Artículos

12-abr-2010

Esperanza para Haití

FOMIN se asocia con Coca Cola en proyecto para aumentar ingresos de productores de mango

Haití produce mangos de excepcional calidad, pero casi la mitad de la cosecha se pierde antes de llegar a mercado. Apenas 10 por ciento de la producción se exporta. Paradójicamente para un país con 10 millones de árboles de mango, Haití importa jugo de mango.

A fin de atacar algunos de los problemas clave en la cadena de valor del mango en Haití, el FOMIN (Fondo Multilateral de Inversiones del Banco Interamericano de Desarrollo) y The Coca Cola Company, la mayor empresa de bebidas del mundo, se han asociado en el proyecto Haiti Hope, presentado en marzo en ocasión de una reunión de donantes para Haití en Naciones Unidas.

El proyecto, con un costo estimado de US$7,5 millones, fomentará el desarrollo de una industria del mango sostenible en Haití, apuntando a duplicar los ingresos de unos 25.000 productores de mango y sus familias en un plazo de cinco años. Coca Cola contribuirá US$3,5 millones al proyecto; el FOMIN prevé aportar US$3 millones.

En la ceremonia de lanzamiento del proyecto, el ex presidente estadounidense Bill Clinton, enviado especial de la ONU para Haití, felicitó al BID/FOMIN y a la Coca Cola por esta iniciativa, destacando que ayudará a fortalecer al sector rural, la mayor fuente de empleo en Haití.

"Este proyecto es realmente importante, no sólo por lo que se propone lograr sino por lo que representa", dijo Clinton. "Esto es un ejemplo de lo que deberíamos estar haciendo."

El primer ministro de Haití, Jean-Max Bellerive, afirmó que este proyecto será un arquetipo de lo que pueden hacer las empresas foráneas y nacionales para crear más oportunidades económicas para el pueblo haitiano.

"En los últimos tres meses he estado diciendo thank you innumerables veces por el extraordinario apoyo internacional a mi país", dijo Bellerive. "Ansío poder utilizar más seguido otras palabras inglesas, como jobs (empleos), GDP (PIB) y development (desarrollo)."

El presidente del BID, Luis Alberto Moreno, subrayó la importancia de que una empresa como Coca Cola participe en este proyecto, ya que envía una poderosa señal a otras grandes corporaciones sobre lo que podrían hacer para ayudar a los haitianos a forjar un futuro más próspero.

El presidente de The Coca Cola Company, Muhtar Kent, comentó a los participantes en el evento en la ONU que la idea del proyecto surgió de una conversación con el presidente del BID en febrero, durante una conferencia de negocios en Suiza. Estaban hablando sobre cómo el sector privado podría ayudar a Haití a recuperarse tras el terremoto cuando Moreno mencionó que el país tiene un gran potencial como productor de mangos.

Apenas siete semanas más tarde, una subsidiaria de la Coca Cola, Odwalla, ya estaba distribuyendo una nueva bebida, Haiti Hope Mango Lime-AID, a supermercados en los Estados Unidos. Todas las ganancias generadas por las ventas de este producto se destinarán al proyecto en Haití.

Para el FOMIN; el proyecto Haiti Hope beneficiará a toda la cadena de valor del mango haitiano, desde los agricultores que poseen apenas unos árboles a los exportadores de fruta y, eventualmente, a firmas procesadoras en el país.

El proyecto será ejecutado por TechnoServe, una ONG estadounidense que se especializa en combatir la pobreza ayudando a personas pobres en países en desarrollo a crear empresas. TechnoServe, que colaborará con el gobierno haitiano y organizaciones locales, está ejecutando proyectos de mango en África con apoyo de la Coca Cola.

El proyecto capacitará a los agricultores para aumentar el rinde de sus árboles, mejorar sus destrezas empresariales y diversificar sus actividades generadoras de ingresos, a fin de reducir el riesgo de depender de un solo cultivo comercial. Asimismo brindará asistencia técnica para la formación de asociaciones de productores de mango, a fin de fortalecer el poder de negociación y mejorar el acceso a mercados de los pequeños agricultores.

Todos los participantes en la cadena de valor del mango recibirán apoyo para mejorar el manejo pos-cosecha de la fruta, una etapa en la que suele perderse gran parte de los mangos. Las dificultades logísticas y las malas condiciones de los caminos rurales también son factores que limitan la producción y la comercialización de productos agrícolas en Haití, aunque en años recientes su gobierno ha incrementado las inversiones en infraestructura de transporte.

El proyecto Haiti Hope también explorará nuevos usos para las variedades de mango que no se exportan (en la actualidad, Haití sólo exporta el mango Francis a Estados Unidos). Algunas de las alternativas contempladas son la fruta seca, el puré de fruta o el jugo de fruta.

En definitiva, el FOMIN y la Coca Cola esperan que este proyecto marque una diferencia en las vidas de pequeños agricultores en todo Haití, dijo la gerente general del FOMIN, Julie T. Katzman. “Familias rurales que hoy sólo tienen cuatro o cinco árboles y reciben apenas 10 por ciento del precio de exportación podrían obtener una porción mayor del valor agregado de sus mangos. Luego podrían tener más árboles, cosechar más fruta y tal vez un día hasta invertir en una planta procesadora de jugo, transformando el futuro de sus familias”, dijo.

Contacto de prensa

¡Hola, Bienvenido al BID!

Te invitamos a unirte a nuestra lista de correo.