Tipo de tierra

El objetivo de esta categoría es evaluar el impacto que tiene el cambio directo en el uso del suelo sobre las emisiones de gases de efecto invernadero. También pretende valorar las emisiones generadas por el cambio indirecto en el uso del suelo al favorecer la utilización de tierras degradadas o las Áreas de Cultivo Responsable, según las definiciones de Ecofys y de la WWF. Cada proyecto debe realizar un análisis de las emisiones de carbono derivadas del cambio en el uso del suelo con información específica sobre el proyecto. El libro Carbon Inventory Methods, de N.H. Ravindranath y Madelene Ostwald, ofrece una guía para calcular las emisiones generadas por el cambio en el uso del suelo. Para calcular las emisiones directas e indirectas generadas por el cambio en el uso del suelo también se pueden utilizar las normas del IPCC. Esta categoría no abarca la seguridad alimentaria, sino que pretende plasmar las ventajas y las desventajas asociadas con la elección de diferentes tipos de tierra. Por ejemplo, elegir las tierras de cultivo desde la perspectiva del carbono podría arrojar un indicador amarillo, mientras que bajo Seguridad alimentaria podría ser naranja o rojo.

Los tipos de tierra se definen a continuación. Estos deben reportarse con base en el uso al 1º de enero de 2009, según lo expuesto en la Mesa Redonda sobre Combustibles Sostenibles.

Tierras degradadas: tierras en las que más de uno de sus recursos (suelo, agua, vegetación, aire, clima, etc.) han empeorado, lo que da como resultado una disminución temporal o permanente de su capacidad productiva. No existe biomasa viva en la tierra, o hay muy poca.

Tierra de cultivo: incluye las tierras cultivadas (incluyendo las tierras en descanso), los sistemas forestales en los que la vegetación es menor a la que se incluye en la definición de tierra forestal. También incluye las tierras dedicadas a la ganadería extensiva y las pasturas, que si bien no son consideradas tierras de cultivo, pueden tener aprovechamiento agrícola.

Sabana boscosa: incluye los sistemas de vegetación boscosa o de otro tipo que se ubican por debajo del umbral de la definición de tierra forestal. Pastizales tropicales caracterizados por árboles que son tan pequeños, o están tan espaciados, que sus copas no llegan a unirse. Las copas de estos árboles permiten el paso de suficiente luz hasta el suelo como para mantener una capa de hierba ininterrumpida, principalmente pasto.

Tierra forestal: un área mínima de 0,05-1 hectárea cubierta por árboles con copa (o un nivel similar de existencias) de más del 10-30%, con árboles que tienen el potencial de alcanzar una altura mínima de 2-5 metros durante su madurez en el lugar.