Banner natural capital

Natural Capital Lab

¿POR QUÉ EL LABORATORIO DE CAPITAL NATURAL?

Thumbnail

A pesar de representar solo el 16% de la superficie terrestre del planeta, América Latina y el Caribe (ALC) posee el 40% de la diversidad biológica mundial y contiene siete de los 25 puntos críticos de biodiversidad del mundo, seis de los 17 países "megadiversos", 11 de los 14 biomas terrestres y el segundo sistema arrecifal más grande del mundo. Más del 30% del agua dulce disponible en la tierra y casi el 50% de los bosques tropicales se encuentran en la región y ALC tiene una amplia gama de ecosistemas terrestres, de agua dulce, costeros y marinos que contienen algunas de las colecciones más ricas de aves, mamíferos, plantas y anfibios. Esta fuente única de capital –el capital natural– genera servicios fundamentales para el bienestar de las personas.

Sin embargo, los recursos naturales están amenazados. Un estudio reciente de WWF mostró que Centroamérica y Latinoamérica han perdido el 89% de sus poblaciones de mamíferos, aves, peces, reptiles y anfibios. Los datos de Global Forest Watch muestran que cuatro de los 10 países con mayor pérdida de cobertura arbórea tropical en 2017 se encontraban en América Latina.  Las tasas de deforestación de los manglares son de tres a cinco veces más altas en todo el mundo que las de los bosques terrestres.  En nuestros océanos, el 90% de las poblaciones de peces están plenamente explotadas o sobreexplotadas, y se ha detectado contaminación plástica en todos los principales medios marinos.  La contaminación química y atmosférica sigue avanzando y la OMS estima que el 90% de la población mundial respira aire tóxico.

McKinsey estima que se necesitan entre 300.000 y 400.000 millones de dólares cada año para preservar y restaurar los ecosistemas, pero los proyectos de conservación reciben sólo 52.000 millones de dólares, la mayoría provenientes de fuentes públicas y filantrópicas.  Este déficit de financiación puede abordarse, en parte, mediante la movilización de inversión privada, apoyando a los agentes privados que están aprovechando de manera sostenible el capital natural, facilitando la inversión privada en proyectos de conservación y restauración, y fomentando la innovación privada en soluciones de sostenibilidad.  También se puede abordar ayudando a todos los actores –el sector público, las empresas, los empresarios y la sociedad civil– a cuantificar el valor del capital natural en términos económicos.

A medida que los países tratan de cumplir sus compromisos en virtud del Convenio sobre la Diversidad Biológica, el Acuerdo de París sobre el Clima y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) 14 y 15, el uso sostenible del capital natural será de vital importancia para el cumplimiento de estos compromisos nacionales, las estrategias nacionales de desarrollo y los medios de subsistencia locales.

Existe una gran oportunidad para catalizar formas innovadoras de poner los servicios de los ecosistemas de capital natural de ALC al servicio de la región de manera eficiente y sostenible.

¿QUÉ HACE EL LABORATORIO DE CAPITAL NATURAL?
Thumbnail

El Laboratorio de Capital Natural del BID sirve como una ventanilla única para que el Grupo BID impulse la innovación de espacios financieros en los ámbitos de la conservación, el paisaje, la agricultura regenerativa, la biodiversidad y los ecosistemas marinos. Busca cerrar la brecha entre los actores ambientales y financieros tradicionales de los sectores públicos y privados para incubar, acelerar y escalar nuevas soluciones a problemas urgentes.

El Laboratorio de Capital Natural es un centro tolerante al riesgo dentro del Grupo del BID.  Dado que las soluciones a muchos de los problemas de capital natural son transversales, la institución persigue una agenda de proyectos de financiamiento mixto con todas las partes del Grupo del BID (BID, BID Invest y BID Lab), además de sus propios proyectos, conocimientos y alianzas estratégicas.

Como laboratorio de innovación financiera, las actividades incluyen el despliegue de financiación en forma de subvenciones, préstamos, capital propio, capital de riesgo y garantías para:

- Probar nuevos modelos de financiación del capital natural en los sectores públicos y privados.

- Acelerar el despliegue de nuevas tecnologías

- Crear marcos regulatorios propicios para la innovación en el capital natural

- Identificar emprendedores y proyectos, y apoyarlos con capital de riesgo y vínculos con ecosistemas de innovación.

- Vincular proyectos con inversionistas existentes, fuentes de financiamiento internacionales (como el FMAM) y financiamiento del BID para aumentar la escala

- Probar modelos de financiación a gran escala para la conservación

- Experimentar con inversiones basadas en la valoración del capital natural/riesgo

- Trabajar con empresas ancla para valorar y aprovechar el capital natural en sus cadenas de suministro.

El logro de los ODS solo se producirá si los actores involucrados con avanzar una la agenda innovadora aprender a trabajar entre sí. El gobierno, el mundo académico, el sector privado, los empresarios y la sociedad civil no pueden resolver los problemas. El Laboratorio de Capital Natural prioriza los proyectos conjuntos para mostrar el resultado de las innovaciones multisectoriales.

Como Laboratorio para el diálogo estratégico y las asociaciones, las actividades incluyen:

- Detallar los argumentos económicos a favor de la inversión en los sectores de capital natural

- Asociarse con grandes iniciativas globales que reúnen a líderes en tecnología, ciencia, conservación y negocios para desarrollar diálogos sobre la innovación del capital natural

- Desarrollar una red de ministerios de finanzas y actores internacionales, como el Convenio sobre la Diversidad Biológica, para discutir cómo el capital natural puede ser un activo y un motor del desarrollo, no un costo.

Algunos de los sectores a desarrollar incluyen:

areastematicas
 

Llamado a la acción:

El Laboratorio de Capital Natural es un esfuerzo conjunto entre la División de Cambio Climático y Sostenibilidad del BID con el Laboratorio del BID.  En la Cumbre de One Planet 2018, el Presidente Macron de Francia anunció el compromiso del gobierno francés de convertirse en el socio fundador del Laboratorio de Capital Natural, con una contribución de 24 millones de euros.  

El Laboratorio de Capital Natural tiene como objetivo obtener resultados preliminares para el Congreso de la UICN de 2020 en Marsella y la COP 15 de Biodiversidad en China.

Cómo participar:

Los donantes pueden apoyar al Laboratorio de Capital Natural contribuyendo al fondo común del Laboratorio para financiar proyectos, conocimientos y operaciones.

Las corporaciones pueden unir fuerzas con el Laboratorio de Capital Natural desarrollando conjuntamente proyectos para valorar y conservar el capital natural dentro de sus operaciones o cadenas de suministro, usando y escalando tecnologías o soluciones incubadas por el Laboratorio, o contribuyendo al fondo del Laboratorio.

Los socios ejecutores pueden unir sus fuerzas con el Laboratorio de Capital Natural para desarrollar conjuntamente proyectos, delinear hojas de ruta o convertirse en socios estratégicos en nuestros diálogos.

Los empresarios pueden recibir financiación, ser mentores de otras empresas de Laboratorio de Natural Capital o participar en convocatorias de propuestas.