Saltar Navegación Global
Noticias
BID Portada > Noticias
Comment Tool Comenta
Comment Tool Comenta

Su comentario acerca de la página:






Share Tool Compartir
close Share Tool Compartir

Comunicados de prensa

09-sep-2002

Eminentes personalidades debatieron sobre importancia de la ética para el desarrollo de América Latina

Premio Nobel Amartya Sen y filósofos franceses Edgar Morin y Michel Crozier, académicos de 88 universidades y expertos internacionales contribuyeron a gestar

Más de 1700 participantes en Congreso Internacional sobre Desafíos Éticos del Desarrollo convocado en Buenos Aires por BID, UBA, Gobiernos de Francia y Noruega y CAF

BUENOS AIRES – Más de 1700 participantes siguieron atentamente dos jornadas de deliberaciones de eminentes personalidades, académicos, pensadores y representantes del sector privado y la sociedad civil, que se dieron cita en la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional de Buenos Aires el 5 y 6 de septiembre en el congreso internacional “Los desafíos éticos del desarrollo”.

En la apertura de la reunión, el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo Enrique V. Iglesias hizo un llamamiento a recuperar la reflexión sobre las relaciones entre ética y economía y a encarar decididamente los desafíos éticos de América Latina y el Caribe.

“Es necesario reintegrar plenamente a la reflexión y a la práctica de los esfuerzos por el desarrollo una dimensión ética, revisar y profundizar una cultura de valores e introducir principios éticos en la gestión pública y privada", dijo Iglesias. “Esta presencia multitudinaria indica lo atenta y receptiva que está América Latina a la convocatoria que hemos lanzado para debatir en conjunto con las escuelas de economía y gerencia de la región el fortalecimiento de la formación ética”, afirmó.

La reunión, convocada por la Iniciativa Interamericana de Capital Social, Ética y Desarrollo del BID y la Universidad de Buenos Aires, contó también con el apoyo de los gobiernos de Francia y Noruega y la Corporación Andina de Fomento, y recibió el auspicio de numerosas organizaciones nacionales, regionales e internacionales.

En el panel inaugural participaron también la embajadora de Noruega en Argentina, Sissel Breie; el decano de la Universidad de Buenos Aires, Guillermo Jaim Etcheverry; el decano de la Facultad de Ciencias Económicas, Carlos Aníbal Degrossi; el presidente de la Asociación de Facultades de Economía y Contaduría de América Latina, Arturo Díaz Alonso, y el coordinador de la iniciativa del BID, Bernardo Kliksberg.

La reunión se focalizó en temas tales como la relación entre ética y economía, la ética en el diseño de las políticas de desarrollo, la responsabilidad ética de los distintos participantes de la sociedad, la responsabilidad social de la empresa privada, la potenciación del voluntariado y el papel de la universidad para promover una cultura de valores éticos.

El Premio Nobel de Economía Amartya Sen previno oportunamente que “la economía se ha empobrecido mucho por su divorcio de la ética” y que los valores éticos de los empresarios y los profesionales de una sociedad son parte de sus activos productivos.

Otros prominentes disertantes que plantearon en la reunión la urgencia y los riesgos del dilema ético fueron el director del Centro Nacional para la Investigación Científica de Francia, Edgar Morin; y el fundador del Centro de Sociología de las Organizaciones de Francia, Michel Crozier.

El filósofo Morín, autoridad del pensamiento complejo, planteó su propuesta humanista integradora sobre bases éticas, con un “sentido del valor y la cualidad poética de la vida”, frente a la fragmentación del “homo economicus” que privilegia una visión del desarrollo utilitarista y cuantitativa. Señaló que las crisis económicas no son una excepción o accidente, sino que reflejan los graves problemas de un mundo que debido a la crisis entre lo económico y la ética, experimenta el vacío interior de una racionalidad abstracta, un “malestar dentro del bienestar” aún en los países ricos.

Afirmó que el concepto de desarrollo sostenible “no basta”, porque no se trata simplemente de “dulcificarlo” sino de lograr una convergencia de vías de desarrollo ético con una profunda solidaridad planetaria. Insistió en que se debe rescatar la solidaridad frente al egocentrismo imperante, salir de la coyuntura agobiante y recrear la historia, ver a la humanidad como un proceso de larga duración.

“Se cayó la idea de un progreso natural de la historia”, dijo en otro momento de su presentación.

Crozier se refirió a la incompatibilidad entre el razonamiento ético y el razonamiento de la racionalidad económica tradicional de las ciencias organizacionales y como superarla. Dos tendencias diferentes hicieron eclosión en un sistema que se creía en perfecto equilibrio: la celeridad de la innovación y los cambios tecnológicos y su impacto social, y la globalización que fuerza a la competitividad entre regiones, países y actividades, actuando como un acelerador imparable, explicó.

En tanto, lpalagu@minproduccion.gov.ara directora de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe en México, Rebeca Grynspan; el director honorario de la Escuela de Altos Estudios en Ciencias Sociales de Francia Ignacy Sachs; el rector de la Universidad Católica de Venezuela, Luis Ugalde; el rector de la Universidad Federal de Rio, Brasil, Carlos Lessa; y otras destacadas figuras analizaron los desafíos éticos cruciales con una visión desprejuiciada, que subrayó claras contradicciones entre las políticas aplicadas y sus objetivos deseados.

Janik Lindbaek, ex presidente del Banco Nórdico de Inversión; el presidente de la Asociación de Bancos Privados y Públicos de Argentina, Carlos Heller; y el rector de la Universidad Católica de Honduras, Elio Alvarenga, debatieron sobre la responsabilidad social de la empresa en un panel conducido por el director por Argentina ante el BID, Ricardo Carciofi. Importantes aportes realizaron también la directora de Desarrollo Sostenible de la CAF, María Teresa Szauer y el director del Centro para el Desarrollo y el Medio Ambiente de la Universidad de Oslo, Noruega, Desmond McNeill.

Los sacerdotes Javier Sanín de la Pontificia Universidad Javeriana de Colombia y Fernando Montes rector de la Universidad Padre Hurtado de Chile, aportaron su amplia experiencia de trabajo contra la pobreza en paneles sobre la ética en las ciencias organizacionales y estrategias para enseñar ética y capital social en la universidad.

A su vez, el decano de la Facultad de Ciencias Económicas Carlos Degrossi dijo que “la universidad tiene que ocupar una posición de vanguardia en la recuperación de las relaciones entre ética y economía e incorporar activamente el análisis de los desafíos éticos en las diferentes áreas de formación y particularmente las económicas y gerenciales”.

El impulso de estas ideas en facultades y escuelas de economía y negocios con una matrícula que supera los 500.000 alumnos tendrá un efecto multiplicador para impulsar en la región la importancia del capital social y de los grandes temas éticos del desarrollo, dijo Bernardo Kliksberg, coordinador general de la iniciativa.

“La idea de integrar esfuerzos para desarrollar una cultura de valores éticos puede potenciar campos fundamentales para enfrentar los extendidos niveles de pobreza e impulsar la responsabilidad social del empresariado, la participación comunitaria y el voluntariado”, dijo. “Frente a los problemas agobiantes, hay sin embargo condiciones de viabilidad para instalar a la ética del desarrollo en el centro del escenario”, agregó.

Además de esta reunión, la Iniciativa Interamericana de Capital Social, Ética y Desarrollo, recientemente establecida por el BID, está realizando en alianza con múltiples organizaciones públicas y privadas actividades de amplio alcance destinadas a fortalecer las dimensiones éticas del desarrollo, movilizar el capital social y catalizar proyectos multi-institucionales de base ética.

Durante el encuentro se organizaron talleres que produjeron recomendaciones concretas sobre como formar en valores éticos y capital social a los economistas, gerentes, contadores, administradores y otros profesionales vinculados al desarrollo. Los rectores de universidades decidieron también crear la Red Latinoamericana de Etica y Desarrollo, que incluirá redes nacionales y puntos focales regionales para impulsar agendas de discusión y acción sobre el tema.

Información

Información detallada sobre el foro, actividades y documentos sobre el tema puede obtenerse en www.iadb.org/etica o escribir a Bernardo Kliksberg, coordinador general de la “Iniciativa Interamericana de Capital Social, Etica y Desarrollo” del BID por correo electrónico a etica@iadb.org

Contacto de prensa

© 2014 Banco Interamericano de Desarrollo - Derechos reservados.