Alianzas en el BID
Newsletter Header

NUESTRA VISIÓN

Nuestra visión consiste en un mundo donde las organizaciones globales reconocen el papel crítico que tienen que jugar para mejorar vidas, trabajando con nosotros para movilizar el financiamiento y conocimiento necesario para avanzar en el desarrollo de América Latina y el Caribe.

En línea con este movimiento global, ORP está expandiendo su trabajo colaborativo e innovando en sus esfuerzos para movilizar el conocimiento y los recursos financieros de sus socios. Aprenda como estamos haciendo esto.

In line with this global movement, ORP is expanding its collaborative efforts and innovating in its approach to tapping the knowledge and financial resources of its partners. Find out how we are doing this.

Llamando al sector privado a la acción

Reconocemos que el sector privado tiene un papel crítico que jugar en el desarrollo y por eso, durante los últimos diez años, el BID ha ampliado sus alianzas corporativas. Hoy en día–gracias a la emergencia del consumismo consciente y un marcado vínculo entre la sostenibilidad empresarial y el desempeño financiero – estos esfuerzos son facilitados por una cultura empresarial en la cual las compañías se sienten cada vez más responsables por generar un impacto positivo en sus comunidades.

Para responder a este nuevo escenario e impulsar todavía más la participación empresarial en el desarrollo, el BID creando incentivos para los líderes en sostenibilidad corporativa mediante IndexAmericas, ayudando a las empresas a integrar el impacto en sus modelos de negocio y fortaleciendo el apoyo a la entidad gracias a BID Invest, el brazo del sector privado. Si tu empresa busca contribuir al desarrollo de la región, contáctanos.

Liderando innovaciones financieras

Se estima que las organizaciones multilaterales y gobiernos pueden cubrir solamente el 15 por ciento del financiamiento necesario para lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Para movilizar el otro 85 por ciento, en 2015, la Agenda de Acción Addis Abeba lanzó un llamado a la comunidad global pidiendo pasar a movilizar de “miles de millones” a “billones”, y que miraran más allá de los instrumentos tradicionales pasando a utilizar esquemas financieros innovadores con potencial para financiar la Agenda 2030.

El Grupo BID está posicionado para liderar este esfuerzo. Desde el 2010 venimos pilotando instrumentos innovadores y viendo su creciente importancia hasta que, a finales de 2017, el 38 por ciento de nuestras movilizaciones usaron modalidades de este tipo. En los años que vienen, continuaremos explotando el financiamiento innovador, ampliando nuestro portafolio de instrumentos y ayudando a nuestros socios a lograr todavía más apalancamiento. Trabajemos juntos.

Trabajando con fundaciones

La comunidad global ha unido esfuerzos frente la Agenda 2030 y las fundaciones no se han quedado por fuera. En los Estados Unidos por ejemplo, doblaron sus donaciones para lograr US$60 mil millones entre 2002 y 2014 y, a nivel global, los filántropos están explorando inversiones de impacto y otros esquemas financieros estratégicos que miden resultados, alcanzando a más beneficiarios y prometiendo apalancar financiamiento adicional.

La trayectoria del BID de ayudar a sus socios a apalancar el financiamiento y conocimiento de otros actores está en línea con estos intereses, y establece un escenario sobre el cual las alianzas publico-privadas pueden crecer y generar impacto real. Buscamos aliarnos con fundaciones para innovar, medir impacto y, escalar intervenciones efectivas. Si tu organización comparte estos objetivos, contáctanos.

Respondiendo a la revolución digital

Mientras que la revolución digital nos ha permitido lograr muchos avances, también esta repleta de obstáculos. Está transformando los mercados laborales y amenazando los modelos de negocio en diversas industrias. En América Latina y el Caribe, nuestras comunidades continúan enfrentándose a impedimentos en la adopción de las tecnologías necesarias para aprovechar la revolución como un estímulo para el desarrollo; el acceso a la infraestructura y redes digitales siguen siendo limitadas y la falta de estrategia para el cambio estructural ha acotado también el crecimiento de la economía digital.

La región se encuentra en una encrucijada. Si no aborda los retos y las oportunidades de la revolución digital, sus comunidades pueden sufrir. Pero si logra hacerlo, puede catalizar el crecimiento económico sustancial. Para asegurar que esto pase, el BID busca socios que puedan ayudar a la región a responder y a aprovecharse de la revolución digital. Si este objetivo le interesa a tu organización, contáctanos

Invirtiendo en infraestructura

La brecha de financiamiento para infraestructura en América Latina y el Caribe es enorme – Estimado en más de US$100 mil millones en los próximos diez años – y un gran obstáculo para su desarrollo. Para llenarla, el BID dedica más en su portafolio a infraestructura que a cualquier otro tema, representando la infraestructura un tercio de nuestros préstamos en 2017.

Si tu organización busca invertir en las bases para un crecimiento continuo de la región,trabajemos juntos.

El conocimiento: una nueva moneda

Mientras el BID financia proyectos para mejorar vidas, también buscamos trabajar mediante el conocimiento como un instrumento para avanzar en el desarrollo. En ese sentido, cada vez más priorizamos las colaboraciones que comparten ideas y mejores prácticas cultivadas por nuestros socios. Son una nueva moneda que nos permiten innovar y escalar soluciones novedosas.

Trabajando mediante plataformas como roundtables y eventos, programas ejecutivos de capacitación y otros instrumentos, el Banco está interesado en las colaboraciones que buscan compartir conocimiento y que puedan enriquecer nuestros esfuerzos o impulsar el desarrollo de una cultura colaborativa por todo el mundo. Trabajemos juntos.