EL BANCO EN ACCIÓN
 
NOTAS RELACIONADAS


Percusionistas en acción

Breve historia del reluciente tambor

De cómo un desecho de la industra petrolífera se convirtió en una tradición musical de alcance global

Por David Mangurian, Laventille, Trinidad

No hay demasiados barrios de trabajadores que puedan presumir de haber creado un instrumento musical de fama mundial. Sin embargo, el modesto suburbio de Laventille, en las laderas de una colina situada al este de la capital comercial de Trinidad, Puerto España, se enorgullece de ser cuna de uno de los más queridos instrumento acústicos nacido en el siglo XX —el tambor metálico o pan, según su nombre más correcto.

Esclavos liberados se asentaron en tierras de Laventille a mediados del siglo XIX. Desde entonces, la tradición africana del tambor fue evolucionando hasta transformarse en bandas de percusión rítmica formadas por jóvenes, y muchas veces hombres pendencieros, que durante los carnavales y otras fiestas recorrían calles y plazas al son de sus tambores de piel. Prohibidos estos, se reemplazaron por otros hechos de cañas de bambú y a mediados de la década de 1930, las bandas comenzaron a utilizar objetos de metal —tapas de tachos de basura, piezas de automóbiles, cazuelas, sartenes y cajas de galletas— más ruidosos y fuertes que el bambú. Para fines de esa década, estas bandas de instrumentos metálicos, o steel bands como se les conoce, ya se habían consolidado.

Según cuenta la leyenda, en 1942 ó 1943, un joven de 12 años de Laventille llamado Winston "Spree" Simon prestó a un amigo su tambor metálico de grandes dimensiones. Cuando Simon lo recuperó, el tambor había sido golpeado con un martillo hasta alcanzar forma cóncava y había perdido el tono "especial" que tanto le gustaba. El muchacho comenzó a golpear la parte trasera del tambor, intentando recuperar su forma original y descubrió que, al hacerlo, se escuchaban diferentes tonos y notas. Así consiguió un tambor de cuatro notas y este accidente fue el inicio de la transformación del tambor metálico de instrumento de ritmo en uno melódico.

En 1946, según el historiador Dr. Félix Blake, Simon tomó un pequeño barril de petróleo y lo convirtió en un instrumento de 14 notas que causó sensación cuando la gente lo escuchó en el primer carnaval que celebraba Trinidad desde su prohibición a principios de la Segunda Guerra Mundial. Rápidamente, otros músicos hicieron copias del instrumento y las bandas de ritmo de Trinidad se convirtieron en bandas musicales.

El amigo de Simon, Ellie Mannette, empezó a utilizar barriles de petróleo de 55 galones (medida estándar de los instrumentos de hoy), los golpeaba hasta darles forma cóncava, los recortaba, recalentaba el metal para reforzarlo y poder mantener la tonalidad de las notas, y, más tarde, golpeaba la parte trasera del instrumento para sacar notas convexas de la superficie cóncava. Para 1947 había perfeccionado un tambor con dos octavas de una escala diatónica.

Pronto comenzaron a elaborarse tambores metálicos, o pans, de escalas cromáticas. En 1951, la Trinidad All Percussion Steel Orchestra (TAPSO), un conjunto de 10 estrellas del pan que incluía a Simon y a Mannette, representó a Trinidad en el Festival de Gran Bretaña, en Londres. El grupo, que había ampliado su equipo con tambores pan bajos, tocó música caribeña y selecciones de música clásica. Este acontecimiento sirvió como presentación de este instrumento al mundo. El grupo recorrió Inglaterra y Francia y tocó en emisoras de radio y televisión de la BBC. El músico de TAPSO, Edric Conner, escribió entonces a su gente: "No quiero que ningún nativo de las Indias Occidentales vuelva a decir que no tenemos cultura".

Actualmente las bandas de percusión metálica están compuestas de 4 a 10 músicos. Algunas son orquestas con más de 300 tambores, con una escala de cinco octavas, desde pans "tenores" (sopranos) individuales con 24 ó 27 notas cromáticas, hasta combinaciones de nueve pans bajos de tres notas cada uno, tocados por una sola persona. La selección musical de estas bandas de percusión metálica va del calipso al jazz y desde los Beatles a Bach. Como la mayor parte de los músicos no pueden leer partituras memorizan la música, algo increíblemente difícil cuando se trata de piezas clásicas como la "Obertura de Guillermo Tell" de Rossini o una fuga de Bach. Len "Boogsie" Sharpe está catalogado como el mejor panista del mundo y se le compara a menudo al gran vibrafonista de jazz, Milt Jackson. Sharpe puede tocar el tambor vuelto del revés y es capaz de armonizar su propia melodía sirviéndose de una tercera baqueta.

Existen pans con un mínimo de 10 registros, cada uno con su propio "teclado" (diseño de notas) peculiar. Algunos fabricantes utilizan una fórmula especial de acero para su producción de instrumentos de calidad. Un pan tenor hecho de acero bien cromado cuesta un mínimo de 750 dólares, y los instrumentos para una orquesta completa podrían superar los 60.000 dolares. La mayoría de las grandes orquestas recibe el apoyo de benefactores de la empresa privada.

A pesar de los costos y según información de Internet, existen en la actualidad más de 900 bandas de percusión metálica en Trinidad (con una población de 1.1 millones), y más de 500 bandas del mismo estilo en docenas de otros países, incluyendo 240 en Estados Unidos y 130 en Suiza (donde el 70 por ciento de estos músicos son mujeres). Hoy se fabrican pans en al menos siete países además de Trinidad. Orquestas de percusión metálica han actuado en el Carnegie Hall de Nueva York, en el Kennedy Center de Washington y en el Royal Albert Hall de Londres. El "Primer Festival de Steel bands de Europa" tuvo lugar en París, en mayo del 2000 y en octubre del mismo año se celebró en Trinidad la conferencia mundial "Ciencia y Tecnología del Steel pan". La revista Scientific American ha publicado también un artículo sobre la física del steel pan.

Los músicos de steel pan de todo el mundo se mantienen conectados vía Internet. Hay docenas de lugares que ofrecen boletines informativos, listas de músicos y de bandas, y de afinadores y fabricantes de instrumentos por países. Dos de los mejores sitios, con enlaces a otros, son: www.pantrinbago.com y www.seetobago.com . Un sitio sueco ha completado un manual sobre cómo fabricar y afinar el pan (www.musikmuseet.se/pan/tuning/).

Laventille sigue proclamándose la capital del pan. Un mínimo de 15 bandas tienen panyards (patios donde los integrantes de la banda pueden practicar y almacenar sus instrumentos), como es el caso de los Desperadoes, una de las bandas más antiguas de Trinidad, nueve veces vencedora del concurso Panorama que se celebra cada año durante el carnaval de Puerto España. En 1985, cuando murió Rudolph "The Hammer" Charles, innovador del instrumento y por muchos años director de la banda Desperadoes, su funeral estuvo a la altura del que se efectuó para el muy admirado primer jefe de gobierno de Trinidad y Tobago, Dr. Eric Williams. Con el objetivo de atraer turismo, Laventille ha creado su propio festival de steel bands. Hace unos años, se pintó la parte superior de dos tanques situados en la cima de Picton Hill con notas de pan, creando los "pans" más grandes del mundo.

A Spree Simon, el "padre" de este instrumento, se le venera como un héroe en su barrio de Laventille. Un parque y un centro comunitario llevan su nombre y los residentes están haciendo un esfuerzo por costearle una estatua conmemorativa. De todas formas, ya en 1975, el prolífico escritor de música para steel bands y virtuoso del calipso, Lord Kitchener, inmortalizó para siempre a Simon en su "Tributo a Spree Simon":

"Todo el mundo desea saber cómo empezó la música de ´steel band´

Cuando lo sepas, te romperá el corazón

Yo te lo digo ahora, Winston Spree lo fundó

Y así es como empezó su primera melodía:

Be do be dom, tom ping, tom ping".

Publicado: Junio 2001

Bienvenidos a la cuna del steel band!

"Todo el mundo desea saber cómo empezó la música de ´steel band´

Cuando lo sepas, te romperá el corazón

Yo te lo digo ahora, Winston Spree lo fundó

Y así es cómo empezó su primera melodía:

Be do be dom, tom ping, tom ping".

Lord Kitchener, virtuoso del calipso y prolífico escritor de música steel band, en su "Tributo a Spree Simon", el "padre" del pan (1975).

 

FOTOS


Festival de steel bands...


Hora de afinar...