Saltar Navegación Global
Acerca del BID
BID Portada > Acerca del BID > Acerca del BID > Políticas > Políticas Operativas Sectoriales
Comment Tool Comenta
Comment Tool Comenta

Su comentario acerca de la página:






Share Tool Compartir
close Share Tool Compartir

Política de nutrición

Objetivos

El objetivo principal es reducir la incidencia de la desnutrición, especialmente en los grupos de bajos ingresos. Con este fin se considera importante ayudar a los países a desarrollar su capacidad para determinar los tipos, las causas y la incidencia de la desnutrición, formular programas para corregir estas deficiencias y vigilar y evaluar el impacto y los efectos más perdurables de esas medidas.

El Banco estima que en la formulación de las políticas alimenticias y en los programas de desarrollo agrícola rural se debe tener en cuenta el estado nutricional de la población. Se recomienda que los países formulen políticas de nutrición basadas en la evaluación cuantitativa de las necesidades en términos de tipos y niveles de producción alimenticia, que definan metas específicas en cuanto a los niveles nacionales deseados de producción y de importación de alimentos, que adopten medidas para estimular la producción y distribución de alimentos a costos razonables y ajustados a normas generalmente aceptables de calidad y seguridad y que presten particular atención a los segmentos de población más adversamente afectados por la desnutrición (mujeres durante el pre- y post-parto y menores de 5 años). En dicha política acaso sea menester incluir programas de acción en favor de aquellos grupos de la sociedad que carecen de medios para adquirir los componentes esenciales de una dieta mínima, incluso a precios razonables.

Dentro del marco de estos conceptos generales, los objetivos específicos son los siguientes:

  • Ayudar a los países y cuando corresponda en el contexto de proyectos, a identificar los problemas de nutrición y sus causas y a adoptar las medidas apropiadas que sean indispensables para resolverlos, incluida la movilización de recursos para identificar, preparar y ejecutar proyectos y programas para reducir la desnutrición.
  • Alentar a que se incorporen consideraciones nutricionales en los tipos de proyectos en los cuales serían particularmente apropiadas como elemento complementario o conexo del proyecto o programa respectivos, esto es, en los sectores de agricultura, atención de la salud, educación, desarrollo integrado, pesquería e industrias vinculadas con la alimentación, etc.
  • Fomentar el desarrollo, adaptación, transferencia y utilización de tecnología apropiada para mejorar los alimentos y mitigar los problemas de la desnutrición.
  • Fortalecer y apoyar las instituciones nacionales e internacionales que realizan actividades en el sector de la nutrición e incentivar la cooperación regional, especialmente en los aspectos de la fabricación y comercialización de suplementos alimenticios de bajo precio.
  • Dar apoyo a proyectos destinados a determinar la factibilidad socioeconómica de las técnicas de producción y comercialización de alimentos elaborados no tradicionales que utilizan en grado suficiente las materias primas de producción nacional.

Si bien se reconoce al tratar este tema que el bajo ingreso es un factor importante que contribuye a la desnutrición entre los grupos desventajados de la población, el problema general de mejoramiento del ingreso y del empleo no ha sido incluido en esta política.

Campos de Actividad

El Banco favorece el financiamiento de proyectos para mejorar en forma directa los niveles nutricionales de los grupos desventajados de la población. Dentro de esta orientación central, se consideran elegibles los siguientes ejemplos:

1. Proyectos de investigación tecnológica o socioeconómica y de capacitación en nuevos métodos de producción, conservación y distribución de productos alimenticios, en especial de artículos de bajo precio y producción masiva.

2. Proyectos para la producción, conservación y distribución de alimentos básicos y elaborados de bajo costo, compuestos, dentro de lo posible, de materias primas nacionales, que se puedan utilizar en programas públicos o volcar a la comercialización mercantil. Este incluye la fortificación de los alimentos básicos de consumo general, el desarrollo de nuevos productos alimenticios de alto valor nutricional y la reducción de las pérdidas que afectan a los productos alimenticios en todas las etapas de comercialización y distribución.

3. Proyectos que apoyan la formulación y ejecución de programas públicos destinados a:

a) distribuir alimentos a grupos de población desventajados (desayunos escolares, alimentación especial de las mujeres durante el pre- y post-parto, alimentos para ancianos, etc.);

b) modificar los hábitos dietéticos e introducir nuevos alimentos en la dieta familiar mediante la utilización de los medios de comunicación social;

c) impartir educación nutricional por conducto de los servicios de extensión rural, las escuelas, los planes de educación de adultos y los sistemas de comunicación social;

d) capacitar personal técnico y de otros tipos para ejecutar los programas de nutrición; y

e) establecer obras y servicios para el almacenamiento y la conservación apropiados de alimentos esenciales y la divulgación de conocimientos en materia de tecnologías de conservación alimenticias.

4. Proyectos para fortalecer las instituciones dedicadas a la investigación de nutrición, a la definición de políticas y la ejecución de programas en nutrición y de las que se ocupan del desarrollo y adaptación de las tecnologías alimenticias. Como medio para determinar los efectos positivos o negativos en la nutrición humana de los proyectos de agricultura, pesquería, comercialización, educación, atención de salud e industria, es importante coadyuvar a establecer y perfeccionar sistemas de información y crear una capacidad para realizar estudios básicos con destino a la formulación de la política en nutrición y la investigación aplicada. .

Al considerar las operaciones que se han de realizar en distintos sectores de actividad, cuando sea particularmente apropiado, el Banco podrá cooperar con los países para introducir componentes de nutrición, especialmente en los proyectos de desarrollo urbano y rural integrado, agricultura, agroindustria, pesquería, salud pública y educación. Cuando exista una razón aparente de inquietud, el Banco podrá recomendar a los países que den consideración especial a las posibles consecuencias nutricionales adversas que se podrían derivar de proyectos y programas en diversos sectores y procuren adoptar medidas encaminadas a corregirlas.

A fin de dar apoyo a los esfuerzos nacionales encaminados a definir las políticas de nutrición, los programas de inversión, los planes y los proyectos, el Banco, a solicitud de los países, podrá autorizar el uso de recursos adecuados de cooperación técnica. En la utilización de estos recursos se dará preferencia a las actividades que contribuyan a la concientización y a difundir el entendimiento de los problemas nutricionales, la institucionalización de los programas de acción, la formulación de proyectos de preinversión y de inversión, la capacitación de personal y la ejecución de investigaciones cuyos resultados sean vitales para la programación en la esfera de la nutrición y la alimentación.

Criterios de Evaluación

  • Además de los criterios generales, en la evaluación de proyectos de nutrición se aplicarán los siguientes criterios específicos:
  • La reducción y prevención de la desnutrición en los sectores de bajos ingresos vulnerables, en especial las mujeres durante el pre- y post-parto y los niños menores de 5 años.
  • El impacto del proyecto en la corrección de las deficiencias nutricionales.
  • La utilización intensiva de materias primas locales y de tecnología apropiada para optimizar la utilización de esas materias primas.
  • Asimismo, los proyectos debieran incluir sistemas de evaluación de resultados, a fin de facilitar el mejoramiento oportuno de las prácticas de administración y ejecución.

-----------------------------------------------------------------------------

Documentos de Referencia Vigentes:
GP-93-3, septiembre 1980,
GP-93-A, febrero 1980.

* El objetivo que persiguen las políticas operativas del Banco Interamericano de Desarrollo es establecer el marco operacional para que el personal preste asistencia a los países miembros prestatarios del Banco. Durante los más de 40 años de vida que lleva el Banco, estas políticas operativas han sido formuladas según diversos criterios, desde la elaboración de procedimientos detallados hasta la adopción de amplias declaraciones de principios y propósitos. Muchas de las políticas no han sido actualizadas desde su adopción original, y varias reflejan enfoques y planteamientos del pasado, que han sido sustituidos en ejercicios posteriores de aumento de recursos del Banco; siendo los más recientes los mandatos contenidos en el Octavo Aumento General de Recursos de 1994.

De conformidad con la política del Banco sobre disponibilidad de información, el BID pone todas sus políticas operativas a disposición del público por intermedio del Centro de Información Pública. Cabe advertir a los usuarios que las políticas operativas del Banco se encuentran en proceso continuo de revisión, proceso que incluye la elaboración de documentos sobre los mejores métodos en uso, en los que se resume la experiencia del Banco y otras instituciones similares, así como documentos sobre estrategias sectoriales.

© 2014 Banco Interamericano de Desarrollo - Derechos reservados.