Saltar Navegación Global
Comercio
BID Portada > Temas > Comercio > Noticias y Artículos
Comment Tool Comenta
Comment Tool Comenta

Su comentario acerca de la página:






Share Tool Compartir
close Share Tool Compartir

Facilitación del Comercio en Centroamérica

Avances en Coordinación Binacional

Centroamérica - En las últimas semanas, varios países de Centroamérica han sostenido reuniones binacionales para avanzar en la modernización de los pasos de frontera de la región. En ejecución de las actividades previstas en la Estrategia de Facilitación del Comercio y la Competitividad con énfasis en Gestión Coordinada de Fronteras (la Estrategia), aprobada por la Comisión de Ministros de Integración, Economía y Comercio de Centroamérica (COMIECO) [1] en octubre de 2015, se han sostenido reuniones de coordinación de alto nivel entre Costa Rica y Panamá en septiembre; Nicaragua y Honduras en noviembre; y Guatemala-El Salvador también en noviembre. Estas reuniones se han realizado con el propósito de avanzar con la definición de los modelos operativos que se implementarán en los diferentes puntos fronterizos entre dichos pares de países.

En la reunión entre Costa Rica y Panamá, por ejemplo, se concluyó la preparación del texto del convenio bilateral que habilitará la construcción de pasos de frontera en Paso Canoas, Sixaola-Guabito y Sabalito-Río Sereno. Este convenio legal será suscrito por los Presidentes de ambos países próximamente para su respectivo envío a las correspondientes Asambleas Legislativas para su aprobación. El convenio permitirá que en Paso Canoas se construyan los pasos de frontera que permitirían la “parada única” por parte de los transportistas que transitan entre ambos países, es decir, en una única facilidad física se realizarían los trámites de salida y de entrada de carga y pasajeros. Tales controles se pondrían en el país de entrada respectivo. Para ello, el convenio debe habilitar el ejercicio extraterritorial de las potestades de control fronterizo. En Sixaola-Guabito y en Sabalito-Río Sereno el proyecto es mucho más ambicioso porque habilitará un modelo de cabecera única, es decir, en una sola facilidad física se realizan los controles de entrada y salida de los dos países. En Sixaola-Guabito, los controles se ubicarían del lado panameño. En Sabalito-Río Sereno se ubicarían del lado costarricense.

Las reuniones entre Nicaragua y Honduras iniciaron el proceso de coordinación técnica y convinieron los modelos operativos que se implementarían en El Guasaule, El Espino-La Fraternidad y en Las Manos. En estos pasos de frontera se iniciaría por llevar a cabo la modernización bajo el esquema actual de dos cabeceras integradas únicamente de manera virtual, pero diseñando los proyectos de tal forma que en el futuro se puedan integrar físicamente e implantar la parada única. Un modelo parecido se convino también entre El Salvador y Guatemala para implementación en los pasos de frontera de Pedro de Alvarado y La Hachadura.

Ministros de Hacienda y Crédito Público de Nicaragua, Iván Acosta, la Ministra-Directora de la Secretaría de Recaudación y Aduanas de Honduras, Miryam Guzman, y del Sr. Carlos Melo, representante del Banco en Nicaragua - 9 de noviembre de 2016.

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) ha desempeñado varios roles en estos procesos. En primer lugar, el BID ha sido coordinador y facilitador de este proceso de concertación binacional. Los especialistas de la División de Comercio e Inversión (TIN) acercan a las partes y brindan asesoría técnica para empatar los proyectos nacionales y cobijarlos con una visión común. En segundo lugar, el BID es el financista de las operaciones que modernizarán los pasos de frontera en los países respectivos. En el caso de El Salvador, por el momento, solamente se brinda asistencia técnica. La presencia del Banco busca facilitar la definición de los aspectos técnicos de las operaciones respectivas incluyendo, por ejemplo, la preparación de los borradores de texto de convenios internacionales o memoranda de entendimiento, la presentación de propuestas sobre los modelos operativos, entre otros. Las dificultades principales radican en el desafío que implica alinear a las autoridades encargadas de los controles fiscales y parafiscales de un país entre sí y con sus homólogos del otro país en torno a un modelo común de intervención inspirado en la Gestión Coordinada de Fronteras (GCF). La GCF es un concepto que proviene de la Organización Mundial de Aduanas (OMA) y busca destilar las mejores prácticas de gestión fronteriza para facilitar el paso de mercancías y pasajeros sin vulnerar los respectivos controles. Así, por ejemplo, se espera reducir los tiempos de paso de mercancías por algunas de estas fronteras hasta en un 80%, con la respectiva reducción de costos logísticos para los procesos de importación y exportación.


 

[1] COMIECO está integrado por Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica y Panamá.

© 2017 Banco Interamericano de Desarrollo - Derechos reservados.

¡Hola, Bienvenido al BID!

Te invitamos a unirte a nuestra lista de correo.