Transparencia

MapaInversiones: la tecnología que da transparencia al gasto público

Pertinax fue el emperador romano que duró menos en su cargo, solo 86 días. Su problema fue querer combatir la corrupción sin apoyo de sus súbditos, quienes no apoyaron las medidas que adoptó. Y es que eliminar la corrupción es un  esfuerzo que requiere la participación del Estado y de todos los segmentos de la sociedad.

En América Latina y el Caribe, por ejemplo, aún queda mucho por hacer para eliminar la corrupción de los sistemas de compras públicas.Según un estudio publicado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la región pierde 4,4% del PIB por causa del malgasto. Ese monto alcanza un total de US$220.000 millones, equivalentes a los recursos que permitirían erradicar la pobreza extrema en toda la región.

Afortunadamente, hoy existen más herramientas que las que tenía Pertinax. La primera de ellas son las reformas institucionales para la promoción de una mayor transparencia e integridad. La segunda es la digitalización. Ambas herramientas son consideradas pilares clave dentro de la Visión 2025 del BID para impulsar el desarrollo y la recuperación económica de la región.

“Impulsar la agenda de transparencia e integridad en América Latina y el Caribe será vital para promover la recuperación sostenible en la pospandemia,’’ resaltó Roberto de Michele, especialista principal en transparencia e integridad del sector de Instituciones para el Desarrollo del BID. “Una mayor transparencia puede aumentar la confianza de los inversionistas en nuestra región y mejorar la eficiencia del gasto público.  La buena noticia es que existen tecnologías  e instituciones como el BID para apoyar a los países con las reformas necesarias.”

Estudios del BID han identificado que, para combatir prevenir y controlar la corrupción, es necesario combinar las reformas regulatorias con tecnologías digitales. Esto permite que los gobiernos puedan alcanzar mejores niveles de transparencia e integridad, las empresas puedan invertir y generar empleos de forma más eficiente, y la ciudadanía pueda empoderarse y confiar en sus gobiernos.

Por eso, una parte de la solución implica ayudar a los gobiernos a transparentar el gasto público a través de leyes y mecanismos que garanticen el acceso a la información, combinados con plataformas digitales que hagan efectiva la transparencia. MapaInversiones es una herramienta digital desarrollada por el BID, con el apoyo de Microsoft, y el Fondo de Transparencia, que ayuda a alcanzar  este objetivo.


Esta herramienta apunta a sistematizar y divulgar la información de proyectos de inversión y gasto público en un solo lugar,  a través de canales que faciliten el control, el análisis y la toma de decisiones. La información sobre los proyectos de inversión pública en MapaInversiones está georreferenciada, lo que permite a los ciudadanos participar mediante comentarios, imágenes, sugerencias y denuncias. “Al combinar el acceso a la información con la tecnología, MapaInversiones libera el potencial de la transparencia y la rendición de cuentas para identificar irregularidades y prevenir el uso inadecuado de los recursos públicos”, afirma Juan Cruz Vieyra, especialista senior en  la división de Innovación para Servir al Ciudadano  del BID. La herramienta es flexible y posibilita que cada país pueda adaptar sus funcionalidades para sus necesidades específicas. Actualmente, once países de la región adoptaron la solución para transparentar más de US$140.000 millones de recursos desde 2013. A continuación les contamos cómo algunos de los países están utilizando la solución.

Argentina: un mapa de conocimiento para la obra pública

MapaInversiones Argentina fue lanzada en octubre 2020. Esta plataforma ayudó a reordenar los sistemas internos, estandarizó la forma en la que se recopilaban datos de inversión en infraestructura e incluso impulsó el desarrollo de nuevas herramientas para capturar información.

Pese a llevar en operación apenas un año, la plataforma ya monitorea más de tres mil obras y proyectos, y llegó al millón de usuarios con más de 230 comentarios. Esta plataforma fue fortalecida por las recomendaciones del Observatorio de la Obra Pública (compuesto por actores del ámbito público y privado) y apunta a tener un crecimiento gradual, incluyendo nuevas funcionalidades que permitan, por ejemplo, la toma de decisiones para reducir la brecha de género y diversidad dentro del sector de la construcción.

En octubre de 2021  se lanzó una nueva versión de MapaInversiones Argentina en la que incluyen nuevas funcionalidades y más información de obras, proyectos y hasta imágenes satelitales.

Captura Argentina


Colombia: Una imagen vale más que mil regalías En Colombia, el desafío era monitorear el gasto de recursos provenientes de las regalías (impuestos de la minería y el petróleo) a un menor costo y disminuir la posibilidad de que éstas se asignaran de forma arbitraria. La solución fue MapaRegalías, hoy conocida como MapaInversiones Colombia.

En este país, la plataforma generó una mejora en la eficiencia de la ejecución de casi ocho puntos porcentuales después de su lanzamiento en 2014. Las fotografías a disposición del público se multiplicaron por nueve  en tres años, lo que permitió identificar anormalidades y abusos en distintos proyectos gracias al control social de los ciudadanos.

Costa Rica: supervisores de la inversión pública

En Costa Rica, la ciudadanía pedía más transparencia en la gestión de los recursos públicos, a fin de saber en qué se estaba empleando el dinero de sus impuestos. Para responder a esta necesidad, el gobierno  lanzó MapaInversiones Costa Rica, en marzo de 2018 con apoyo del BID, donde instaban a los ciudadanos a ser supervisores de la inversión pública


“La herramienta tiene múltiples beneficios, ya que además de permitirle al gobierno informar a la ciudadanía sobre las inversiones que realiza en un formato unificado y de fácil comprensión, le permite a la administración incluir a los ciudadanos en la discusión de políticas públicas, usar los datos que arroje la plataforma para mejorar la toma de decisiones sobre los proyectos y aprovechar el uso de esos datos masivos para prevenir y controlar la corrupción”, afirmó Mario Durán Fernández, ex viceministro de Reformas y Proyectos del Ministerio de Obras Públicas y Transportes, durante el lanzamiento de la plataforma en 2018.

Un estudio experimental del BID demostró que los proyectos publicados en la plataforma tenían mejor desempeño que los no publicados. En solo tres meses de operar MapaInversiones, el progreso financiero de los proyectos cargados en la plataforma aumentó en 18 puntos porcentuales y su progreso físico en ocho puntos porcentuales, en comparación con aquellos no publicados. Para aprovechar el impacto positivo de la plataforma, hoy conocida como Rendir Cuentas, en diciembre de 2020 lanzó su módulo COVID-19 y su nueva actualización se espera para mediados del 2022.


Paraguay: Inteligencia artificial para prevenir la corrupción

En Paraguay, la ciudadanía demanda activamente una mayor transparencia en la gestión de recursos asociados a la pandemia.

Por eso, el país decidió implementar  Rindiendo Cuentas, y posteriormente el Módulo Paraguay en Resultados, que entregan datos sobre planificación, presupuesto y ejecución de proyectos financiados con recursos públicos. Además de permitir la fiscalización ciudadana, facilita una clara alineación entre la gestión de los recursos, el Plan Nacional de Desarrollo y los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Sumado a esto, en septiembre 2021, el gobierno de Paraguay y el BID profundizaron su colaboración para implementar en el país un sistema de alertas tempranas de corrupción asociadas a la contratación pública en el país. El sistema apunta a monitorear la cadena de valor de los procesos contractuales, generar alertas y bloquear procesos de contratación que presentan irregularidades según el marco legal y regulatorio existente, utilizando algoritmos de machine learning e inteligencia artificial.


Perú: extrayendo la corrupción con ayuda de todos

En Perú, el sector minero representa casi el 10% del PIB nacional, contribuye entre el 15% y 20% de los ingresos públicos y genera más de 200.000 empleos formales directos bien remunerados.

Sin embargo, las comunidades más cercanas a la actividad minera históricamente no han percibido los beneficios de esta industria, tanto por la baja capacidad de ejecución de las autoridades, como por la falta de información sobre las inversiones públicas. Esto ha generado repetidas protestas sociales que paralizan obras y limitan la inversión.

Para visibilizar el impacto del sector, y a la vez garantizar una correcta gestión de recursos, en 2020 se lanzó MapaInversiones Perú País Minero. En esta plataforma es posible ver los más de 50 mil proyectos públicos financiados total o parcialmente con transferencias generadas por la minería, junto con su nivel de ejecución financiera y física. La plataforma también permite determinar el número de empleos mineros ocupados por mujeres.


El mapa de la transparencia

Pertinax murió solo en la lucha contra la corrupción, pero hoy en América Latina y el Caribe, cada día son más los que se unen a esta causa. MapaInversiones cuenta con más de un millón de usuarios únicos en los diferentes países de las región.

Sumado a estos esfuerzos, desde 2007 el BID ha otorgado financiamiento en más de US$23 millones en cooperaciones técnicas para mejorar la transparencia e integridad en el sector público y privado de la región, y los países miembros han iniciado programas de préstamos por más de US$2.000 millones para su agenda de transparencia, integridad y control de la corrupción. Así, los gobiernos de América Latina y el Caribe podrán seguir mejorando la gestión de recursos públicos de forma unida.

 

Para saber más sobre MapaInversiones visita nuestra página web donde podrás ver la plataforma por país

Si quieres más informaciones sobre esta y otras herramientas descarga nuestra publicación “Tecnologías digitales para la transparencia en la inversión pública: Nuevos instrumentos para empoderar a ciudadanos y gobiernos".

 

MEJORANDO VIDAS BANNER