidad de criterios o metodologías sobre cómo se recogen y procesan los datos, tanto entre los distintos países como entre instituciones de cada país, como los cuerpos de policía, las fiscalías o los ministerios de salud pública). Estas diferencias incluían las estimaciones demográficas sobre población e interpretaciones diferentes para delitos del mismo nombre, entre otros temas.

A la fecha, el SES ha logrado acuerdos sobre 22 indicadores basados en información obtenida de más de 140 instituciones públicas en 15 países y dos ciudades. El sistema recibe insumos oficiales de Argentina, Colombia, Costa Rica, Guyana, Honduras, Jamaica, México, Nicaragua, Paraguay, Perú, República Dominicana y Uruguay, además del Distrito Metropolitano de Quito y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Los datos se pueden consultar en el portal estadístico www.seguridadyregion.com.

Originalmente constituido por seis países, los avances y logros del SES han motivado la integración de nuevos miembros. Se prevé que a fines del próximo año 80 por ciento de los países socios del BID en la región desarrollará sus estadísticas según estos parámetros comunes. Paralelamente, la Organización de los Estados Americanos, la Oficina de Drogas y Crimen de las Naciones Unidas y el Sistema de la Integración Centroamericana se han incorporado como socios estratégicos que apoyan el proyecto. En el encuentro de Cali, también el Banco Mundial y la Organización Panamericana de la Salud sumaron su adhesión al programa.

Jorge Srur, especialista senior del BID en el área de modernización del Estado, resaltó que la mejor calidad de los datos es clave para mejorar la formulación, implementación y evaluación de las políticas públicas.

“En nuestros países la seguridad ciudadana es un tema que a menudo se maneja a oscuras”, dijo Srur. “Sólo con información pertinente y precisa se pueden diseñar políticas públicas que nos ayuden a reducir la violencia en la región”.

En cada uno de los países participantes en el SES se han creado unidades técnicas que validan los indicadores regionales. Esto permite comparar las tasas de homicidios y secuestros, de muertes por lesiones de arma de fuego y tránsito, suicidios, denuncias de delitos sexuales, violencia intrafamiliar, maltrato infantil y de adolescentes. También hay datos sobre infractores por conducir en estado de embriaguez y la prevalencia de violencia sexual.

El Alcalde de Cali, Rodrigo Guerrero, dijo que el sistema es innovador y útil, y que otras regiones del mundo y otros organismos internacionales están siguiendo con atención el sistema de información y varios países están tomando ventaja de los datos que ya han sido consolidados.

“Es una herramienta exportable y puede convertirse en modelo para otros países,” indicó Guerrero. “Si no contamos con la información precisa no podemos tomar acciones que ayuden a resolver el problema. Desarrollar los indicadores es dar con la causa del problema, para que podamos generar la cura y garantizar más seguridad en nuestras ciudades”.