Saltar Navegación Global
Género y Diversidad
BID Portada > Temas > Género
Comment Tool Comenta
Comment Tool Comenta

Su comentario acerca de la página:






Share Tool Compartir
close Share Tool Compartir


EL PAPEL DEL BID EN LA ATENCIÓN Y LA PREVENCIÓN
DE LA VIOLENCIA CONTRA LA MUJER
EN AMÉRICA LATINA
Y EL CARIBE

Millones de mujeres en América Latina y el Caribe (ALC) sufren la violencia contra la mujer (VCM). Según el país, entre el 17% y el 53% de las mujeres en la región indican haber sido víctimas de violencia por parte de su pareja en algún momento de sus vidas. La prevalencia de la VCM varía considerablemente entre los países.


La violencia tiene graves consecuencias para las mujeres y sus hijos e hijas: desde lesiones físicas o desenlaces fatales a problemas psicológicos. También tiene un impacto significativo en las economías de la región, puesto que las mujeres que sufren violencia son menos productivas y tienen menos ingresos. La VCM está asociada con una pérdida entre el 1,6% y el 4% del PIB en ALC.

PORCENTAJE DE MUJERES QUE REPORTARON VIOLENCIA FÍSICA O SEXUAL INFLIGIDA POR LA PAREJA ÍNTIMA


Fuente: Violencia contra la mujer en América Latina y el Caribe: Análisis comparativo de datos poblacionales de 12 países. Washington, DC: OPS, 2012

 

 
 

 

PREVENCIÓN DE LA VIOLENCIA CONTRA LA MUJER

El BID apuesta por enfoques innovadores para prevenir la VCM que cuestionan el modelo de masculinidad violenta y que quieren transformar normas comunitarias que perpetúan relaciones de género desiguales.

Algunos de estos proyectos son:

Manchay Siembra la Paz

  • Paz en Manchay. En Perú, este proyecto trabaja con toda la comunidad –y especialmente con hombres y niños– en el proceso de construir relaciones no violentas y equitativas, con el objetivo de transformar la comunidad en un barrio libre de violencia. Se realizan actividades de divulgación con una red de promotores que difunde mensajes contra la violencia hacia las mujeres. El proyecto también ofrece apoyo jurídico y psicológico a las mujeres, así como actividades para empoderarlas económicamente.
  • Programa H y Programa M. Puestos en marcha en El Salvador por la Secretaría de Inclusión Social, el Instituto Salvadoreño para el Desarrollo de la Mujer y el Ministerio de Educación. Estos programas adaptandos del modelo brasileño trabajan en las escuelas con jóvenes de ambos sexos con el fin de promover cambios en las actitudes de género y sobre el uso y aceptación de la violencia.
  • Ser Mujer. En Trinidad y Tobago, este programa piloto de la Red de ONG de Trinidad y Tobago para el Avance de la Mujer busca reducir la influencia de normas sociales que perpetúan la exclusión social y económica de mujeres y niñas. El proyecto busca fomentar la autoestima, habilidades y conocimientos sobre sexualidad de las adolescentes.
  • Prevención de la VCM a través de las microfinanzas. FINCA Perú, junto con el Centro de la Mujer Peruana Flora Tristán, está adaptando el proyecto IMAGE, que tuvo un éxito rotundo en Sudáfrica y redujo en un 55% la violencia íntima de pareja (física o sexual) al integrar talleres educativos sobre género en un programa tradicional de microcréditos. En Perú la iniciativa está dirigida a mujeres indígenas.

 



SERVICIOS MULTISECTORIALES INTEGRADOS PARA EL EMPODERAMIENTO DE LA MUJER

Para facilitar a las mujeres que quieran romper el ciclo de violencia la ayuda y protección que necesitan, el BID apoya a los gobiernos de la región a ofrecer servicios de calidad integrados que atiendan las múltiples necesidades de estas mujeres. Algunos ejemplos:

 

Bienvenidas a Ciudad Mujer

  • Ciudad Mujer. La Secretaría de Inclusión Social de El Salvador ha puesto en marcha, con el apoyo de un préstamo de US$20 millones del BID, un modelo innovador que ofrece bajo un solo techo servicios integrados para el empoderamiento de las mujeres, la atención integral a las víctimas de violencia de género (atención psicológica, médica, policial y judicial), capacitación e intermediación laboral, servicios de desarrollo empresarial y cuidado infantil mientras las madres utilizan los servicios.
  • Villa Mujer en el Perú: Los Centros Emergencia Mujer (CEM), del Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, que atienden a las mujeres que han sufrido violencia, ampliarán el abanico de servicios para incluir atención de salud y capacitación para promover la autonomía económica.
  • Centro de Equidad de Género y Centro de Ciudad Mujer en Colombia: El BID apoya a las Alcaldías de medellín y Quibdó en el desarrollo de Centros de Equidad de Género y Ciudad Mujer respectivamente, que ofrecerán servicios de salud, desarrollo empresarial, formación vocacional, servicios de intermediación laboral y microcréditos.
  • Ciudad de las Mujeres en México: La Secretaría de Desarrollo Social (SEDESOL) está diseñando con el apoyo del BID un centro Ciudad de las Mujeres en Tlapa de Comonfort, Guerrero. El centro, que entregará servicios de salud, educación, empoderamiento económico y atención a las víctimas de violencia, incorporará además una perspectiva multicultural para dar una atención de calidad a las usuarias indígenas. 
  • Centros Ciudad Mujer en Trinidad y Tobago: El Ministerio de Género, Juventud y Desarrollo Infantil, con el apoyo de un préstamo del BID de US$10 millones, adaptará el modelo Ciudad Mujer desarrollado en El Salvador a la realidad de este país caribeño.

 

INCLUSIÓN DE LA VCM EN LA AGENDA DE SEGURIDAD CIUDADANA Y JUSTICIA 

Mientras la violencia urbana afecta predominantemente a los varones jóvenes, las mujeres tienen más probabilidades de sufrir la violencia sexual y la violencia íntima de pareja. Además, la VCM contribuye a que los niños que la presencian presenten comportamientos agresivos al crecer, perpetuando el ciclo de violencia.

Esto hace vital incluir la VCM en la agenda regional de seguridad ciudadana y justicia, de ahí que el BID esté apoyando en este tema a los países miembros prestatarios con proyectos como estos:

  • En Paraguay, el BID apoya al gobierno con un préstamo de US$20 millones que contribuirá a fortalecer las capacidades de intervención de las entidades encargadas de la seguridad ciudadana en lo relacionado con VCM. El programa persigue fortalecer las capacidades de la policía, mejorar la infraestructura de respuesta y la reeducación de los maltratadores.
  • En Jamaica, el Ministerio de Seguridad Nacional está implementando un préstamo de US$55 millones financiado por el BID que incluye actividades que promueven la convivencia pacífica, incluyendo modelos de crianza de hijos con concepciones positivas de masculinidad. El proyecto también fortalecerá los servicios de apoyo a sobrevivientes de violencia y tendrá una encuesta de salud femenina con un módulo de VCM.
  • En Guyana, un proyecto del Ministerio del Interior con un préstamo de US$15 millones del BID busca reducir comportamientos violentos a nivel comunitario a través de la promoción de masculinidades positivas, potenciar la coordinación interinstitucional para prevenir la violencia doméstica, reformar las estaciones de policía para atender mejor a las víctimas y el desarrollo de programas de rehabilitación a mujeres privadas de libertad.
  • En Guatemala, el BID, la Fundación Internacional Seattle y el Ministerio Público están trabajando conjuntamente en el fortalecimiento del Modelo de Atención Integral para las víctimas de violencia doméstica en los departamentos de Alta Verapaz y Chimaltenango. El modelo incluye opciones de empoderamiento económica para las sobrevivientes.


CREACIÓN DE EVIDENCIA SOBRE LA EFICACIA DE INTERVENCIONES

Para aumentar la calidad y la eficacia de las inversiones contra la VCM es preciso identificar buenas prácticas que puedan ser replicadas y ampliadas. En este sentido, el BID lidera rigurosas evaluaciones de impacto tanto de proyectos financiados por el Banco como de otras iniciativas innovadoras en la región, centradas en la prevención o en la entrega de servicios integrados. Estas evaluaciones ayudarán a perfilar futuros proyectos de reducción de la violencia.

Entre estos proyectos están, por ejemplo,  Ciudad Mujer y los Programas H y M en El Salvador. También se están diseñando evaluaciones para la adaptación del programa IMAGE en Perú y Ser Mujer en Trinidad y Tobago.

© 2017 Banco Interamericano de Desarrollo - Derechos reservados.

¡Hola, Bienvenido al BID!

Te invitamos a unirte a nuestra lista de correo.