Saltar Navegación Global
BID Portada > Temas > Educación > Media > Noticias y Artículos
Comment Tool Comenta
Comment Tool Comenta

Su comentario acerca de la página:






Share Tool Compartir
close Share Tool Compartir

La calidad de los maestros

Agenda de investigación

Relación con las prioridades institucionales del BID

Educación es una de las cuatro iniciativas estratégicas del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), a su vez, la calidad de maestros fue reconocida como una de las prioridades principales para la educación en la Región y es una de las tres áreas estratégicas de la División de Educación, junto con la transición escuela-trabajo y el desarrollo infantil temprano.

En los últimos 20 años la cobertura de la educación en la Región ha aumentado considerablemente; no obstante, no se ha correspondido con un incremento equivalente en la calidad de la educación. Esta agenda de investigación se basa en evidencia empírica que indica que un buen docente es clave para el aprendizaje y pretende profundizar en el estudio de qué tipo de comportamiento y características del maestro componen una buena enseñanza.

En el último decenio el Banco ha financiado directamente la capacitación de 30% de los aproximadamente 9 millones de docentes que hay en la Región. Dado este papel prominente, su respaldo a intervenciones educativas innovadoras podría constituir una prometedora plataforma de política para mejorar el rendimiento de los alumnos.

Estudios en curso

En 2008 la La División de Educación formó un Grupo Asesor sobre Calidad de los Maestros para debatir y establecer un programa (2009-2012) dirigido a adaptar la investigación actual, y diseñar y ejecutar proyectos piloto, innovadores, que contribuyan al proceso de decisión en materia de política pública de los países de la Región El grupo asesor estableció tres áreas principales para investigar y evaluar en los próximos años:

  • Incentivos- con particular énfasis en los docentes.
  • Insumos - con énfasis en el adiestramiento docente y la creación de capacidad.
  • Administración- concentrada en los componentes de la gestión de la escuela.

Las conclusiones principales derivadas de los estudios se presentarán como un conjunto de recomendaciones de política sobre las posibilidades de reforma de recursos humanos para los países de la Región. Su difusión tendrá lugar en seminarios y talleres, así como también mediante la publicación de un libro sobre la calidad de los maestros.

Labor para el futuro

En la mayoría de los países latinoamericanos, las trayectorias profesionales de los docentes, por lo general, no dependen de su eficacia en el aula. En este sentido, el empleo de políticas que midan y recompensen la enseñanza eficaz podría mejorar la motivación y el nivel de esfuerzo de los docentes, así como también atraer a un mayor número de talentos a la profesión.

Existen dos corrientes importantes de investigación académica que respaldan el uso de normas para medir y recompensar la enseñanza eficaz (incentivos). En primer lugar, estudios realizados en los Estados Unidos revelan que, si bien existe una variación sustancial y persistente en la eficacia de la enseñanza, las características observables de los docentes como la edad y escolaridad, no predicen adecuadamente dicha variación (Rivkin, Hanueshek y Kain (2005); Rockoff (2004). Por lo tanto, el fundamento típico del diferencial en la remuneración (niveles de educación y experiencia) no se corresponde con una mayor eficacia del docente. En segundo lugar, estudios exhaustivos realizados recientemente en países en desarrollo demuestran que dedicar recursos adicionales a materiales escolares es mucho menos eficaz para mejorar el rendimiento de los alumnos, que asignar los mismos recursos al pago de los docentes según su desempeño (Lavy (2002) en Israel; Muralidharan y Sundararaman (2009) en India).

En conjunto, estos estudios sugieren que para mejorar los resultados de la educación en América Latina una opción de política más prometedora es medir directamente la eficacia de los docentes en el aprendizaje de los alumnos y basar los incentivos en medidas como credenciales y experiencia. Actualmente, algunos países y distritos escolares en los Estados Unidos están testeando diferentes formas de pago a los docentes vinculados al desempeño.

El programa de investigación del BID comprende el diseño, la ejecución y la evaluación de proyectos piloto que articulan incentivos y capacidades de los docentes, con el objetivo de generar conocimiento para respaldar opciones de política que combinen beneficios (incentivos) y el adiestramiento (capacidades).

Está claro que los incentivos –tanto monetarios como no monetarios– tienen repercusiones directas en las características y el comportamiento de los docentes: determinan quién ingresa a la profesión y la constante actualización de sus aptitudes. Sin embargo, en la literatura actual no existe consenso sobre cómo funcionan los incentivos y en qué condiciones crean los tipos de cambios deseados. De forma análoga, poco se sabe sobre los determinantes de los docentes eficaces o qué comportamiento preciso compone la buena enseñanza. Si bien se cuenta con algunos estudios de las condiciones de los docentes en la Región, la mayor parte de la investigación académica sobre la calidad de los docentes y los incentivos se ha concentrado en los países industrializados.

La investigación existente no ha sido concluyente en cuanto a la certificación ni a los criterios para otorgarla y en el centro del debate se encuentra la dicotomía entre la reglamentación de los mercados laborales de docentes frente a la descentralización de la autoridad a las escuelas y a las autoridades educativas locales.

Como reto adicional para la investigación de la calidad de los docentes están los indicadores, el método, y los datos disponibles para medirla. También existe una necesidad básica de separar los efectos causales de las asociaciones debidas a la selección y los sesgos de variables omitidos.

En el futuro, será necesario que la investigación arroje resultados que sirvan para discriminar de manera confiable los efectos que tienen los docentes en el rendimiento escolar y otros factores interrelacionados como alumnos, padres, escuelas y sistemas.


Vea la versión en pdf

© 2014 Banco Interamericano de Desarrollo - Derechos reservados.