Artículos

01-nov-2011

Turismo en alza

Desde 1994 el BID ha contribuido a la creación de más de un millón de puestos de trabajo a través del apoyo brindado durante las diferentes etapas de PRODETUR

La contribución al turismo brasileño del Banco Interamericano de Desarrollo ha sido significativa y se remonta a 1994 con el lanzamiento del Programa de Desarrollo del Turismo del Nordeste (PRODETUR Nordeste I).

En asociación con el Banco do Nordeste (BNB), se llevó a cabo la primera etapa del programa, que duró 10 años (1994–2004) e incluyó una inversión de US$700 millones en 11 estados brasileños. El programa fue concebido como un gran consorcio con inversiones guiadas por Estrategias de Desarrollo Turístico elaboradas para cada estado en Brasil.

Se remodelaron y ampliaron ocho aeropuertos en seis estados para facilitar el acceso turístico. A fin de ordenar la creciente afluencia de visitantes, el programa invirtió en la extensión y mejora del suministro de agua y el tratamiento de aguas residuales. Se instalaron más de 700 kilómetros de redes de agua y 1.000 kilómetros adicionales de redes para la recolección de aguas residuales, beneficiando a más de un millón de personas. La pavimentación de aproximadamente 1.000 kilómetros de caminos y rutas permitió la urbanización de playas y facilitó el acceso a municipios que estaban fuera del circuito turístico.

El proyecto invirtió también en la restauración de 22 sitios históricos, totalizando más de 94.000 metros cuadrados de áreas recuperadas. En materia ambiental, se crearon 102.000 hectáreas de áreas de protección ambiental y seis unidades de conservación en el estado de Bahía. En los municipios de los polos turísticos, se diseñaron planes para el manejo de residuos sólidos asociados a planes maestros.

Al finalizar la primera fase se realizó una evaluación: la operación había propiciado US$4.000 millones en inversiones privadas con la consiguiente creación de un millón de empleos y el aumento de 6 a 12 millones de visitantes entre 1994 y 2000.

Con estas intervenciones, la ciudad de Natal, por ejemplo, comenzó a recibir 2 millones de turistas por año. El superintendente del BNB, José María Vilar, afirma: “Como resultado, la ciudad empezó a ser bien vista y hoy cuenta con la mejor red hotelera de la región, hecho que confirma el postulado de que cada real invertido en PRODETUR genera 10 reales en inversiones, ya que funciona como un multiplicador”.

Nuevas etapas de Prodetur respaldadas por el BID

La transformación de la actividad turística en generación de divisas y la creación de puestos de trabajo justificaron el lanzamiento del PRODETUR Nordeste II, que continuará en ejecución hasta 2014 y cuenta con inversiones de US$400 millones. La primera etapa del programa dotó a la región de infraestructura aeroportuaria, mientras que la segunda fase sigue consolidando los accesos viales a decenas de destinos turísticos, saneamiento básico, capacitación profesional y ambiental, entre otras mejoras urbanas.

En esta etapa se contempló, además de los 11 estados de la región, el nordeste de los estados de Espíritu Santo y Minas Gerais. Esta segunda fase introdujo la exigencia de un Plan Integrado de Desarrollo de Turismo Sustentable elaborado en cada destino turístico, en donde se destaca la importancia de priorizar acciones para reparar pasivos ambientales relacionados con la ejecución de obras de la primera etapa y la necesidad de planificar la gestión realizada de forma participativa y validada por el Consejo de Turismo del Polo que garantizó el diálogo constante entre la sociedad y los órganos ejecutores del programa.

A partir de los resultados obtenidos en las dos etapas del programa, el Ministerio de Turismo lanzó el PRODETUR Nacional junto con el BID en 2008. La línea de financiación iniciada en 2010 con US$1.000 millones actualmente cuenta con operaciones aprobadas, como es el caso de Río de Janeiro, Pernambuco y Ceará, con inversiones de unos US$340 millones. Además de las operaciones directas con los estados, el BID mantiene una operación con el gobierno nacional para consolidar políticas nacionales de turismo a través de la gestión pública cooperativa y descentralizada.

Con miras a los grandes eventos deportivos que se avecinan, la Copa Mundial de Fútbol 2014 y los Juegos Olímpicos 2016, el PRODETUR Nacional podrá desempeñar un papel importante en la mejora constante de la competitividad turística de Brasil. Los proyectos en ejecución o en sus fases iniciales financiados por el BID en el ámbito del programa impactan directamente en seis ciudades-sede de la Copa Mundial o en destinos turísticos cercanos a estas ciudades, con inversiones que superan los US$400 millones.

Transformando los sueños en realidad

Claudia, Sergio, Mónica... En total son 10 personas alrededor de la cocina, atentas a las indicaciones del profesor de gastronomía, Marcelo. La ciudad Nísia Floresta, en el estado de Rio Grande do Norte, alberga a 22.000 habitantes. Durante los últimos años ha recibido un gran número de turistas seducidos por su paisaje y por sus playas de aguas límpidas.

Además de clases teóricas sobre los principios de la buena cocina, los alumnos estudian portugués, matemática y ética. Reciben un mes de capacitación práctica en el que aprenden a preparar platos regionales. Son sueños y proyectos diferentes para cada alumno.

Sergio García trabaja como mozo y quiere formar parte del área de eventos. Sostiene que “para eso, necesito reunir experiencia en la producción, dominar todos los asuntos de la cocina para tomar las decisiones correctas, saber calcular costos y definir las mejores opciones para el menú”. La clase termina y cada uno regresa a su casa de diferentes formas: en bicicleta, en moto o a pie por la ruta que une Nísia Floresta y Natal, por la Ruta del Sol. El camino y el curso son parte de PRODETUR Nordeste.

¡Hola, Bienvenido al BID!

Te invitamos a unirte a nuestra lista de correo.