Saltar Navegación Global
BID Portada > Temas > Educación > Media > Noticias y Artículos
Comment Tool Comenta
Comment Tool Comenta

Su comentario acerca de la página:






Share Tool Compartir
close Share Tool Compartir

Habilidades para el Siglo XXI

La Enseñanza del Inglés en Costa Rica

por Marina Bassi y Horacio Álvarez

Generar una fuerza laboral formada y competente es clave para el desarrollo de América Latina. El mercado laboral, mucho más complejo que décadas atrás, demanda cada vez más trabajadores altamente capacitados y formados, y brinda menos oportunidades a los jóvenes que sólo han cursado secundaria. En un mundo globalizado, desarrollar una nueva fuerza de trabajo competitiva pasa por reconocer un cambio en las habilidades que demanda el mercado laboral. La evidencia en las economías desarrolladas apunta a un conjunto de habilidades cognitivas y no cognitivas que inciden en los resultados educativos y laborales de los jóvenes. Ser capaz de comunicarse efectivamente, de comprender y expresarse en otros idiomas, de identificar problemas y estrategias para resolverlos, y contar con la capacidad de trabajar en equipo, son ejemplos de dichas habilidades.

Dominar el inglés como segunda lengua será una habilidad indispensable para acceder a mejores oportunidades en este nuevo siglo. La lengua inglesa es la más útil para la comunicación internacional, interregional y multilateral y es la lengua franca en ámbitos como el mercadeo, el comercio internacional y el turismo. Además, es el idioma de curso corriente en la academia y las ciencias, y la principal puerta de acceso a la tecnología de punta.

El BID y sus socios estratégicos apuestan por una mejor enseñanza del inglés

En el marco del área estratégica Transición Escuela-Trabajo, el BID y sus socios estratégicos privados: Intel y las fundaciones Costa Rica-United States of America y Costa Rica Multilingüe, apoyan al Gobierno de Costa Rica (GOCR) con el Proyecto Mejora de la Calidad de la Enseñanza del Inglés como Lengua Extranjera. El proyecto probará diversas metodologías de enseñanza de inglés como lengua extranjera, basadas en tecnologías de información y comunicación (TICs), con el objetivo de cerrar las brechas de habilidades entre la demanda del mercado laboral y la oferta del sistema educativo en materia de dominio del inglés: un mercado en el que el comercio internacional representa el 89% del PIB y la Inversión Extranjera Directa alcanza el 7,2% del PIB.

El Proyecto introduce innovaciones al abordaje de la enseñanza de inglés como lengua extranjera en Costa Rica, un país pionero en la región que estableció el inglés como materia básica de primaria y secundaria en 1994. Luego de avances alentadores en cobertura, que alcanza el 80% de primaria y 100% en secundaria, aún se enfrentan significativos desafíos de calidad y pertinencia. Por ejemplo, dos terceras partes de los docentes de inglés apenas dominan el idioma, mientras que sólo un 11,4% de los estudiantes que finalizan la secundaria logran un nivel de dominio adecuado.

Es por ello que el Programa introduce herramientas novedosas que permitirán mejorar el inglés de alumnos y docentes simultáneamente, mediante el aprendizaje de un segundo idioma asistido por computadora (ASIAC) en las escuelas y colegios del Ministerio de Educación Pública. En general, las iniciativas para mejorar la enseñanza de inglés como lengua extranjera (EILE) se han concentrado en fortalecer las competencias de inglés de los docentes en servicio, particularmente en secundaria. Sin embargo, se pasa por alto que la mayoría de estos aprendió inglés después de la adolescencia, por lo que siempre enfrentarán limitaciones en el dominio de aspectos básicos del idioma como la sintaxis, la morfología y la fonología (acento).


La tecnología permitirá a los alumnos la exposición directa a la lengua extranjera hablada por un nativo, aprovechando así la plasticidad neurocognitiva disponible hasta la adolescencia.

El Proyecto aborda la enseñanza del inglés como lengua extranjera para atender pequeñas escuelas rurales, urbanas y marginales, que por múltiples restricciones no cuentan con docentes de inglés asignados. También aportará al debate sobre la efectividad relativa de modelos que utilizan la inmersión total en el idioma como método de enseñanza, en contraposición a los que utilizan la lengua materna del estudiante como un puente para enseñarle inglés. Todo ello, bajo un riguroso esquema de evaluaciones experimentales, que serán las primeras de este tipo implementadas en América Latina y el Caribe.

Con esto, el Gobierno de Costa Rica, el BID y sus socios estratégicos tendrán más conocimiento e insumos para diseñar políticas públicas orientadas a cerrar las brechas de habilidades que enfrentan los jóvenes a su ingreso al mercado laboral; particularmente, de aquellos que viven en situación de pobreza o en áreas rurales, para los cuales el dominio del inglés permitirá acceder a más y mejores oportunidades.
 

© 2014 Banco Interamericano de Desarrollo - Derechos reservados.