Política de Saneamiento ambiental

Objetivos

El objetivo de esta política es asegurar que la asistencia financiera y cooperación técnica que presta el Banco en el sector de saneamiento básico ambiental ayude eficazmente a los países miembros en sus esfuerzos para mejorar la salud y bienestar de sus habitantes. El Banco continuará apoyando tanto la ejecución de nuevos sistemas, como la ampliación, rehabilitación y mejoramiento de los actuales.

De acuerdo con este objetivo y tomando en cuenta la experiencia acumulada, el Banco provee colaboración a los países para ayudarles en sus esfuerzos para:

  • Llevar a cabo la planificación y programación de sus inversiones en saneamiento básico ambiental, en concordancia con sus prioridades y sus inversiones en otros sectores interrelacionados y de acuerdo con criterios socioeconómicos, técnicos y financieros;

  • Fortalecer la capacidad técnica, financiera, administrativa y operativa de las instituciones del sector de saneamiento básico ambiental;

  • Fomentar las actividades de educación sanitaria y de promoción comunitaria, como elementos básicos para el éxito de los programas de agua potable y alcantarillado, especialmente en las áreas rurales y las áreas urbanas marginales

  • Fortalecer sistemas permanentes que mejoren la identificación, selección, preparación y evaluación de proyectos, de acuerdo a normas generalmente aceptadas.

Campos de Actividad

El Banco podrá dar financiamiento y/o cooperación técnica para proyectos de saneamiento básico ambiental, en:

1. Abastecimiento de agua potable, rural y urbano, que incluya producción, tratamiento, trasmisión, distribución, y macro y micromedición.

2. Recolección, tratamiento y disposición de desagües sanitarios en las áreas urbanas y rurales. Se incluye la posibilidad de reuso de las aguas tratadas para fines de riego y recarga de acuíferos, así como la producción de energía por biodigestión.

3. Recolección y disposición de desagües pluviales urbanos.

4. Drenaje del área del proyecto cuando sea técnicamente recomendable para asegurar tanto la instalación como el adecuado funcionamiento de los sistemas de agua potable y alcantarillado.

5. Recolección, tratamiento y disposición de residuos sólidos urbanos; incluidas la posibilidad de generar subproductos para la agricultura y de recuperar materiales para la industria.

6. Descontaminación y prevención de la contaminación del suelo, de cuencas hidrográficas, de los cursos de agua y del aire.

La cooperación técnica se orientará hacia el fortalecimiento de las instituciones del sector Saneamiento Básico Ambiental y pondrá énfasis en: las actividades de operación y mantenimiento, promoción comunal, adiestramiento, administración y gerencia; la realización de planes y estudios sectoriales y, la preparación de proyectos; evaluación de métodos para mejorar la preparación e implementación de nuevos proyectos; apoyar el esfuerzo de los países para adecuar su legislación y mejorar su desempeño operativo; la cooperación horizontal; el estudio de pérdidas y desperdicios con miras a la racionalización del uso del agua; la aplicación de tecnologías acordes con el grado de desarrollo; y proyectos de investigación

Criterios de Evaluación

El criterio básico fundamental es la necesidad de contar con los beneficios derivados del saneamiento básico ambiental. La asistencia del Banco se ajustará a los lineamientos específicos siguientes:

En programas de expansión el Banco dará prioridad a aquellos proyectos que contemplen la rehabilitación y mejoramiento de los sistemas existentes a fin de racionalizar el uso de los servicios, asegurándose que las obras y equipos reciban un mantenimiento en concordancia con las normas establecidas en la política sobre Mantenimiento y Conservación de Obras Físicas y Equipos, (OP-707).

Para financiar la construcción de proyectos se requiere que exista una organización adecuada, con personal apto que asegure la operación y mantenimiento eficientes de los sistemas. Asimismo, el Banco estimulará el fortalecimiento de entidades nacionales capacitadas para prestar asesoramiento a otras instituciones del sector público en la identificación, formulación y ejecución de sus proyectos.

La participación de la comunidad y de diversos grupos de beneficiarios puede ser un factor crítico para el éxito de los proyectos del sector. Por consiguiente, en el diseño y dimensionamiento de los mismos, se determinará tanto el interés por el servicio como el grado de participación de los beneficiarios en las diferentes fases del proyecto, tales como: construcción, administración, operación y mantenimiento, contando para ello con la cooperación técnica del Banco.

Los niveles de servicio y cobertura deberán definirse en cada proyecto con base en la información socioeconómica de la comunidad a atender, así como en su capacidad financiera y administrativa. Se alentará el empleo de las tecnologías más apropiadas para aprovechar las capacidades nacionales, procurando el diseño de sistemas de fácil operación y mantenimiento.

Los proyectos de agua potable y alcantarillado deberán responder a criterios de selección adecuados en los cuales se tomen en cuenta, entre otros, los siguientes factores:

a) su relación con los planes nacionales de desarrollo;

b) mayores concentraciones de habitantes sin servicio;

c) disponibilidad de fuentes de agua en cantidad y calidad adecuadas;

d) problemas sanitarios que requieran urgente atención; y

e) motivación de la comunidad hacia el uso racional de los servicios.

Debe asegurarse que, en forma paralela a la provisión de agua potable, exista o (cont). se incluya alguna solución para la disposición de los desechos humanos mediante el empleo de tecnologías ajustadas a las condiciones de las situaciones específicas.

El sistema tarifario de los servicios se regirá por lo establecido en la política sobre Tarifas de Servicios Públicos (OP-708).

Los sistemas de agua y alcantarillado con servicio a domicilio que se financien, deberán incluir un plan adecuado de incorporación de usuarios. Deberá asegurarse la disponibilidad de recursos para cubrir el costo de:

a) conexiones domiciliarias, como parte de las obras del proyecto;

b) conexiones domiciliarias futuras; y,

c) conexiones intradomiciliarias mínimas (lavatorio, inodoro y ducha), las cuales podrán ser financiadas por el Banco cuando esto sea pertinente.

En los proyectos de agua potable la fuente de abastecimiento debe ser confiable y su caudal de extracción determinado con base en registros y mediciones apropiados. A este respecto se prestará especial atención a la protección de las hoyas hidrográficas, en forma congruente con la política sobre Desarrollo Forestal (OP-723). En el caso de suministro subterráneo, los pozos deberán contar con estudios hidrogeológicos y caudal comprobado. Cuando se trate de aguas superficiales el tratamiento deberá estar de acuerdo con las características físicoquímicas del agua cruda. La calidad físicoquímica y bacteriológica del agua entregada al usuario debe responder a normas generalmente aceptadas. Se requerirán estudios orientados hacia la reducción del nivel de agua no contabilizada, dándose preferencia al financiamiento de las obras y acciones resultantes de dichos estudios, como una forma racional y económica de extender el servicio a sectores con déficit y postergar cuando sea recomendable ampliaciones de capacidad.

En los proyectos de alcantarillado sanitario urbano se pondrá especial atención en los problemas de contaminación y posible reuso de los desagües, dentro del concepto general de uso más racional del recurso agua. Los desagües deben someterse al tratamiento adecuado para mantener las características mínimas de calidad bacteriológica del cuerpo de agua receptor; tales características estarán en función del uso de dicho cuerpo y de la legislación nacional sobre la materia. Dado el alto costo de los sistemas públicos de alcantarillado con arrastre hidráulico, en las ciudades pequeñas y los barrios periféricos se fijará un nivel de servicio basado en la utilización de tecnologías de bajo costo y disposición "in situ", como una primera etapa de desarrollo del sistema. En las áreas rurales se alentará la disposición "in situ".

Los proyectos de residuos sólidos serán considerados por el Banco cuando respondan a necesidades urgentes de tipo ambiental relacionadas con la salud, existentes o previsibles. Especial atención se dará al empleo de métodos de tratamiento que generen subproductos que contribuyan a los beneficios económicos del proyecto

El apoyo del Banco a los proyectos de control de la contaminación del aire se ajustará a las normas de la política sobre Medio Ambiente (OP-703)..

En los proyectos de desarrollo integrado, urbano o rural, los componentes de saneamiento básico ambiental deberán guardar compatibilidad con lo dispuesto en la presente política. El Banco procurará asegurarse de que los beneficios del saneamiento básico ambiental se extiendan adecuadamente a los grupos de bajos ingresos.

En los proyectos en que sea necesario adquirir derechos sobre terrenos, fuentes de agua, servidumbres, etc., se requerirá que se establezcan claramente los procedimientos para el efecto, a fin de asegurar que dichos derechos se adquieran antes de que se efectúe la convocatoria a licitación para las obras que se llevarán a cabo en dichos terrenos o antes de que se inicien las obras previstas, si las mismas se efectuaren por administración directa.

-----------------------------------------------------------------------------


Documento de Referencia Vigente:GP-111-12. septiembre 1984.

* El objetivo que persiguen las políticas operativas del Banco Interamericano de Desarrollo es establecer el marco operacional para que el personal preste asistencia a los países miembros prestatarios del Banco. Durante los más de 40 años de vida que lleva el Banco, estas políticas operativas han sido formuladas según diversos criterios, desde la elaboración de procedimientos detallados hasta la adopción de amplias declaraciones de principios y propósitos. Muchas de las políticas no han sido actualizadas desde su adopción original, y varias reflejan enfoques y planteamientos del pasado, que han sido sustituidos en ejercicios posteriores de aumento de recursos del Banco; siendo los más recientes los mandatos contenidos en el Octavo Aumento General de Recursos de 1994.

De conformidad con la política del Banco sobre disponibilidad de información, el BID pone todas sus políticas operativas a disposición del público por intermedio del Centro de Información Pública. Cabe advertir a los usuarios que las políticas operativas del Banco se encuentran en proceso continuo de revisión, proceso que incluye la elaboración de documentos sobre los mejores métodos en uso, en los que se resume la experiencia del Banco y otras instituciones similares, así como documentos sobre estrategias sectoriales.

¡Hola, Bienvenido al BID!

Te invitamos a unirte a nuestra lista de correo.