Saltar Navegación Global
Educación

Proyectos de Educación

BID Portada > Temas > Educación
Comment Tool Comenta
Comment Tool Comenta

Su comentario acerca de la página:






Share Tool Compartir
close Share Tool Compartir

Transición escuela-trabajo

La brecha de habilidades y su impacto en la empleabilidad de los jóvenes

Por Jaime Vargas y Marina Bassi

América Latina ha progresado sostenidamente en la cobertura de educación en los últimos veinte años, especialmente en educación básica. Esto ha generado un fuerte incremento en la media de escolaridad de su población. No obstante el progreso en términos de acceso, los aprendizajes y la calidad continúan siendo un problema endémico en la Región. Resultados de las últimas pruebas internacionales de PISA1, , en las cuales participan algunos países de la Región junto con los países de la OCDE(2) demuestran, por ejemplo, que dos tercios de los estudiantes de secundaria (jóvenes de 15 años) pueden identificar solamente ideas básicas en un texto.

Estas tasas de bajo rendimiento educativo se dan precisamente en un mercado laboral que, parece requerir trabajadores más calificados. La evolución que han experimentado los diferenciales de salarios sugiere la existencia de un incremento en la demanda relativa de trabajadores con educación superior en detrimento de la demanda por trabajadores con educación primaria o secundaria. Además, los datos disponibles del mercado laboral reflejan tendencias negativas en algunos indicadores relacionados con los jóvenes, tales como un aumento en las tasas de desempleo, mayor participación en trabajos informales y salarios más bajos.

En América Latina la proporción de desempleados entre los jóvenes de 15 a 24 años subió 23% entre 1995 y 2005, comparada con un aumento de un 15% en el mundo y una caída de un 18% en las economías desarrolladas. La mayoría de los trabajadores jóvenes en América Latina tienen empleos informales y sin beneficios de seguridad social. Aun cuando representan cerca del 20% de la fuerza laboral, desempeñan un tercio de los trabajos de poca productividad y bajos salarios (3). Existe, además evidencia de una persistencia en la situación de pobreza entre un 56% de trabajadores jóvenes (4)

El hecho de que, a pesar de los esfuerzos y avances en la cobertura de educación, la Región esté experimentando un importante aumento en empleos de bajos salarios (y presumiblemente de baja productividad) refuerza el diagnóstico de una calidad educativa insuficiente y sugiere la existencia de una posible brecha entre las habilidades ofrecidas por los sistemas educativos y aquellas demandadas por las firmas.

Con el fin de contribuir al conocimiento y al debate sobre el desempeño de la educación en el ingreso al mercado laboral, la División de Educación del BID está desarrollando una agenda de investigación orientada a analizar y documentar la existencia de dicha brecha de habilidades y entender los factores que inciden en ella. El principal objetivo es desarrollar instrumentos analíticos que fundamenten propuestas de políticas, programas e intervenciones en los sistemas formales de educación tanto secundaria como superior, dirigidas a fortalecer el impacto y pertinencia de la educación en el mercado laboral.

Mediante este trabajo, se espera finalmente contribuir a una mayor comprensión de los problemas de empleabilidad que padecen los jóvenes y su relación con los problemas de calidad de la educación y el tipo de habilidades y competencias con que egresan del sistema educativo.

Trayectoria educativa y laboral de los jóvenes: resultados de encuesta retrospectiva

Durante el segundo semestre de 2008, en el contexto de la agenda de investigación sobre la Transición Escuela-Trabajo, se llevó a cabo una encuesta a 4,500 jóvenes chilenos, cuyo objetivo fue analizar retrospectivamente su trayectoria educativalaboral. Las conclusiones preliminares de este estudio se dieron a conocer en junio, en el marco de la presentación de una propuesta de reforma de la Educación Técnica Superior solicitada por el Ministerio de Educación de Chile, La principal novedad de dicha encuesta fue incorporar preguntas que permiten medir ciertas habilidades cognitivas y no-cognitivas, buscando relacionarlas con el desempeño educativo y laboral de los jóvenes. Dentro de las habilidades cognitivas se incluyeron estrategias metacognitivas que permiten analizar procesos de pensamiento tales como planificación, evaluación y ajuste del propio proceso de estudio/aprendizaje, además de habilidades intelectuales en general. En el caso de las habilidades no-cognitivas se incorporaron preguntas para medir autosuficiencia y habilidades sociales.

Las conclusiones presentadas, de carácter preliminar, apuntan a la relevancia de las habilidades - tanto cognitivas como no-cognitivas - para el desempeño educativo y laboral de los jóvenes. En particular, los resultados destacan el impacto de dichas habilidades en la probabilidad de concluir exitosamente estudios de educación superior, es decir, aquellos jóvenes que demostraron tener estas habilidades tendían a haber completado estudios universitarios. Paralelamente, los datos muestran un importante salto en los retornos a la educación para los jóvenes que completan la educación superior. Esto indica que las habilidades medidas parecen estar correlacionadas con la educación universitaria, que es una de las vías más evidentes hacia mayores ingresos. Si bien estos datos no permiten identificar si las habilidades son adquiridas durante los estudios universitarios o si las universidades seleccionan a aquellos jóvenes que ya cuentan con ellas, la evidencia podría estar mostrando un efecto de signaling, en el sentido que los empleadores contratan graduados universitarios como proxy de contratar las habilidades que importan en el mercado laboral (independientemente de cómo sean adquiridas).

Estos resultados parecen confirmar hallazgos similares a los encontrados en estudios llevados a cabo en Estados Unidos, que apuntan a la generación de dos segmentos muy diferenciados de jóvenes egresados del sistema educativo – aquellos que adquieren las habilidades relevantes y aquellos que no - con trayectorias laborales divergentes.

Los próximos estudios de esta agenda de investigación apuntan a confirmar, profundizar y extender a otros países estos resultados, así como analizar la demanda de habilidades por parte de los empleadores de la Región.

 


(1) Programa Internacional de Evaluación de Estudiantes (PISA, por sus siglas en inglés)
(2) Organización de Cooperación y Desarrollo Económico
(3) Informe de progreso económico y social, BID, 2008
(4) Datos de la Organización Internacional del Trabajo.
 


Vea la versión en pdf

© 2014 Banco Interamericano de Desarrollo - Derechos reservados.