Anuncios

30-oct-2013

Instituciones multilaterales de primera línea se unen con la Alianza para el Gobierno Abierto

El Grupo del Banco Mundial, el BID, la OCDE y el PNUD ofrecen su experiencia y sus recursos para respaldar reformas conducentes a un gobierno abierto en los países participantes en la Alianza 

Mediante sus asociaciones con cuatro instituciones multilaterales de primera línea, la Alianza para el Gobierno Abierto (OGP, por su sigla en inglés) ayuda a la movilización de nuevas inversiones y apoyo técnico para fortalecer reformas favorables a un gobierno abierto en todo el mundo, incluyendo 15 países de América Latina y el Caribe que se han adherido a la iniciativa.

La OGP brinda a América Latina y el Caribe la oportunidad de trabajar concretamente para que los gobiernos sean mejores y más transparentes. Los países de la región han propuesto 328 compromisos específicos, en consulta con organizaciones de la sociedad civil de sus países. Más de la mitad de esos compromisos incluidos en los planes de acción, tienden al fortalecimiento de la integridad pública y una cuarta parte de ellos propone el mejoramiento de la prestación de los servicios públicos. Dos de cada tres compromisos incluyen el uso de soluciones tecnológicas, mostrando una firme voluntad política de modernizar la administración pública.

El Grupo del Banco Mundial (BIRF), el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) prometieron su respaldo a los países miembros de la OGP a fin de promover el gobierno abierto e incrementar la responsabilidad, en circunstancias que más de mil participantes de más de setenta países se reúnen en Londres para la Cumbre de la OGP Summit, que tendrá lugar los días 31 de octubre y 1º de noviembre.

El Comité Directivo de la OGP considera que estas asociaciones son fundamentales para ampliar los recursos que tienen a su alcance los países participantes con objeto de llevar a la práctica sus compromisos atinentes a un gobierno abierto. Los socios multilaterales también están trabajando para expandir a la OGP, ayudando a los países que deseen incorporarse a la alianza a hacerlo.

Durante la pasada primavera (del hemisferio boreal), los co presidentes de la OGP invitaron a cada una de esas cuatro instituciones a establecer una asociación con la OGP a fin de coordinar los esfuerzos más estrechamente. Los cuatro socios ya han contribuido considerablemente al desempeño provechoso de la OGP, por ejemplo:

  • El Grupo del Banco Mundial apoya activamente a más de quince países de distintas regiones que son miembros de la OGP, así como a otros que aspiran a unirse a la Alianza, con asistencia técnica y financiera para la preparación y puesta en práctica de planes nacionales de acción relacionados con la temática de la OGP. Además, el Banco Mundial también facilita los intercambios de conocimientos entre países participantes, de manera que puedan adoptarse más rápidamente las experiencias con prácticas de gobierno que han dado buen resultado.
  • El BID brinda su apoyo a los países de América Latina y el Caribe para que cumplan sus compromisos asumidos dentro del marco de la iniciativa de la OGP. Por ejemplo, el BID está ayudando a Colombia para mejorar su plan de acción relacionado con la OGP, mediante un proceso de consulta y transparencia en el uso de las regalías mineras, con el establecimiento de un sistema de referencia geográfica para el control de las inversiones públicas – “Mapa Inversiones”. El BID también se ha asociado con otros países –como Chile, El Salvador, México y Perú – para impulsar la agenda de gobierno abierto.El financiamiento total del BID para esos proyectos relacionados con la OGP asciende a US$9 millones.Con vista al futuro, el BID está diseñando un mecanismo regional y una red de diálogo sobre el gobierno abierto a fin de ofrecer asistencia técnica focalizada, generar conocimientos y facilitar el diálogo sobre políticas para sus 26 países miembros prestatarios.
  • La OCDE ha suministrado asistencia técnica focalizada a los países que aspiran a incorporarse a la OGP, ayudándoles a llevar a cabo las reformas que les permitan cumplir con los criterios de admisibilidad de la OGP. También apoya a los países participantes en la OGP para que refinen sus planes de acción relacionados con la Alianza y amplíen los resultados de sus políticas de gobierno abierto. Por ejemplo, la OCDE brinda orientación técnica al Ministerio de Finanzas de Túnez, que trabaja con representantes de la sociedad civil en la preparación conjunta de un presupuesto de la ciudadanía. Esto, junto con la publicación por primera vez de la propuesta presupuestaria del Poder Ejecutivo, permitirá que Túnez se incorpore a la OGP en 2014.
  • El PNUD apoya el cumplimiento de los compromisos de la OGP en numerosos países, incluyendo Montenegro y El Salvador, y en países como Ucrania también ha cumplido una función clave de ayuda a la ampliación del proceso de consulta acerca del primer plan nacional de acción relacionado con la OGP. 

Francis Maude, Ministro de la Oficina del Gabinete del Reino Unido, dijo: “Me complace anunciar esas cuatro asociaciones con instituciones multilaterales de primera línea. La transparencia es una idea cuya hora ha sonado. Cuando representantes de todo el mundo se reúnen en Londres en la Cumbre de la OGP, es alentador saber que esas instituciones consagrarán su peso y su influencia a la promoción de la buena gobernanza y la apertura.

“Esas organizaciones poseen la idoneidad, el alcance y la experiencia apropiadas para respaldar a sus países miembros a fin de que cumplan sus compromisos relacionados con la OGP y para apoyar a otros países en el proceso de incorporación a la Alianza. Yo agradezco las contribuciones que cada una de ellas está haciendo”.

Luis Alberto Moreno, Presidente del BID comentó: “La Alianza para el Gobierno Abierto es una iniciativa clave impulsada por muchos países de América Latina y el Caribe. Quince países de la región se han adherido voluntariamente a la OGP. Esta es una alianza concentrada en el mejoramiento de los servicios del gobierno para los ciudadanos, la apertura de los gobiernos al escrutinio público y la participación más activa de los ciudadanos en la configuración de las políticas públicas y la prestación de los servicios públicos. Se trata de aplicar las nuevas tecnologías a la forma en que los gobiernos trabajan e interactúan con los ciudadanos y de mejorar la vida de las personas. El BID comparte y avala este criterio de la OGP para mejorar la buena gobernanza”.

"En 2012, el PNUD gastó US$1.100 millones en gobernanza democrática en 130 países”, dijo Helen Clark, Administradora del PNUD. “El gobierno abierto es un componente esencial de nuestro trabajo en el campo de la gobernanza inclusiva. Apoyamos el concepto de que los ciudadanos tengan voz en las decisiones que afectan sus vidas y ayudamos a que los gobiernos refuercen la transparencia y la rendición de cuentas”.

Sanjay Pradhan, Vicepresidente de Cambio, Conocimientos y Aprendizaje del Banco Mundial, observó: "En un contexto global en el que los ciudadanos plantean una demanda creciente de más apertura de sus gobiernos, la OGP ha aparecido como una plataforma innovadora para abordar problemas clave de la gobernanza”. Agregó que “los principios de transparencia, responsabilidad, participación y colaboración que sustenta la OGP son elementos esenciales para que el Grupo del Banco Mundial cumpla su misión de poner término a la pobreza y fomente la prosperidad compartida”.

Carlos Conde, Jefe del Programa de Gobernanza MENA-OCDE, dijo: “Los gobiernos sólo pueden recuperar la confianza de sus ciudadanos si hacen de las preocupaciones de éstos una parte medular de la elaboración de las políticas. Esto exigirá una acción pública innovadora y participativa. La OCDE se haya comprometida con la Alianza para el Gobierno Abierto y con las reformas que materialicen los beneficios potenciales para nuestras sociedades”.

¡Hola, Bienvenido al BID!

Te invitamos a unirte a nuestra lista de correo.