Saltar Navegación Global
Noticias
BID Portada > Noticias
Comment Tool Comenta
Comment Tool Comenta

Su comentario acerca de la página:






Share Tool Compartir
close Share Tool Compartir

Comunicados de prensa

18-mar-2007

Remesas a América Latina y el Caribe sobrepasarán 100.000 millones de dólares en 2010, según fondo del BID

Factores económicos y demográficos continuarán impulsando crecimiento de envíos de dinero de emigrados hacia sus países de origen

CIUDAD DE GUATEMALA – Los flujos de remesas a América Latina y el Caribe continuarán creciendo en años próximos hasta sobrepasar los 100.000 millones de dólares anuales para el 2010, según el Fondo Multilateral de Inversiones (FOMIN) del Banco Interamericano de Desarrollo.

La proyección sobre los flujos de dinero enviados por emigrados latinoamericanos y caribeños a sus países de origen fue presentada hoy en una conferencia de prensa en la capital guatemalteca por el gerente del FOMIN, Donald F. Terry, en vísperas de la reunión anual de la Asamblea de Gobernadores del BID.

“Dadas las actuales tendencias económicas y demográficas en América Latina y el Caribe y en los países industrializados, las remesas seguirán aumentando en volumen en los próximos años hasta pasar los 100.000 millones de dólares anuales en el 2010”, afirmó.

Para el BID y el FOMIN, agregó Terry, este crecimiento no es motivo de celebración porque refleja la insuficiente capacidad de las economías de la región para generar oportunidades de ingresos para millones de sus habitantes que optan por emigrar.

Sin embargo, dijo Terry, las remesas son una realidad y representan un volumen de recursos que supera con creces tanto la inversión extranjera directa como la ayuda externa que llega a América Latina y el Caribe. Asimismo permiten a millones de familias evitar la pobreza.

“El desafío para los países de la región, y para las instituciones como el BID y el FOMIN, es encontrar maneras de que estos flujos puedan tener un mayor impacto de desarrollo, brindándoles a los emigrados y a sus familias más opciones para sacarle más provecho a su dinero”, agregó.

El BID y el FOMIN apoyan programas para ampliar el impacto económico de las remesas al canalizarlas por el sistema financiero formal. De esta manera, las personas que envían o reciben remesas pueden acumular un historial financiero que les permita convertirse en sujetos de crédito y acceder a servicios como cuentas de ahorro, seguros, pensiones y préstamos para negocios o vivienda.

Asimismo el FOMIN se asociará a una nueva iniciativa del Fondo Internacional para el Desarrollo Agrícola de Naciones Unidas, que creará una facilidad de 10 millones de dólares para financiar proyectos que permitan bajar los costos de las remesas a zonas rurales en todo el mundo.

Remesas en el 2006

El año pasado los países de América Latina y el Caribe recibieron alrededor de 62.300 millones de dólares enviados por sus emigrados, principalmente desde países industrializados en América del Norte, Europa y Asia. Ese monto superó en 14 por ciento el total del 2005, dijo Terry.

México es el país que recibió el mayor volumen de remesas, con unos 23.000 millones de dólares, seguido por Brasil, con unos 7.400 millones de dólares, y Colombia, con 4.200 millones de dólares.

Varios países de la región superaron u orillaron los 3.000 millones de dólares en remesas el año pasad Guatemala, El Salvador, República Dominicana, Ecuador y Perú.

Para el 2007, agregó Terry, el FOMIN espera que las remesas asciendan a unos 72.000 millones de dólares.

Acerca del FOMIN

El Fondo Multilateral de Inversiones promueve el desarrollo del sector privado en América Latina y el Caribe, con énfasis en la pequeña y microempresa. El FOMIN, que es administrado por el BID, hace inversiones, préstamos y donaciones para financiar proyectos innovadores en, entre otros campos, las microfinanzas.

El FOMIN comenzó a estudiar las remesas en el 2000 para evaluar su magnitud y su impacto económico en la región. Sus estudios y proyectos han estimulado la competencia entre proveedores de servicios de remesas y han alentado a entidades financieras a sumarse a un mercado tradicionalmente dominado por las empresas de transferencias de dinero.

En la actualidad financia diversos programas que buscan apalancar las remesas para ampliar el acceso a los servicios financieros formales para las familias de los emigrados e impulsar la actividad económica y la generación de empleo en sus comunidades de origen.

 

 

Contacto de prensa

© 2014 Banco Interamericano de Desarrollo - Derechos reservados.