El MICI refuerza sus encuentros virtuales para gestionar los reclamos durante la pandemia del covid-19

Desde la instauración del tele-trabajo para todos los empleados del Grupo BID, las misiones a terreno han quedado postpuestas hasta que se den las condiciones necesarias, sin que en ningún caso esto implique una suspensión de la gestión de los reclamos en curso ni una paralización de los procesos. Al contrario, en los últimos dos meses se han mantenido decenas de reuniones virtuales con los distintos interlocutores de cada reclamo, utilizando múltiples canales y plataformas en función de las situaciones particulares.

El MICI ha adoptado nuevas fórmulas para trabajar —manteniendo la cercanía de forma remota— con cada una de las Partes de su cartera activa de reclamos, tras la declaración de la pandemia del coronavirus y la restricción de viajes internacionales en la mayoría de países. El Mecanismo es especialmente sensible a las limitaciones tecnológicas y dificultades de acceso a internet de muchas comunidades de la región. Por este motivo, y dependiendo de las capacidades de cada interlocutor, hacemos uso de una diversidad de herramientas virtuales de comunicación para garantizar la accesibilidad al Mecanismo.

Es innegable que no poder encontrarnos físicamente con nuestros Solicitantes ni tampoco conocer el Proyecto de primera mano representa una dificultad añadida para procesos que de manera ordinaria ya son complejos, tales como los procesos de resolución de disputas o las investigaciones de cumplimiento. Esta presencia física es fundamental a nuestro trabajo, pero igual de importante es encontrar alternativas creativas para atender las preocupaciones de las comunidades respecto a proyectos del Grupo BID.

A modo de ejemplo, en la gestión del reclamo Parque Industrial Caracol en Haití se han mantenido múltiples reuniones de seguimiento que requieren la interpretación al creole haitiano. Para lograrlo, se han utilizado tres plataformas virtuales a un mismo tiempo; con los reclamantes participando a través de una conexión telefónica convencional, mientras otros se conectan por video-conferencia mediante MS Teams. En la Fase de Consulta también se está avanzando en el proceso de evaluación del reclamo Ruta del Cacao, en Colombia, a pesar de la extrema complejidad que las consultas virtuales a cada una de las potenciales Partes de un diálogo introducen al proceso.

En cuanto a los procesos en la Fase de Verificación de la Observancia, se ha mantenido el contacto continuo con Administración y Solicitantes para actualizarlos del estado de los reclamos referidos al proyecto Alto Maipo, en Chile, y al proyecto Generadora San Mateo S.A. y Generadora San Andrés S.A., en poner Guatemala. En el caso del Proyecto Hidroeléctrico Ituango, en Colombia, resulta fundamental informar a los cerca de 500 solicitantes respecto al estado de la investigación y la cancelación temporal de la misión de investigación, proveyendo certidumbre de que los trabajos investigativos no han parado pero sí han tenido que adaptarse a una nueva realidad.

El Mecanismo comprende la inquietud y la incertidumbre que esta situación excepcional puede generar en las partes implicadas en un proceso MICI y redobla sus esfuerzos para garantizar la máxima disponibilidad para atender a todas las partes implicadas. Por este motivo reiteramos nuestro compromiso y convicción de que, como mecanismo de rendición de cuentas, el trabajo del MICI requiere que seamos flexibles y capaces de adaptarnos a las circunstancias de aquellos para los que el mecanismo fue creado.